El Robo Está en las Alturas


Instituyo que ciertas cosas que ocurren son como manchas en la alfombra, pues es como si estas de pronto aparecieran y se hicieran visibles a nuestros ojos. Pero generalmente esto sucede cuando ellos quieren y generalmente cuando también no resuelven su problema básico, lo que sin duda parece ser aparentemente simple pero, en verdad, es complejísimo. Mejor dicho, pienso que a lo mejor son algo así como manchas negras que no se notan en las alfombras oscuras pero que cuando se derraman en tapetes blancos se nos hacen intolerablemente nítidas.

Lo irónicamente lamentable, es que a ciertos individuos el reino de la tierra les está vedado y la concatenación de sucesos históricos y fenómenos sociales -locales o globalizados- son los que los empujan a las privaciones, al resentimiento social, a la extrema violencia y otras vicisitudes más, por lo que muchas veces ellos no suelen asumir su responsabilidad.

Pero para ponerle el punto a la “i”, la broma que fue realizada por una agencia de publicidad cuando colgó un vídeo en Internet en el que cuatro individuos aparecen “robando” 25 centímetros de la cumbre de la montaña Zugspitze en Alemania, por de pronto se ha convertido en protagonista de una rocambolesca historia, en la que ha participado hasta la policía germana.

En realidad, el vídeo, de aparente factura casera, comenzó a difundirse hace algunas semanas en la plataforma “Youtube” y sus peripecias aparecen ahora en las páginas de los principales periódicos alemanes.

El tal video muestra a cuatro sujetos que, sin dificultad, suben al Zugspitze, en los Alpes y, con picos y distintas herramientas, consiguen aparentemente hacerse con una roca que luego meten en una mochila antes de emprender el descenso.

Lo más espasmódico, es que estos “ladrones” se identifican como ciudadanos austriacos y se llevan la piedra a su país, con lo que la montaña más alta de Alemania, según ellos advierten, ya no mide los 2.962 metros registrados.

Sin embargo, la divulgación del vídeo habría quedado en nada si la policía de Garmisch-Partenkirchen, la ciudad más cercana de dicha montaña, no hubiera decidido abrir una minuciosa investigación del caso, de acuerdo con lo que recogen los medios locales.

Así pues, como resultado de sus policiacos sondeos, por fin se hizo público el origen de la historia: “todo era resultado de una broma perpetrada por una agencia de publicidad a la que una feria de maquetas de Viena le encargó un vídeo”.

No en tanto, los autores de tan elevada hazaña han dejado claro que la cumbre de la montaña Germánica no ha sido dañada, llegando a explicar incluso que el pedrusco que aparece en la grabación no es en realidad del Zugspitze, sino que ese pedazo subió con los montañeros hasta la cima para protagonizar el video.

La policía, no obstante, insiste en querer denunciarlos, aunque los medios de comunicación no ven claro de qué se les podrá acusar.

En todo caso, mi lacónico leyente, razono que frente a este tipo de ocurrencias, las sociedades de caminantes sólo alcanzan a notar esas carencias cerebrales de algunos y se escandalizan únicamente cuando la situación se descontrola y pasa a derramarse como manchas negras sobre las partes blancas de la alfombra social… ¡Impresionante!

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: