Consejo Para Evitar una Mala Digestión


A simple vista, tanto aquí como en la China, todo depende que simbolización uno quiera darle a la frase “tener un buen almuerzo”. Ella bien puede ser literal, textual o hasta inexacta conforme sean las fragmentarias intenciones de cada uno durante ese intervalo, que bien pueden llevar pegado a él algún otro apellido insólito cuyo origen, significado y motivo normalmente se desconocen.

En todo caso, mismo que éste trabajador del correo estadounidense se sintiese animado ante la posibilidad de distraerse en los detalles y la decisión llegase demasiado tarde como para evitar una congestión, todo indica que no tuvo mejor idea al realizar una pausa durante la entrega de correspondencias navideñas, de que pasar la hora de descanso de su trabajo junto con una doncella de muy finas labores, la cual, ni corta ni perezosa, se dispuso a ofrecerle lo que de mejor sabía de sus forcejeados servicios, con lo inusual de practicarlo dentro de la propia camioneta de la empresa en la que el hambriento joven trabajaba.

Sin embargo, el candoroso e irreflexivo trabajador de la UPS (Servicio Postal Estadounidense) ni se le ocurrió tener en cuenta el peligro que representa la conjunción de varios factores aleatorios y circunstanciales entre sí, como lo puede ser el resultante de la práctica de ejercicios amatorio-genital-instintivo-sexuales cuando enfrentados a los dispositivos móviles y las redes sociales.

Resulta que sintiéndose jadeante y agitado que ni gato a la hora del baño, al referido conductor de la UPS se le ocurrió la ardorosa idea de contratar a una joven de vida fácil -aunque de fácil no tenga nada- a fin de poder franquear mejor el tiempo libre de su almuerzo, y esta no hizo más que entregar esmeradamente sus “servicios” en la propia camioneta de la empresa… Principalmente porque ella era una profesional y no una cualquiera, faltaba más.

Con todo, lo que hoy se sabe, es que probablemente el acucioso y glotón hombre se arrepentirá durante el resto de vida por haber trocado el tipo de comida de su almuerzo. Es que las fotos de su psicodélico encuentro con la prostituta terminaron siendo publicadas en Internet por la propia mujer, que las subió a una red social que nuclea a chicas “escort”, más específicamente, en la “Escort Client Community Information Exchange”… Que no necesariamente es una red social dedicada a quienes ejercen tan sudorosa profesión en la horizontal.

“Miren mi rato travieso de ayer”, decidió escribir ella más tarde en la red, para lo que acompañó dicho comentario con una foto bastante gráfica y detallista, en la que además de insinuar estar haciendo aquello que usted se imagina y tanto gustaría, también está usando el uniforme del empleado.

Y el motivo de la tolerancia o de la benévola indiferencia del cartero, no piense el leyente que fue el simple resultado de las cualidades múltiples o de una obstinada suerte de la fémina, como probablemente hubiera respondido el hombre si le preguntasen por qué razón creía cual era el peso de la autoridad que el uniforme confiere a alguien en ciertos momentos, porque además, la prostituta -que se hace llamar de “consultora de felicidad”- dio detalles bastante más amplios y picantes sobre el mencionado encuentro en una sección de la red que es exclusiva para miembros.

En todo caso, al individuo no le sirvió de nada el remedio contra la acidez y los mil sobrecitos de sal de fruta que se tomó para digerir el momento -que varios rivalizan entre llamarlo de bueno o malo-; porque después de enterada, la compañía UPS decidió iniciar una “investigación completa” sobre el asunto, y adelantó que el trabajador será probablemente despedido -por mala digestión-, informó el portavoz Gawker.

La buena verdad de todo esto, mi natalicio amigo lector, es que hoy por hoy ni la juventud sabe lo que puede, ni la vejez puede lo que sabe, y menos aún imaginarnos las diabluras que toda mujer es capaz de realizar cuando se siente feliz… ¡Mañoso asunto!

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: