Sonría Cuando el Ex vaya a su Casamiento


En la jerga popular se acostumbra señalar que “en día de fiesta no hay nada que logre estropear el espectáculo”. Incluso, si hasta en la lista de convidados de un casamiento constase el nombre de los ex novios de la mujer, ya que en medio del jolgorio, el flamante marido no se importará con ello… Por lo menos eso es lo que suele afirmar el vulgo.

Y ya que se me dio por mencionar “nupcias”, no podemos desconsiderar que el día del casamiento es un evento proyectado para celebrar el amor entre dos personas… A lo sumo así lo piensan las dos palomitas casamenteras. Empero, según avisan los expertos científicos en asuntos matrimoniales, ese gran día envuelve bien más que dos individuos que se asocian y pretenden entretener su futuro con actividades sexuales diuturnas… En los primeros tiempo, claro.

Circunstancialmente, hay otra ocurrencia encubierta que no está muy clara en lo que se refiera a la confección de la lista de invitados. Tal vez no sea su caso, pero si usted está entre aquellos que nunca se preguntó con cuantos de los convidados que asistieron a su casamiento ya se acostó un día, el caso es que los científicos sí que se interesaron en saberlo, y por tanto llegaron a una conclusión tajante.

El desenlace de la curiosidad de estos viene de un estudio que fue orientado para desvendar secretos y tendencias de la congregación contemporánea, donde se descubrió que el 60% de los entrevistados recién casados ya habían dormido con dos o más de los convidados presentes en su fiesta de boda.

Puede que la cifra sorprenda, no en tanto, parece que más de una cuarta parte de ellos (el 32%) prefieren que sus parejas no sepan nada, y comentan el sigiloso asunto apenas con los amigos. Además, preocupados con los posibles delatores y alcahuetes, el 12% de los entrevistados llegaron al punto de pedirle a los convidados que sabían de lo ocurrido, para estos mantener total secreto sobre el asunto.

Inclusive, el estudio también descubrió que sexo parece ser la última cosa que pasa por la cabeza de los recién casados durante el gran día -o noche- de nupcias. Es que una cuarta parte de todos ellos admitieron que no practicaron sexo durante la noche de bodas, aunque vale destacar que más de la mitad (el 54%), dijeron que eso se debía a que estaban muy cansados, y uno en cada cinco admitieron que no lo hicieron porque estaban “demasiado alcoholizados” para pensar en el asunto.

Por otro lado, el estudio también muestra que además de la presencia de ex novios y ex novias en el evento, la presencia de la propia familia de los novios es la que prevalece en esas fiestas, constituyendo el mayor número de personas. Para tener una idea, sólo los más allegados de la pareja componen el 50 por ciento de los presentes, según consta en el levantamiento realizado por el sitio “paper-shaker.com”.

Así pues, y de puro chusma, le cuento que encajándose perfectamente en el estereotipo descubierto por la reciente pesquisa, el príncipe William y Kate Middleton convidaron un total de seis ex parejas para el casamiento real.

Por ejemplo, Kate convidó a su ex novio Rupert Finch, con quien echó flores en St. Andrews antes de comenzar a salir con William, y a su amigo de Marlborough, Willem Marx, sobre quien caen rumores de que ella habría tenido un relacionamiento más próximo. Por su vez, el príncipe William convidó todas sus ex novias.

En todo caso, mi mosqueado amigo leyente, al mismo tiempo que puede ser desagradable enterarse de que hay un posible ex de su mujer –o lo contrario– presente en su fiesta de casamiento, ese momento también puede ser útil para que finalmente el ex –si es que realmente tenía alguna buena intención– perciba que en el nuevo hogar no hay lugar para más nadie. Aún más en un momento como este, donde las parejas generalmente están en el ápice de la complicidad y unión… Aunque no se pueda descartar del todo que dentro de unos meses o años, quizás sí.

Preveo que es suficiente con que lo piense uno, y éste declare en silencio: “no me interesa nada, sólo finjo”. Y todo, porque ese uno ya es bastante mayor para saber que no hay otra manera, aunque lo parezca, de no fingir ante los otros, aunque en el fondo estemos fingiendo ante nosotros mismos… ¡Infructífero asunto!

(*) Si desea seguir la misma línea y enfoque de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: