Nunca use el “Digitus Infamis”


Le exhorto que no se irrite si la cosa no le sale bien en la primera tentativa, mi expositor amigo de falanges y falangetas, pues verdaderamente son muy pocos peregrinos los que logran demonstrar los ademanes por cuenta propia y de acuerdo con las leyes que tienen ocultas en sus cabezas.

Hasta el presente momento, nunca he tenido la curiosidad de preguntarme por qué razón el resultado final de esa manipulación, siempre compleja hasta en sus más simples expresiones, se asemeja tan poco a lo yo había imaginado antes de dar instrucciones a mis manos. Nótese que cuando nacemos, los dedos todavía no saben interpretar lo que el cerebro ordena, pero pienso que estos se van formando poco a poco con el paso del tiempo y el auxilio de lo que los ojos ven.

Por eso deduzco que el auxilio de los ojos es importante, tanto como el auxilio de lo que es visto por ellos. Por tanto, le afirmo que lo que los dedos siempre han hecho mejor, es precisamente revelar lo que está oculto en nuestros cerebros.

Pero si lo analizamos desde otro ángulo, lo que en el cerebro puede ser percibido como conocimiento infuso, mágico o sobrenatural, signifique lo que signifique sobrenatural, mágico e infuso, son los dedos y sus más ínfimos movimientos quienes enseñan lo que está oculto dentro de nuestros cerebros.

Y tal vez sea por eso que el hecho de mostrar el dedo del medio erguido sea considerado un gesto obsceno desde la Antigüedad. A buena verdad, no es una invención de cualquier época específica, sino que él es una evolución pura y simple de otro gesto que era usado por los humanos para intimidar a otros entes (o dementes).

Muchos antropólogos sustentan en consenso, que en los tiempos de la prehistoria, los primates mostraban el pene erecto como forma de agredir psicológicamente sus enemigos, y de intimidarlos… Claro que antes de ellos envejecer, pues la ley de la gravedad aplicada por la naturaleza nunca mudó desde que Adán conoció a Eva.

No en tanto, conforme el ser humano se fue desenvolviendo mentalmente y no físicamente, sus demonstraciones de poder también comenzaron a diferenciarse, y esa vulgaridad de mostrar el pene erecto fue trocado por una alusión a él: el dedo medio erguido… Aunque a mi vecino se le antoje decir que, debido a su dificultad física sin atenuantes, eso de erguir el dedo fue inventado por Matusalén.

Sin embargo, los primeros registros del uso de este gesto datan del año 423 a.C., cuando por aquel tiempo el poeta griego Aristófanes llegó a escribir una obra “Las Nubes”, donde hizo constar un trecho en que uno de los personajes forjaba una burla donde comparaba el pene al dedo del medio.

Por ende, en la Roma antigua, este tipo de agresión ganó hasta un nombre particular: “digitus infamis” (dedo obsceno). Algunos estudiosos mencionan que al emperador Calígula le gustaba obligar a sus súbditos a besaren su dedo medio en vez de su mano, en señal de humillación… Mismo que algunos insistan en decir que era para evitar mostrar su flácido pedacito.

De acuerdo con Desmond Morris, conocido biólogo inglés, doctorado en esta área de la ciencia, y reconocido por su trabajo como zoólogo e etólogo, además de un experto en sociobiologia humana -sea lo que sea el asunto que se estudie en esa materia- y autor, entre varias obras, del libro “Gestos, su Origen y Distribución” (1979), llega a afirmar que con el paso de los años la tradición romana se explayó no sólo para los países influenciados por la cultura latina, sino que para todo el mundo, convirtiéndose así en una ofensa universal.

Por lo tanto, entre el pragmatismo de unos, el dogmatismo de otros y la estupidez colectiva en plan ebullición, pienso que lo mejor es permanecer inmerso en el whisky… ¡Soberbia decisión!

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: