La Simetría de la Estupidez


Es probable que un sinnúmero no lo recuerde, y por eso me tomo la molestia de volver la vista atrás para avisarle que la simetría es un rasgo característico de formas geométricas, sistemas, ecuaciones y otros objetos materiales, o entidades abstractas, relacionada con su invariancia bajo ciertas transformaciones, acciones, movimientos o intercambios.

Así pues, en condiciones formales, un objeto es “simétrico” en lo que concierne a una operación matemática dada si el resultado de aplicar esa operación o transformación al objeto, el resultado es un objeto indistinguible en su aspecto del objeto original. Dos objetos son simétricos uno al otro en lo que concierne a un grupo dado de operaciones si uno es obtenido de otro por algunas operaciones y viceversa. A su vez, se afirma que en la geometría 2D las clases principales de simetría de interés, son las que conciernen a las isometrías de un espacio euclídeo: “traslaciones, rotaciones, reflexiones y reflexiones que se deslizan”. Empero, además de simetrías geométricas, existen las simetrías abstractas relacionadas con operaciones abstractas como la permutación de partes de un objeto; así como también se encuentra la simetría en organismos vivos.

Quien ya quemó pestañas en su época de estudiante, sabe que existen muchas denominaciones y aplicaciones, pero estoy requeté seguro que el más aplicado lector nunca escuchó hablar de la “simetría de la estupidez”… ¿Y no es que existe?

Debido a lo extenso de su hallado, sólo me resumiré dos casos. Por ejemplo, en la ciudad de Boca Ratón, a 80 km de Miami, Florida, el ladrón de autos Antwan Mayes, de 27 años, acabó siendo preso después que un policía percibió que el jovenzuelo guardaba el producto de la ratería dentro de su calzoncillo, justamente por haber dejado el zíper de su pantalón abierto.

De acuerdo con lo publicado por el periódico “Sun Sentinel”, un celoso oficial de policía percibió el comportamiento sospechoso del joven, que estaba en el estacionamiento de una academia de gimnasia. Cuando el agente del orden se aproximó de Antwan, no pudo dejar de notar diversas tarjetas de crédito y un documento de habilitación para dirigir, que asomaban por el agujero del zíper abierto… No en tanto, el pajarito no dio su cara porque parece que estaba durmiendo.

El caso es que los objetos estaban presos por el elástico del calzoncillo de Antwan, y demás está decir que no pertenecían a él. Poco después de su abordaje, el agente fue hasta el automóvil del sospechoso, que estaba estacionado cerca, y acabó encontrando diversos celulares, joyas, monedas de otros países y… ¡mariguana!

Por tanto, Mayes acabó siendo preso por robo y pose de drogas, y posteriormente llevado a la prisión del condado de Palm Beach bajo fianza de 40 mil dólares.

Si de por sí resulta ser inusitada la actuación de este malhechor, que decir de la “estúpida actuación simétrica” de Andrew Steven Jung, de 24 años, que acabó siendo preso en St. Charles, en el estado de Missouri, luego después de  invadir una iglesia para robar el helado que estaba almacenado en el local, ya que el joven afirma tener un vicio incontrolable por ese tipo de sobremesa.

El caso es que Andrew estaba demasiado ido en copas, de acuerdo con el informe policial, cuando decidió invadir la cocina de la “St. Peter’s Catholic Church”, donde consumió buena parte del alimento que estaba guardado en aquel local. Sin embargo, conforme lo notificó el periódico “River Front Times”, después de la comilona, el muchacho dejó el local sin llevarse nada.

Luego a seguir, los policías encontraron Andrew a cerca de tres cuadras de la iglesia.  Se cuenta que ellos no tuvieron dificultad en asociarlo con el crimen de la iglesia, ya que Andrew todavía estaba cubierto de helado. Su explicación para los oficiales de la ley, fue que era “viciado” en ese tipo de dulce.

Por su vez, en la cocina también fue encontrado un sombrero del sospechoso, que Andrew afirmó haber pedido. Así que, acabó preso y acusado de robo, hurto y por daños a la propiedad ajena… Aunque no se aclaró si en esa iglesia servían helado junto con la hostia.

Visto de esta manera, y si no fuese esas inacreditable clarividencia interior, creo que no habría como mantener el alienante optimismo surreal, a no ser, claro, germinado universos con negror pesimista, como lo hacía Breton, para quien todo critico que se niegue a admitir la posibilidad de un caballo galopar sobre un tomate, es un idiota… ¡Correctísimo!

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: