¿Por qué Nuestra Cultura Política es Dañina?


Evidente que todas las personas tenemos formas de pensar que nos identifican y nos permite diferenciarnos de los demás. Empero, cuando una manera de pensar personal es compartida, ya deja de ser un atributo personal y se vuelve cultura. Por ejemplo, y mismo que algunos confundan el Reino de Bután con el reino del botón, en algunos países de nuestro continente hay una forma de pensar compartida que define toda una actitud hacia la política. Sin duda es una manera de pensar que ha venido ganado influencia en las últimas décadas, pero que en realidad nos hace daño como sociedad.

Aunque en lo que he mencionado no hay una exclusividad de proceder, mi perspicaz lector, esta cultura política se detecta con especial frecuencia entre las personas que se identifican con la izquierda. En todo caso, muchas de ellas no son muy conscientes de haberla incorporado y hasta reaccionan con rechazo cuando uno las enfrenta a una descripción del modo en que piensan.

Sin embargo, ellos no se dan cuenta que la inercia o el contexto las empuja a razonar una y otra vez de la misma manera. Por eso es bueno intentar describir esta cultura que nos hace peores, principalmente para dejar a la vista sus debilidades y mostrar cómo nos influye.

¿Por acaso ya se cuestionó cuáles son los rasgos típicos de esta cultura dañina? Pues le diré que el inventario puede ser muy largo. En todo caso, y abreviando, entre los componentes principales están los siguientes:

En primer lugar, esta cultura funciona según la lógica “amigo-enemigo”. La sociedad está dividida entre aquellos que son “intelectualmente lúcidos y moralmente sanos”, y aquellos que son “intelectualmente despreciables y moralmente corruptos”. Dicho en con otras palabras, la sociedad tiene una parte sana y una enferma. Nada que venga de la parte enferma merece consideración y todo lo que venga de la parte sana debe ser apoyado… La cosa es entre “ellos” y “nosotros”.

Dado lo anterior, un segundo rasgo es la constante descalificación de quien piensa distinto. Por tanto, si Fulano dijo algo, lo que menos importa es lo que dijo. Lo crucial es que Fulano es de derecha, conservador, neoliberal o lo que se prefiera. Y una vez que lo hemos ubicado en el bando de los malos, quedamos relevados de la tarea de escucharlo. Cualquier cosa que diga tiene que estar mal, por la sola razón de que sale de su boca. No sólo ocurre que los dirigentes identificados con esta cultura descalifican todo el tiempo a sus interlocutores. Además, quienes los siguen viven reclamando motivos para descalificar. Y una vez que se les ha dado uno, respiran con alivio porque ya nadie podrá incomodarlos.

Por otro lado, una tercera característica es la permanente apelación a “una causa única” que explica los problemas. Dado pues que la vida social se limita a un choque de los buenos contra los malos, las dificultades que encontramos no pueden tener causas complejas ni mucho menos pueden atribuirse a errores cometidos por los buenos. Todo lo que anda mal se explica en función de una causa externa que hay que combatir.

Según las épocas y los acontecimientos que nos rodean, puede tratarse de la explotación capitalista, el imperialismo, el neoliberalismo o la globalización… Pero siempre hay una causa y justamente está afuera.

Una cuarta característica es el desprecio a las instituciones. Dado que todo se reduce a una lucha entre “ellos” y “nosotros”, no existen reglas de juego separables de los conflictos ni una forma de convivencia que sea de todos. Lo único que hay son intereses y correlaciones de fuerza. Todo lo demás queda reducido a esa lógica. Por ejemplo, si se propone reformar la Constitución, la pregunta importante no es si esa reforma mejorará nuestra vida institucional, sino a qué intereses favorece.

Por tanto, todo intuitivo lector sabe que sobre estas y otras ideas que nos aquejan, conviene que reflexionemos como sociedad… ¿O me equivoqué?

(*) Si desea seguir la misma línea y enfoque de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: