La Picardía Cuesta Caro


Es evidente que aceptaré calma y benedictinamente cuando a media docena se les dé por preguntarme por qué recordar esto ahora. Simplemente les diré que el mar no está para peces. Pues fue pensando en ese bumerángnico axioma doméstico que me acordé de repente de Sebastián Brant, un talentoso escritor que encandilaba a todos sus lectores contando jocosas historias e hilarantes casos, pero principalmente cuando recordé todo el despotismo esclarecedor de su “La nave de los locos”, obra que llevó a Hieronymus Bosh a ingresar en la inmortalidad de los irracionalismos sombríos, mientras toda la sociología alemana se hundía de vez en el olvido general.  

Por tanto, anfibio practicante que soy para poder enfrentar con ímpetu marejadas incontrolables, y sabiendo de antemano que no existe conformismo sin grandes dosis de estupidez, lo que hoy tenemos, es que un joven de 25 años tendrá que abrir el bolsillo para pagar 76 mil euros de multa a la compañía ferroviaria belga “SNCB” (por su sigla en francés) por causa de haberse subido al tren 367 veces sin pagar el boleto, durante el periodo que va desde los años de 2006 a 2011, conforme llegó a informar días atrás el nórdico periódico “Het Belang Van Limburg”… Un rótulo por demás excéntrico.

Pues parece que dicho joven, morador solaz de la ciudad de Hasselt, dejó de pagar pasaje por el equivalente de 4.127 euros, pero resulta que con las tasas de interés y las multas suplementares que le aplicaron en el Tribunal, el valor final disparó de manera astronómica.

Mismo siendo un valor sideral para el escurridizo muchacho, las autoridades no se alborotaron, pues como este tunante pasajero recientemente había heredado una casa, ahora ella está siendo examinada por la magistratura belga como una forma plausible de costear la deuda. Sin embargo, ni corto ni perezoso, su abogado, según menciona el rotativo belga, ira contestar el exorbitante valor de la multa en los tribunales, como una alternativa para evitar de que el joven aprovechador sea obligado a vender el inmueble inmediatamente.

Por su vez, ante esta inmersión de perplejidades, tanto sea por la librepensadora y acéfala poesía de Chénier a convocar tambores, o por el “Trompe l´oeil” coreográfico de Maximilien François Marie Isidore de Robespierre y sus guillotinas malditas, es que el porta voz de la SNCB, Bart Crols, afirmó que “el número de casos de fraudes como el que fue mencionado, viene aumentando a cada año”. No en tanto, y conforme menciona el diario belga, en 2012 fueron registradas 517.467 bribonadas por el estilo, lo que indica un 6.4% a más que en el año anterior.

Así pues, mismo que las ambiciones de estos dribladores de boletos aun estén ubicadas en el ámbito profiláctico, ¿o será el insidioso peligro de las fiebres palustres a sondar neuronas humedecidas?… ¿o quién sabe sea la Realidad, mucho más densa que la Fantasía, la que los potencia a una total sumersión en aquellas regiones insanas?, pues razono que su actitud los coloca en el mismo lugar donde están las torres de las iglesias y los bonetes de los generales, los que se muestran siempre superiores al horizonte… ¿Qué más decir?

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: