La Inesperada Ventosidad Vaginal


Quizás lo más correcto en este momento, mí fatigada amiga, es que por un momento se imagine estar viviendo la siguiente escena: usted acabó de realizar una de aquellas secciones de sexo increíble, se encuentra exhausta y feliz, acostada al lado de su hermoso gato de dos patas y, de repente, escucha un barullo de gases… Y justamente esas ventosidades vienen de usted… En el momento su rostro se pone rojo y la única cosa que consigue hacer es pensar a causa de qué aquello está aconteciendo y rezar para que, por lo menos, esas mofetas no vengan acompañadas de una odorífica fetidez.

¿Por acaso piensa usted que esto no sucede? Pues le diré que sí, y suelen suceder muy a menudo en las mejores familias, ya que es algo bastante común, dependiendo de las posiciones y las piruetas que los dos queridos amantes acabaron de realizar… En todo caso, ese ruido es y no es un pum, y sí apenas su cuerpo soltando el aire que entró, por consiguiente, nada demás.

Claro que esos tipos de barullos asustan y ese maldito momento deja a todo el mundo sin saber cómo actuar, aunque en esa perversa hora usted puede explicar para su media naranja cómo funciona el cuerpo femenino en el mejor estilo sensual de Paul Zaloom, y como si usted misma estuviese protagonizando el programa “El Mundo de Beakman”… Pero sin fetidez, claro.

Pero, por si no lo sabe, mi inexperta amiga, le diré que la explicación es muy simple: “el aire llena todas las áreas libres del mundo”… Así que, cuando su vagina no está abrigando un pene, dedos o un absorbente interno, por ejemplo, lo que sucede, es que ella está repleta de aire. En todo caso, dependiendo de la flamígera ligereza del macho, algunas veces la entrada del pene no permite la salida del aire, que se queda allí, quietito, exprimido en un lugarcito. Pero así que éste encuentra una manera de escapar, sale como espavorido y literalmente a los gritos.

Piensa que al final de cuentas y siguiendo la ley de la física, dos cosas diferentes nunca pueden ocupar un mismo espacio. Y es justo en la hora que el malévolo aire está saliendo, que acontece el barullo, que puede surgir durante el sexo o después de él.

Por consiguiente, tenga en cuenta que en ese ilustrado momento usted tiene dos opciones posibles: morir de vergüenza, o recapacitar que el sexo está compuesto de barullo, sudor, fluidos y olores… Además de otras cositas más.

En todo caso, si usted optar por la primera elección, tenga en cuenta que su amado gato nunca va a saber cómo funciona el cuerpo femenino y va a continuar acreditando que aquello que escuchó fue un flatoso cuesco.

Pero caso usted escoja la segunda opción, le diré que además de mostrar que usted tiene total conocimiento sobre su cuerpo, y el que puede dividirlo por entero con su bonito, caso suceda puede todavía llegar a proponerle un segundo round, que es para ver si el silvestre aire no va querer participar de la diversión nuevamente.

En todo caso, como para mí la mayoría nunca tiene grandes relevancias, a partir de ahora paso a concentrar mi mirada en los paisajes una y otra vez bajo la tenue inspiración de aquello que no quiere decir nada, junto con la elocuencia de los que nunca tienen nada a ser dicho, pues pienso que en las verdades que he reproducido aquí se encuentra una intemperancia, lo que me lleva a determinar que: “donde quiera que haya placer para vender, ahí estaré yo para comprarlo”… ¿No me diga que no es sublime?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: