En la Época de la Jules Rimet era Mejor


Apenas ha sido consumada la primera fecha del Torneo Mundial de Balompié, en Brasil, o el Campeonato FIFA de futbol, otrora llamado simplemente de Copa Jules Rimet, y ya nos ha quedado más que claro que el relativismo pasó a tener una gran preponderancia tan sólo con base en el primer resultado obtenido por algunas de las selecciones que allí fueron a competir.

Es indiscutible que este ejercicio masculino disputado con pantalón corto recién iniciaba su difusión mundial por parte de los ingleses, cuando Albert Einstein comenzó a elucubrar cómo describir los fenómenos gravitatorios con ayuda de una nueva mecánicaque no tenía nada que ver con eso de 22 correr atrás de una pelota, pero igual es verdad que Alberthizo todo lo posible para utilizar los métodos de aproximación en la elaboración de las predicciones iniciales de la teoría.

De cualquier modo, mi amigo, el comentarista deportivo Juan Sinplorio, se ha tomado el trabajo de explicarme con todos los detalles, en qué consiste esa tan hablada Relatividad de los resultados obtenidos en la primera fecha del certamen. Por ejemplo, todo indica que los integrantes de algunos seleccionados comparecieron tan solamente para disfrutar de unas vacaciones a todo lujo, mientras que otros esforzados atletas hijos del ostracismo sólo han sudado la gota gorda durante algunos minutos del juego y, lo que parece más importante, lograr pasar desapercibidos durante el resto del tiempo que estuvieron en la cancha.

Sin embargo, todo indica que esos mismos jugadores no se importaron con los millones de compatriotas que, desde sus casas, a miles y miles de kilómetros de allí, con la oreja pegada al receptor radiofónico o de ojos clavados en los televisores de tela plana recién adquiridos y aun no pagos, esperaban ansiosos por el momento de poder gritar vivas a la patria y saludos no cordiales a la madre de algún juez; como tampoco ellos se importaron con los miles y miles de almas que necesitaron empeñar hasta la camiseta para poder viajar al Brasil y verlos actuar. De igual modo no se atañeron al prematuro desempleo que generará una desclasificación -que ya se antevé- en los abnegados empleados de los medios periodísticos de su país. Y ni que hablar de la desconsideración que tuvieron con las autoridades Políticas del país anfitrión, que necesitaron gastar miles y miles de millones de dólares pertenecientes a sus queridos aldeanos, para construir por la mitad esas obras faraónicas que hicieron.

En fin, Juan Sinplorio me dijo, sin necesidad de emplear medias palabras, que la relatividad general de algunos equipos en esta primera fecha, se mantuvo durante los noventa minutos del partido, como si los jugadores fuesen una especie de curiosidad pueblerina perdida entre multitudinarias teorías físicas, momento exacto en que los no neutrales ya empiezan a pretender comprender mejor el concepto de agujero negro y ya han sentado las bases para la descripción de las etapas finales del colapso gravitacional que se pronostica, quizás queriendo identificar en el propio juego la manifestación de objetos astrofísicos como los cuásares, ya que se sabe que los “cuásares” tienen una magnitud aparente y se encuentran muy distantes de la tierra, a pesar de que las estrellas sean los objetos más luminosos en el universo conocido.

Pues bien, hoy comienzan a jugarse los partidos de la segunda fecha del torneo. Entonces, como de igual modo se ha descubierto que los cuásares varían de luminosidad en escalas de tiempo diversos, y de que algunos varían su brillo cada algunos meses, semanas, días u horas, esa es una evidencia que nos permite teorizar que los cuásares generan y emiten su energía desde una región muy pequeña, como puede ser una cancha de futbol, puesto que cada parte del cuásar debería estar en contacto más próximo con las otras estrellas del equipo en tal escala de tiempo capaz de poder coordinar las variaciones de luminosidad entre ellos, y quizás así logren ganar los próximos partidos.

¡Ah! ¿Usted quiere saber qué pasa si no ganan?… En este caso, para los que están lejos de casa, las vacaciones serán más cortas y tendrán que anticipar la remarcación de lugares, mientras que aquellos que permanecieron en sus hogares hinchando como buey corneta, pienso que se les envenenará la vida y aun así tendrán que pagar las cuotas de la tela plana recién comprada y no gozada…

No hay caso, hay que darle razón a Juan Sinplorio, pues todo indica que en la época de la Jules Rimet, los jugadores eran mejores… ¡Hay quien discorde!

(*) Si le parece, dese una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: