Se Viene el Anticonceptivo Masculino


No soy de estar discriminando a A, B o C,  o el abecé entero, pero como el tema sirve para precaver la catastrófica situación que el idílico momento nocturno puede generar nueve meses después, el asunto ahora atañe más bien a los hombres, mismo que el argumento igualmente pueda interesar a las mujeres por causa de ese espíritu de revancha que ellas puedan sentir -no siempre- en sus conciencias.

Algunos carcamanes indican que no es más que una posibilidad absurda, pero en realidad ya está en fase de testes una píldora anticoncepcional masculina, la cual serviría al noble propósito de evitar que los espermatozoides salgan hipotéticamente como enloquecidos a nadar por ahí… Aunque esta actitud no significa motivo de sorpresa, pues la regla siempre ha sido esa.

Hablando con franqueza, pues así lo indica la antigua sabiduría cuando apunta que a muchos les gusta comerse las maduras y dejar de lado la verdes, y como la gente siempre escucha a las personas diciendo que la mujer es la responsable por prevenir el embarazo -como si el hombre no participase para nada del sublime acto sexual procreador y no tuviese tanta responsabilidad con sus futuros resultados-, opino que esa es una novedad que puede tornar las relaciones realmente igualitarias… Con relación a evitar un embarazo indeseado, claro.

En todo caso, como lo que estoy mencionando hoy le puede parecer que no es tan valioso que justifique gastar conmigo su paciencia al punto de querer distinguirme con sus reflexiones, sólo agregaré que los investigadores australianos que crearon el anticoncepcional, liderados por Sab Ventura, enfocaron sus fuerzas para desenvolver un remedio que bloquea apenas el transporte de los espermatozoides inhibiendo tan sólo dos proteínas, con lo que permitiría que el cuerpo los continúe a producir en cantidad. En realidad, eso permite que se disminuyan las chances de crear problemas de infertilidad… O falta de envergadura, si es que así lo entiende mejor.

Adelantando ahora un poco más los cálculos, ya piensan estos licenciados descubridores que los masculinos la utilizarán con el mismo tipo de ingestión de la píldora femenina -diariamente por vía oral-, y que el medicamento podrá tener sus efectos revertidos así que el hombre dejar de consumirla. Previéndose además que no existirán los inesperados efectos secundarios en relación a las funciones sexuales.

Sin ellos verse forzados ante cualquier insistencias y presiones de terceros, aunque estuviesen justificadas por el amor filial o por aquella llorosa piedad que los científicos, incluso cuando la rechacen, suscitan en el alma de las personas bien formadas, los testes de la invención ya están siendo realizados con ratones en la Universidad de Melbourne, y los resultados alcanzados son de roedores que hacen sexo como pericotes, pero que no eyaculan espermatozoides.

Conscientes estos licenciados, sin embargo, con lo que vieron, y de esos comportamientos brutos, precisamente por ser rotundos, tan terminantes, que podrían estar fingiendo una convicción que en el fondo no sentían, disimulando una laxitud interior, como la grieta todavía invisible en la pared fina de un cristal, es que la previsión para el remedio llegar a las farmacias es de diez años, así que entonces todavía hay bastante tiempo para pensar sobre el asunto.

Pero como estamos en el terreno de los hechos comerciales, mi amigo, las teorías que no estén al servicio de los hechos y los consoliden, no cuentan, aunque se larguen al mercado sólo las que sirven para homologar y, si fuese necesario, absorber los hechos cuando alguna vez estos se hayan portado mal… Por tanto, le recomiendo que vaya pensando desde ya si usted sería capaz de usar este medicamento que inhibe los finalmente en los agradables momentos nocturnos en el catre… ¡A cavilar, pues!

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: