Se lo Vendo por XXX Bitcoins


Luego los pueblerinos han de pensar, o han de sentir, si la desigualdad y la contradicción entre el hecho de sentir y pensar existe en sus mentes, pues la misma parte que ha acabado es la misma que está impaciente por comenzar. Tenga en cuenta que los primeros, segundos y terceros actos, da lo mismo que sean los de las funciones o los de la vida, son estos siempre una sola pieza. Es verdad que algunos atrezos ya han sido retirados del escenario, pero el barro del que se han hecho los nuevos aderezos parece indicar que es el mismo de ayer.

Tal cual un típico presidente del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, he buscado utilizar meritorias y filosóficas palabras para poder explicar al leyente, que los Bitcoins son las monedas virtuales usadas en la red para realizar transacciones con los más diversos productos. Así que, por no tener una entidad administrativa y ser totalmente “abierta” en la red, parece que por ahora ningún gobierno ha conseguido controlar estos bitcoins, e inducir devaluación, inflación, etc. Además, aún no hay una reglamentación al respecto de su uso. Incluso, quien posee esas monedas consigue hasta cambiarlas por dinero en especie contante y sonante.

En todo caso, para ganar bitcoins -o minerar, como es llamado el proceso-, es necesario instalar un software específico en el computador que, con el tiempo, va generando las monedas para el usuario. ¿Parece fácil, no? Infelizmente no. Es que hoy en día está cada vez más difícil conseguir bitcoins con tal práctica, pues la producción de esta divisa ha disminuido con el pasar del tiempo y el sistema da privilegio a los computadores más antiguos. Por consiguiente, la manera más fácil de adquirir bitcoins es comprándolos de terceros.

Claro que actualmente existen algunos websitios que actúan como si fuesen casas de cambio, intermediando entre compradores y vendedores. Por ahora, el valor de cada bitcoin es calculado en moneda nacional y su cotización oscila mucho, pues depende exclusivamente de la demanda. Obviamente muchas personas compran cuando la cotización está baja y esperan hasta que la misma aumente nuevamente para luego vender su numerario (algo similar a la compra y venta de acciones).

En Brasil, uno de los sitios más famosos que se ocupa de realizar este canje, es el “Mercado Bitcoin”, primera empresa brasilera legalmente registrada para intermediar el intercambio de monedas virtuales. El usuario necesita registrarse en el sitio, y a partir de entonces puede comenzar a vender o comprar bitcoins como se le antoje.

Pero tenga cuidado y no se entusiasme, porque la empresa cobra un porcentaje sobre cada transacción realizada. El rembolso es realizado a través de un depósito o transferencia bancaria.

Hoy en día, la cantidad de tiendas que aceptan pagos a través de bitcoins todavía es escasa, pero siguiendo el compás de las olas, ésta viene aumentando gradualmente. La Abril, por ejemplo, posee un sitio donde es posible comprar algunos libros y pagar con bitcoins. Así que, si la moda realmente engrana de vez, tal vez valga la pena correr para adquirir algunas de esas monedas antes que ellas se valoricen más.

Otra de las empresas que pronto pasará a aceptar los pagos con la moneda virtual es la “Virgin Galactic”. El anuncio fue dado por el fundador de la empresa, Richard Branson, a través de un posteo en Twitter.

Otro ejemplo es São Paulo, donde también existen algunos establecimientos comerciales que aceptan pagos a través de bitcoins. Es el caso de la Pousada Kyrios, localizada en la playa de Maresias, cerca de Santos, bien como el Bar y Bicicletería Las Magrelas, que está localizado en Vila Madalena, pleno corazón de la capital.

En todo caso, es bien cierto que de una manera u otra, por una especie de infalible tropismo, sabemos que la naturaleza profunda de hijo impele a los hijos a buscar padres de sustitución siempre que, por buenos o malos motivos, no puedan, no quieran o no sepan reconocerse en los propios. En todo caso, mi prestatario lector, a pesar de todos los defectos, la vida ama el equilibrio… ¡El futuro dirá!

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: