¿A Usted le Gusta Con, o Sin Apuro?


Sin necesidad del uso de cualquier tipo de oropeles y baratijas literarias, y al mismo tiempo pretendiendo mostrando a las sedientas plateas exacerbadas la trágica e inútil obsolescencia de ciertos fenómenos a veces son pregonados en la prensa, confieso que hoy pretendía hablar sobre “el día de las brujas”. Sin embargo, más aligero que un Guepardo, decidí no hacerlo, pues a tiempo recordé que mi suegra podría tomarlo a mal.

Esclarecida la cuestión, y, reviendo la segura maleabilidad de hechos opuestos, me entero que después de tan sólo 27 años de noviazgo, Barry y Denise Maloney finalmente resolvieron casarse. En verdad, luego de un año y medio de galantería y manoseos en lo obscuro, ellos habían quedado novios en 1985. Pero a cada año, el surgimiento de algún obstáculo terminaba por impedir que estas dos palomitas inglesas pudiesen oficializar la unión matrimonial y casar de papel pasado y en la iglesia.

Pero lo más espasmódico de todo fueron los motivos alegados por ellos para oficializar lo que ya venían haciendo a tiempo entre lo fusco de cuatro paredes: la muerte de la abuela, peleas, falta de dinero, problemas religiosos, insalubres temores sobre el noviazgo y hasta mismo la compra de un automóvil Jaguar… Es que dentro de él, aunque no me crea, el ejercicio en la horizontal es más cómodo

En todo caso, en una entrevista que dio al periódico “The Sun”, Denise contó que “ellos estaban muy emocionados en el día del casamiento. Casi cedemos ante el miedo de que este día nunca llegase”… Pero sin mencionar su recelo por la noche, obvio.

Con todo, la demora de su casamiento terminó virando motivo de chacota entre sus amigos. Durante los primeros años, los conocidos de la pareja Maloney siempre les decían: “Ustedes son los próximos”. Pero con el pasar del tiempo, esos mismos comenzaron a pensar que Barry y Denise no querían casarse. O que ya se hubiesen casado a escondidas de los familiares y amigos, contó Denise… Y como es indiscutible en casos de absoluta profundidad, se abstuvo de comentar que ella no pasó a pan y agua durante todo ese tiempo, si es que el leyente me entiende.

Por supuesto que cosas así suelen suceder en este trastornado planeta que nos tocó vivir… ¡Nada de prisa para ver de cerca la muerte chiquita! Sin embargo, no se engañe el relumbrado lector con estas vicisitudes pueriles, pues terminé de ver en el tabloide “The Australian”, que una novia china, en su loca prontitud por sentir de cerca aquello que ya tenía entre ojo y ojo, terminó realizando el espasmódico sexo con uno de los padrinos de la boda, luego después de ocurrido el casamiento.

Tan inusitado episodio ocurrió en Napo, provincia de Guangxi, y según menciona la prensa de aquel país, la mujer alegó sólo haber notado su engaño después de finalizado el acto sexual… El que todo indica, demoró como tres horas.

Resulta que a la mañana siguiente del casamiento, la novia se levantó para ir al baño a desaguar sus males. Pero al volver, se equivocó de puerta y se acostó en la cama de uno de los padrinos. Ni corto ni perezoso, el padrino comenzó a acariciarla y ellos transaron largo y tendido. Al darse cuenta de la confusión, ella entró en desespero y acusó al padrino de abuso. A seguir, la novia y su marido le pidieron una indemnización de 20 mil iuanes (U$ 3,5 mil).

Así pues, cuentan que el padrino se negó a pagar la cuantía solicitada -tal vez por hallar que el sexo de la extraviada mujer no valía todo eso-, y la ´pareja entró con una acción en la Justicia. No en tanto, el padrino fue considerado inocente, pues quedó comprobado que el error fue de ella y la relación, ocurrida el 30 de agosto pasado, había sido consensual.

Por lo tanto, como estos asuntos me tren siempre a la memoria las enloquecedoras obras de Goya, y ya que éste asunto ha quedado parido y a salvo, queda decretado que tales aprietos tiene un carácter enteramente pedagógico-redundante y maternal-pos- depurativo… ¡Ah!… ¿Las brujas? Siempre tendremos una por cerca… ¡Agorero!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: