Contra la Antilujuria o los Espantapájaros


Evidente que sobre gustos no se discute, mi insospechable lector, aunque todos sabemos que existen algunas mujeres que insisten en vestir ropas ridículas en cualquier ocasión. Por tanto, con el intuito de evitar que ellas comparezcan ataviadas de forma estrambótica o pareciendo espantapájaros, se aconseja que cuando se trata de eventos sociales,es norma especificar el código de vestimenta de los invitados, que en realidad no es más que el tipo de ropa que se adecua a la reunión o celebracióna la que el invitado tendrá que asistir. También es cierto que muchas veces estas informaciones pueden resultar confusas; por tanto, en el sitio “unComo.com” se aclara lo qué es un código de vestimenta formaly qué piezas lo componen.

Así pues, el código de vestimenta formal se aplica para eventos másserios y elegantes, como suele ser por ejemplo un matrimonio, el aniversario de una empresa, el de una pareja, etc., o en cualquier reunión en la que sus organizadores consideren que los invitados deben ir muy bien vestidos. En el caso de las chicas -hasta una treintena de años- está permitido el uso de vestidos por encima de la rodilla, a media pierna o largos, pero siempre en materiales y acabados de muy buena calidad. Los vestidos demasiado cortos -aquellos que dejan a la muestra esos gruesos ríos de venas azules- no son tan propicios para este código de vestimenta, adaptándose mejor a un cóctel o un encuentro semi formal.

En todo caso, un evento con código de vestuario semi formal sugiere una clave de vestimenta cuidada y elegante pero no de etiqueta. Una boda, un bautismo e incluso una fiesta de la oficina, puede ser considerado como una ocasión para lucir un traje semi formal. En este caso, las mujeres pueden usar vestidos hasta la rodilla estilo cóctel o también a media pierna. Además puede optar por vestidos largos siempre y cuando estos no sean demasiado elegantes o formales. Las chicas también pueden elegir un conjunto de falda y camisa o de pantalón y camisa siempre y cuando se traten de prendas en materiales adecuados, por lo que las piezas de algodón sencillo se deben obviar… Por lo que no se recomienda el bikini, topless y otros desprendimientos.

Una vez que he rescatado del olvido estos viejos códigos de guardarropía, paso al siguiente asunto, y juzgo que tal vez el hecho en cuestión se deba a que las discípulas lo estaban contrariando, por lo que la fiscalizadora dirección de un colegio de Estados Unidos determinó que se retocasen las fotos de varias de sus exalumnas, posibilitando así que esos instantáneos pudiesen ser exhibidos dentro del anuario de la institución.

Sin embargo, todo lleva a creer que el punto de la polémica radica en que no se retocó simplemente el color, el brillo o algún que otro aspecto técnico y detalle poco fotogénico de esas singulares chicas, sino que los ávidos censuradores se encargaron de cubrir todo lo que a ellos le parecía “demasiado provocativo”. Empero, se debe aclarar que dentro de lo que educadores definieron como categoría “demasiado provocativo”, no dudaron en ingresar los escotes pronunciados, así como los tatuajes u hombros al desnudo cuando las chicas usaban musculosa.

Según lo ha publicado el sitio “elmundo.es”, la sorpresa de las jóvenes fue mayúscula cuando vieron que, en las fotos de la institución, su apariencia aparecía diferente a como había sido registrada.

De acuerdo a “Fox13”, el “Wasatch High School” llegó a alterar las imágenes sin el consentimiento de las estudiantes y cubrió todo lo que consideró fuera de lugar y contexto con insólitos “añadidos” textiles.

“Había un montón de chicas que vestían camisetas de tirantes gruesos y las fotografías de la mitad de ellas fueron editadas y la otra mitad no”, se quejó Rachel Russell, alumna de segundo año.

Según el periódico “El Mundo”, en su defensa, los educadores del Wasatch alegaron que sus alumnos conocen muy bien el código de vestimenta de la institución, y que incluso se había notificado de antemano que las fotografías podían ser editadas.

Con todo, el superintendente del Condado de Wasatch admitió que el centro educativo se equivocó. Y agregó que quisieron “ayudar a los chicos a prepararse para su futuro conociendo como vestir adecuadamente”… Lo que parece lógico.

Por supuesto que una vez libre de los peligros que asolan las regiones turístico-occipitales de mi conciencia, así como en las visiones antagónicas de Rudyard Kipling sobre la combustión espontánea del ser humano, hoy advierto al menos disfrazado lector sobre la ira de Shiva por tan védica y fulminante coherencia contra los onirismos occidentales que vienen del norte… ¡Nada más!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: