Los Hijos de Eva Tendrán Futuro con Menos Sexo


Antiguamente pienso que era así: de repente Adán partía una galleta en dos trozos y le daba la mayor parte a Eva. A seguir, Adán la masticaba lentamente, mirando a Eva de reojo que la mordisqueaba despacito, inclinando su cabeza como si fuese un ave curiosa. La puerta grande atrás de sí, ya estaba cerrada para siempre. Al otro lado de esa misma puerta, un día ella le había dado la manzana. Se la había ofrecido sin intención de malicia ni consejo de serpiente, tan sólo porque estaba desnuda.

Tal vez por eso se diga que sólo cuando mordió la manzana, es que Adán se dio cuenta que Eva estaba desnuda, sin tiempo de vestirse, lo que de momento le pareció que su figura era como la de los lirios del campo que no hilan ni tejen… Por lo menos así lo muestran las Escrituras.

En todo caso, la siguiente noticia parece no ser una buena para muchos viandantes de este orbe, los legítimos sucesores y derechohabientes de aquellos que fueron un día excluidos del Paraíso. También pienso que nadie puede ponerse a discutir el resultado de su contenido, ya que los científicos bretones se ocuparon en entrevistar más de 15 mil personas entre los 16 y los 74 años, durante los meses de septiembre de 2010 a agosto de 2012, y lo que parece ser más importante, investigando principalmente sobre la vida sexual de los sondeados.

Pero lo más sorprendente de todo, mi acicalado amigo lector, es que los resultados apuntados por la “Pesquisa Nacional de Gran Bretaña sobre Actitudes Sexuales y Estilos de Vida”, tuvo una deducción sumamente extraña para el gentío: “la frecuencia sexual viene cayendo”.

Y no piense usted que es poco, no. Entre 1990 y 2012 esa caída fue de 40%, por lo que llevó a estos científicos a deducir que nos aguarda un futuro en la horizontal aún más diferente de un mundo que todos conocemos. Es que en 1990, los participantes afirmaban haber mantenido relaciones sexuales cinco veces al mes, en cuanto que en la nueva pesquisa, ese número cayó para 3 veces.

No hay duda que la famosa y exuberante práctica del sexo a dos ha sido dejada de lado y ahora este delicado acto se ejerza con mucho menos intensidad. Pero por otro lado, se descubrió que al mismo tiempo que la frecuencia caía, la calidad aumentaba. Y eso, porque las personas ampliaron su repertorio sexual e incluyeron partes del cuerpo que no entraban antes en el juego… Como, por ejemplo: los entretenimientos llamados de “otorrinolaringología-sexual” donde se incluye oído, nariz y garganta.

Circunstancialmente, también se descubrió que la libertad sexual de los sapiens permitió de igual forma experiencias con personas del mismo género, pues el 16% de las mujeres y el 7% de los hombres dijeron ya haber probado… Y gustado. Por lo que -mismo habiendo sido un poquito-, no dejaron de ser hombres o mujeres, aunque entrasen por de pronto en otra categoría y género.

Además, el número de compañeros íntimos para practicar el ejercicio en la horizontal también mudó, así como la presencia del sexo oral y anal en las relaciones. Es que si antes las mujeres tenían experiencias sexuales con apenas cuatro compadres durante toda su vida, hoy ese número subió para ocho. Si bien que, no queriendo ser menos, los hombres también aumentaron su número de compañeras: de 9 para 12… O léase, ellas les duran menos que un lirio.

Sin embargo, para estos afanosos estudiosos de los hábitos sexuales ajenos, la culpa de todo lo que ocurre es de la vil tecnología, ya que el 23% de los entrevistados dijo usar laptops, smartphones y otros gadgets cuando están en la cama, poco antes de dormir. No en tanto, eso de no mirar para la persona que en esas horas uno tiene acostada a su lado, en la cabeza de muchos puede significar otro problema.

Claro que es mucho más fácil lidiar con un mundo virtual, ya que en esos artilugios nadie le ira a reclamar o decirle que está con dolor de cabeza, que las cuentas, que los nenes, que el maldito perro y otros etcéteras.

Por supuesto que siguiendo el ritmo actual, a futuro los números hasta pueden caer y la cuantidad del sexo también, pero opino que está en nuestras manos -literalmente- poder mudar eso, ya que mirar para quien usted escogió para tener a su lado, tocar esa persona y mantener activa la ligación con ella, es algo fundamental para una vida sexual y afectiva de cualidad… Ya que si lo deja para después, será tarde.

Avisar, yo aviso, porque todos sabemos que el cornudo siempre será el último en saber. Y ya sea este rico o poderoso, pobre o indigente, pienso que éste se dejará burlar dos veces, pues no basta que supiéramos nosotros que es falso lo que él cree saber, sino que sabemos que él nunca sabrá lo que nosotros sabemos… ¡Terrorífico!

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: