El Sexo por Casualidad no es la Solución


Opino que esta noticia ya no será capaz de sorprender a nadie, pero resulta que estudiosos en esta enciclopédica y libídine materia universal, afirman que durante las “relaciones casuales”, las mujeres tienen mitad de posibilidades de alcanzar el codiciado orgasmo si comparado con sus cópulas enmarcadas en una relación de compromiso sistemático aunque problemático. Sin embargo, ellos también dogmatizan que para los hombres, las posibilidades de llegar al clímax son similares en ambas modalidades.

Por tanto, no hay duda que los encuentros sexuales de una noche pueden ser placenteros y deliciosos en el momento, pero llegan a generar dolor en el alma y un vacío afectivo luego a seguir, según lo han sugerido diversos estudios. Atentos a esos datos, unos doctores de la estadounidense “Emory University” se dedicaron a investigar y analizar cómo hombres y mujeres viven estas experiencias.

Finalizado el estudio, la investigación reveló que los hombres disfrutan más que las mujeres de las relaciones sexuales ocasionales, o sea, todas aquellas que no involucran ninguna clase de compromiso afectivo. Por tanto, los resultados indican que una mujer que copula con su novio, marido, amante fijo o caso similar que sólo compete a ellas, tiene el doble de posibilidades de llegar al delicioso y tan ansiado orgasmo, que si practicase sexo con un sujeto que conoció esa misma noche.

De acuerdo con lo apuntado por la doctora Kim Wallen, una experta en deseo femenino de la mencionada casa de estudios para adultos -así como el de ella misma-, al reportero del “The New York Times”, resalta que: “La idea de la liberación sexual, donde los hombres y las mujeres tienen igualdad de acceso a las relaciones sexuales ocasionales, no significa que el sexo sea siempre placentero para ambas partes. De hecho, no se trata de un juego parejo”, decretó la decepcionada erudita.

Sin embargo, en una experiencia complementaria que fue realizada en conjunto por las “Universidades de Indiana y Binghamton”, se encuestaron a 600 jóvenes estudiantes de ambos sexos. Por ende, el equipo, dirigido por el doctor Justin García, llegó a detectar que los estudiantes tenían más probabilidades de alcanzar el orgasmo cuando estaban en una relación estable. En este caso, la diferencia entre hombres y mujeres no fue tan alta como en otras investigaciones similares.

Con tales datos en la mano, García sostiene: “Nos han vendido la famosa idea de estamos en una época en que podemos tener una vida sexual libre y vivir dentro de un circuito de relaciones casuales, y que esto no tendría consecuencias. Sin embargo, los hechos demuestran que no todos lo pasan tan bien”… Y pienso que quizás por eso, es que muchos se entregan tan afanosamente a la masturbación.

Como parece que el referido asunto se convirtió en la moda del momento, fue realizado un tercer estudio, esta vez a cargo de la “Universidad de Nueva York”, donde se reveló que sólo el 40 por ciento de las mujeres llegan al orgasmo durante el sexo casual, en comparación con el 80 por ciento de los hombres en la misma situación.

No en tanto, esta pesquisa parece haber sido más extensa e igual de conclusiva, ya que los investigadores neoyorquinos interrogaron nada menos que a 24.000 estudiantes de 21 instituciones durante un período de cinco años. Con todo, durante la experiencia, también constataron que alrededor del 75 por ciento de las mujeres sólo llegaban al clímax cuando hacían el amor dentro de una relación de compromiso.

La doctora Paula England, coautora del estudio, explica: “Pensamos que practicar sexo con un compañero habitual, permite un aprendizaje, acumulación de experiencia y conocimiento del otro, cosas que ayudan a lograr el tan añorado éxtasis. Además, los varones se preocupan más por el disfrute de su compañera de cama cuando se trata de una pareja estable, y no de alguien casual”… Afirmó categórica, sin declarar que lo mencionaba por experiencia propia o no.

Por su vez, Debra Herbenick , de la Universidad de Indiana, aporta un elemento más a este orgásmico asunto. Para ella, una mujer puede vivir el sexo ocasional como si fuese a “cenar en la casa de un conocido”, y luego explica mejor esta comparación: “En esa situación, una no siempre dice o elije claramente lo que quiere comer, ni da indicaciones sobre cómo debería cocinarse”, concluye ella, con la misma profundidad filosófica que si lo digiera doña Sabina Naftulovna Spielrein mientras desarrollaba los tratamientos psicoanalíticos para tratar la histeria femenina a inicios del siglo pasado…

Mi amiga, no le aconsejo nada, pero eso sí, piénselo dos veces, pues ha quedado demostrado que comer fuera de casa no la hará tan feliz como usted piensa… ¿No es espasmódico?

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: