¿A Usted le Gusta Con, o Sin Apuro?


Sin necesidad del uso de cualquier tipo de oropeles y baratijas literarias, y al mismo tiempo pretendiendo mostrando a las sedientas plateas exacerbadas la trágica e inútil obsolescencia de ciertos fenómenos a veces son pregonados en la prensa, confieso que hoy pretendía hablar sobre “el día de las brujas”. Sin embargo, más aligero que un Guepardo, decidí no hacerlo, pues a tiempo recordé que mi suegra podría tomarlo a mal.

Esclarecida la cuestión, y, reviendo la segura maleabilidad de hechos opuestos, me entero que después de tan sólo 27 años de noviazgo, Barry y Denise Maloney finalmente resolvieron casarse. En verdad, luego de un año y medio de galantería y manoseos en lo obscuro, ellos habían quedado novios en 1985. Pero a cada año, el surgimiento de algún obstáculo terminaba por impedir que estas dos palomitas inglesas pudiesen oficializar la unión matrimonial y casar de papel pasado y en la iglesia.

Pero lo más espasmódico de todo fueron los motivos alegados por ellos para oficializar lo que ya venían haciendo a tiempo entre lo fusco de cuatro paredes: la muerte de la abuela, peleas, falta de dinero, problemas religiosos, insalubres temores sobre el noviazgo y hasta mismo la compra de un automóvil Jaguar… Es que dentro de él, aunque no me crea, el ejercicio en la horizontal es más cómodo

En todo caso, en una entrevista que dio al periódico “The Sun”, Denise contó que “ellos estaban muy emocionados en el día del casamiento. Casi cedemos ante el miedo de que este día nunca llegase”… Pero sin mencionar su recelo por la noche, obvio.

Con todo, la demora de su casamiento terminó virando motivo de chacota entre sus amigos. Durante los primeros años, los conocidos de la pareja Maloney siempre les decían: “Ustedes son los próximos”. Pero con el pasar del tiempo, esos mismos comenzaron a pensar que Barry y Denise no querían casarse. O que ya se hubiesen casado a escondidas de los familiares y amigos, contó Denise… Y como es indiscutible en casos de absoluta profundidad, se abstuvo de comentar que ella no pasó a pan y agua durante todo ese tiempo, si es que el leyente me entiende.

Por supuesto que cosas así suelen suceder en este trastornado planeta que nos tocó vivir… ¡Nada de prisa para ver de cerca la muerte chiquita! Sin embargo, no se engañe el relumbrado lector con estas vicisitudes pueriles, pues terminé de ver en el tabloide “The Australian”, que una novia china, en su loca prontitud por sentir de cerca aquello que ya tenía entre ojo y ojo, terminó realizando el espasmódico sexo con uno de los padrinos de la boda, luego después de ocurrido el casamiento.

Tan inusitado episodio ocurrió en Napo, provincia de Guangxi, y según menciona la prensa de aquel país, la mujer alegó sólo haber notado su engaño después de finalizado el acto sexual… El que todo indica, demoró como tres horas.

Resulta que a la mañana siguiente del casamiento, la novia se levantó para ir al baño a desaguar sus males. Pero al volver, se equivocó de puerta y se acostó en la cama de uno de los padrinos. Ni corto ni perezoso, el padrino comenzó a acariciarla y ellos transaron largo y tendido. Al darse cuenta de la confusión, ella entró en desespero y acusó al padrino de abuso. A seguir, la novia y su marido le pidieron una indemnización de 20 mil iuanes (U$ 3,5 mil).

Así pues, cuentan que el padrino se negó a pagar la cuantía solicitada -tal vez por hallar que el sexo de la extraviada mujer no valía todo eso-, y la ´pareja entró con una acción en la Justicia. No en tanto, el padrino fue considerado inocente, pues quedó comprobado que el error fue de ella y la relación, ocurrida el 30 de agosto pasado, había sido consensual.

Por lo tanto, como estos asuntos me tren siempre a la memoria las enloquecedoras obras de Goya, y ya que éste asunto ha quedado parido y a salvo, queda decretado que tales aprietos tiene un carácter enteramente pedagógico-redundante y maternal-pos- depurativo… ¡Ah!… ¿Las brujas? Siempre tendremos una por cerca… ¡Agorero!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Practicar Sexo Aéreo Hace Mal a la Salud


Una interjección puede no ser de sorpresa, aunque la soltemos para rematar un diálogo que no podemos o no queremos continuar; si bien que para algunos iletrados a veces les cuesta entender que a un provinciano le es difícil responder ciertos asuntos. No sé siquiera si ellos mismos sabrían encontrar la respuesta en los detalles, y hasta se quedan mirándolos como quien espera, pero no impaciente, ya que no lleva gafas, pues cree comprenderlo todo.

En todo caso, el interseccionismo -palabra que nunca debe confundirse con intersexualismo- no es más que una teoría poética que surge antes de la explosión heteronimia; mismo que todo esto puede parecer confuso a la mente del más heteróptero lector heterosexual heterotrófico, porque, como se sabe, no siempre se está a tiempo de satisfacer las últimas voluntades.

¡Sí! Mi sonriente lector, pues algo así debe haber ocurrido en sus mentes voladoras, principalmente, porque practicar el libidinoso sexo oral nunca les resultó tan mal para la pareja formada por Christopher Martin, de 44 años, y Jessica Stroble, de 33, dos lascivos habitantes de los Estados Unidos.

En realidad, todo se debe a que ellos fueron descubiertos en lo mejor del acto y entreacto que ejecutaban durante la realización de un vuelo aéreo entre Oregón y Las Vegas, en junio pasado, ya que hasta el día de hoy ellos sienten las (in)consecuencias de su compulsivo comportamiento que practicaron como si ambos hiciesen parte de una jornada en las estrellas… Pero sin el bastón luminoso, claro

Así pues, en una declaración que emitió el último día 16, luego después de haber sido multado en U$ 2500 por lo sucedido en la función aérea, Martin declaró que ya había cometido muchos errores en la vida, “pero ninguno había sido mayor de que ese”… Indubitablemente que no, mi amigo… Pues mayor que este, sólo aquél otro.

Pero si para Jessica las cosas no resultaron ser tan malas públicamente, para su novio la historia no para de desarrollarse en otros ámbitos paralelos. El principal de él, es que después de toda la repercusión del caso, terminó por ser despedido de la empresa donde trabajaba y que pertenece a su propio padre… Un progenitor que demostró no tener ninguna perspectiva liviana, mucho menos en las alturas que sabidamente pertenecen al Divino.

En todo caso, aclaro que lo malo de éste asunto, es que el acto fue desvendado por haber sido realizado en las propias e incómodas poltronas del avión, y frente a todos los otros pasajeros que también viajaban para Las Vegas sin contar con la misma suerte de Christopher.

En consecuencia, y para no perder nunca mi fama de mago de plumón, ya que soy enemigo visceral de creaciones superficiales y otros piélagos auspiciosos, subrayo lo que no se dijo durante la ejecución de aquella obra plena de talento aéreo, es que el autor quedó conocido por su acto de bravura benefíciense y un timbre de voz solo igualado por Jehová… ¡Espantoso!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Las Consternaciones de los Sexagenarios


No es por nada ni hay porque preocuparse, pero si usted es de los que ya llegó a los 60 años de vida o está por alcanzar esa fecha querida, mi maduro leyente, entonces tenga en cuenta que debe cuidarse de todo, de todos y de todas… Aunque desconfío que seguramente ya deba haber aparecido algún majadero queriendo contarle el cuento de que ahora “usted está en su mejor edad”.

¡Pura patraña, mi amigo! Pues en realidad eso le ocurrió a los 30 y a comienzos de los 40, cuando repetir de todo no sólo no le hacía daño, sino que era posible y hasta un motivo de orgullo y de jactancia. Pero a los 60, “repetir” pasó a ser una palabra maldita y prohibida. Si no me cree, veamos:

-¿Repetir matrimonio?… ¿Con qué, y a qué hora?

-¿Repetir porotos?… ¿Y los gases qué?

-¿Repetir el acto sexual?… Será dentro de una semana (con suerte).

Del mismo modo que le digo que después de los 60, ya no hay vuelta posible, como por ejemplo:

-¿Volver a empezar?… ¿Con qué tiempo?

-¿Volver a ser papá?… ¿Y las desveladas y agachadas?

-¿Fiestar hasta que amanezca?… Muerte súbita.

-¿Volver a trotar?… Infarto seguro.

-¿Volver a nadar?… Mejor dicho, será flotar.

-¿Volver a cantar?… Seguro que te ahogarás.

-¿Beber como antes?… Ahí viene la cirrosis.

¡Sí!, mi desaconsejado amigo, porque usted no puede descartar que después de los 60 todo pasa a ser un motivo grave, de cama, y hasta de muerte. Sino, vea:

-Un catarro, es una bronquitis.

-Un resfriado, es una neumonía.

-Un barrito, es cáncer de piel.

-Una tos, es postración o tuberculosis.

-Un golpe, es un hematoma.

-Un maní, es diente perdido.

Así pues, a partir de los 60 años, todas nuestras aflicciones y tormentos mudan de categoría. Es cuando los diagnósticos más seguros serán:

-¿Un dolor de cabeza?, es un derrame.

-¿Un dolor en el pie?, es gota.

-¿Dolores en las manos?, es artritis.

-¿Un olvido pendejo?, demencia senil.

-¿Una tiritada por frio?, es Parkinson.

-¿Un estornudo?, es tuberculosis.

-¿Una oclusión intestinal?, después de los 60, es cáncer de colon.

-¿Sed?, diabetes.

-¿Un kilo de más?, retención de líquidos.

-¿Un kilo de menos?… ¿Será leucemia?

¿Una meada a media noche?, es próstata.

A los 60, mi acongojado leyente sesentón, lo que no crece se cae o no funciona igual. Fíjese que se cae el pelo de la cabeza, pero le crece en la barbilla, en las orejas, en la nariz… Y es cuando los brazos parece que se vuelven gelatina y los pies de plomo.

Es por todo esto que le afirmo con seguridad que a los 60 ya todo es peligroso, y sus sensibilidades pertenecen a un otro género, como:

-Sonarte fuerte, es hemorragia nasal.

-Visión borrosa, son cataratas.

-Cera en los oídos, otitis.

-Insomnio, es ataque depresivo.

Por todo lo aquí mencionado, con mucho pesar, le reitero que si después de los 60 usted se despierta y no siente nada, es porque ya se murió.

Y aquí les dejo, mis amargados amigos, porque es hora de echarme mi polvito, aunque sea de talco para los pies y aplicarme linimento por todos lados.

¡Ah!, por cierto, esto lo escribí en letra grande para que no les cueste leerlo.

Por favor, no nos hagamos más ilusiones… AMANECIMOS RESPIRANDO, el resto es ganancia. ¡DISFRUTEMOS Y VAMOS BAILANDO, LO QUE NOS VAYAN TOCANDO!

Eso sí, en las malas, cuenta siempre conmigo, porque en las buenas sé que te sobrarán amigos.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

No Pierda Tiempo Hablando con Otros


Desde luego, mi iconoclasta lector, que la diversidad ayuda a que vivamos mejor, o por lo menos si aceptamos las diferencias y respetamos los gustos y modalidades ajenas, sería lo que puede hacer con que este planeta se convierta de pronto en un lugar mejor habitable.

Aunque lo dicho enjuicie una filosofía que parece ser banal, en realidad esto no quiere decir que debamos incorporar a nuestra vida cotidiana particularidades, métodos y exteriorizaciones que supongan un atropello, ni que debamos quedarnos de brazos cruzados ante discriminaciones raciales, sexuales o políticas, ni tolerar prepotencias como discurso de ningún tipo de reivindicación.

Quizás, para contribuir con esa idea utópica de un universo más equilibrado donde las religiones unan y no separen, y que el que no tiene creencias religiosas no sea sospechoso de los peores vicios, es donde se encaja mejor un nuevo estudio que revela cuál es el mejor lenguaje corporal para que un individuo logre ser atendido antes que el resto de los vivientes cuando se encuentra en un bar.

Quienes se hayan asomado alguna vez a una barra de bar muy concurrida -tal es el caso de discotecas o espectáculos de concurrencia masiva- conocerá sin duda esta estólida escena: decenas de personas apiñándose contra el mostrador vociferando sus solicitudes, mientras el barman -que hace lo que puede- les va sirviendo según le sale, sin respetar necesariamente el orden de llegada de cada sujeto.

Afortunadamente, mi arracimado amigo leyente, todo indica que existen maneras de lograr ser atendido primero que el resto, sin necesidad de tener que gritar, enojarse o darse de cachetadas con el resto de los clientes.

Pues bien, esto se basa en que un equipo de exprimidos científicos de la “Universidad de Bielefeld”, Alemania, afirma haber identificado los elementos del lenguaje corporal que ayudan a aumentar las posibilidades de un sujeto ser servido antes de los demás.

Para ejecutar el estudio, que fue publicado en la revista “Frontiers in Psychology”, ellos tuvieron que realizar un pormenorizado análisis del comportamiento de los clientes en discotecas de Escocia y Alemania, con el único fin de conocer -además de beberse unas cuantas copas-, cuáles eran las tácticas y procederes que resultaban más exitosos a la hora de llamar la atención de los camareros.

Al parecer, eso de querer pasarse de listo e intentar colarse, no resulta ser una buena estrategia… “A todos aquellos que se acercaban de manera furtiva, ellos los dejaban para el final”, llegó a explicar el profesor Jan de Ruiter, uno de los beodos autores de la investigación, en una declaración que fue citada por el periódico matritense ABC.

Así que, este experto recomienda con conocimiento de causa, que “Lo mejor, es posicionarse en perpendicular al mostrador, cerca del camarero y mirar en la dirección en la que éste se encuentra, sin hablar”.

En todo caso, debe ser esclarecido que para llevar a cabo la investigación, los expertos usaron un robot llamado James, al que enseñaron a reconocer a las personas que esperaban para ser atendidos; aunque esta experiencia fue parte de un proyecto más amplio, destinado crear robots socialmente más inteligentes… Pero que serán incapaces de divertirse en la horizontal.

Por consiguiente, durante el experimento, los científicos también descubrieron que hablar con amigos o mirar la carta o el menú, es lo que resta posibilidades de que el individuo que está detrás de la barra te sirva rápidamente. Y eso de ponerse a llamar su atención con la mano o la cabeza, tampoco es lo más recomendable. No obstante, llevar la cartera o algo de dinero visible en la mano, parecería que es una de las claves fundamentales para ser atendido antes que otro cliente.

Eso se apoya en que los investigadores analizaron 105 casos y evaluaron el comportamiento de los clientes 35 segundos antes de ser servidos. En el 95% de los casos de éxito, los “ganadores” se habían posicionado frente a la barra, y el 86%, miraron directamente al camarero, en cuanto que el 1%, habían fracasado por mirar el menú.

Tal estrépito, mi figurante amigo lector, parece no pasar de una mera y desagradable imitación de comportamiento de un rebaño cordato; sino, veamos, ¿lo que significa, al final, toda ese charlatanería confusa sobre transiciones, inestabilidades económicas, financieras y sociales, salvo si no es para acordar soñolientos de su letargia normal para llevarlos luego a lugar alguno?… ¿Ya pensó?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Jesús es una Ficción Novelesca


Al entregarme de buena fe a leer algunas materias de cuño teológico para enriquecer no sólo mi cultura escolástica, más que alígero me deparé indeliberadamente con un artículo que mencionaba que Joseph Atwill, un teólogo norteamericano, por de pronto irá a sorprender a la audiencia que participará del seminario “Covert Messiah”, destinado a estudiar la vida de Jesús Cristo.

Y ese desconcierto más bien se debe a que el mencionado especialista presentará lo que él llama de “un productivo trabajo” cuya teoría muestra que el mamotreto del Nuevo Testamento -y consecuentemente, la vida de Jesús Cristo- fue nada más que una ficción novelesca establecida por la aristocracia romana.

Atwill exterioriza esta idea, porque dice tener en manos buenas evidencias de que la parte de la Biblia que trata sobre la vida y obra de Jesús fue escrita por los romanos… En su entrevista, llegó a exponer a la prensa: “Presento mi trabajo con todo cuidado, pues no quiero fastidiar a los cristianos. Pero lo que mencionaré es muy importante para nuestra cultura, pues los ciudadanos necesitan saber por qué motivos los gobiernos crían falsas historias y falsos dioses (y ejemplos sobre estos últimos hay mucho en todas partes). Eso nada más es realizado para implantar una orden social contraria a los intereses de la población común”.

Según dicho teólogo alucinado, la creación de la historia de Jesús habría sido una estrategia política de los romanos para lograr pacificar los ataques violentos de los judíos que vivían en Palestina por aquella época. Así que, agotados todos los procederes adecuados para contener la rebelión con armas y soldados, los romanos introdujeron el mito de un judío pacifista.

En todo caso, según este dogmático hombre que parece sufrir de mente insalubre, ese asunto de querer encorajar a los judíos a ceder a César y pagar impuestos a Roma, sería la principal idea que estaba por detrás del lema de “dar la otra fase”. La figura de Jesús ni siquiera es basada en una figura histórica, -insinúa-… “Noté una secuencia de paralelos existentes entre los dos textos (el Nuevo Testamento y el manuscrito “La Guerra Judaica”, que fue escrito por Flavio Josefo en el siglo I)”, llegó a declarar Atwill al dar cháchara sobre su descubrimiento.

En todo caso, para este historiador, su develamiento seguramente no acabará con el Cristianismo, pero ciertamente puede ayudar a todos aquellos que hayan sido oprimidos de alguna forma por la religión…

Y en sus beatíficos y tontos devaneos, el erudito llega a ejemplificar con mucha retórica: “Fíjese que hasta el día de hoy, por ejemplo, el Cristianismo es utilizado en los Estados Unidos para crear apoyo a la guerra en el Oriente Medio”… ¿Polémico, no?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Leyendo, Cualquiera se Desasna


Está más que comprobado que al introducirse en los mundos y personajes de fantasía cambia el estado mental de las personas y, además, permite al lector reconocer las expresiones ajenas de forma más fácil y precisa. Por tanto, leer no solo sirve para mantener en perfecto funcionamiento la mente o aumentar el nivel cultural, sino que también puede ser una herramienta eficaz para mejorar las habilidades sociales.

Un estudio que fue realizado por “The New School for Social Research”, en Nueva York, descubrió que al leer literatura de ficción de calidad, la capacidad de reconocer las emociones y pensamientos de otras persona mejora mucho. Los resultados aparecieron publicados en la última edición de la revista Science.

Para realizar dicho trabajo, los investigadores pidieron a un grupo de voluntarios que leyeran fragmentos de literatura de ficción de calidad, es decir, libros que recibieron premios y reconocimientos, y no literatura popular -como es el caso de los míos-, y luego les hicieron interpretar las emociones de personas en distintas situaciones.

Los lectores fueron sometidos a una serie de cinco pruebas destinadas a medir qué tan bien podían adivinar lo que una persona sentía, por ejemplo, mirando una foto de una expresión facial o respondiendo preguntas sobre cómo una persona con determinada personalidad actuaría bajo ciertas circunstancias. Las conclusiones mostraron que los mejores resultados fueron obtenidos por los que habían leído fragmentos de ficción literaria.

El estudio terminó por revelar que el factor determinante para mejorar la capacidad de sondear el alma de los otros, es la calidad de las obras de ficción, que en los experimentos se centraban en diferentes temas, pero producían el mismo resultado.

Según los autores, lo hallado se debe a que estas lecturas involucran más al lector intelectualmente, despertando sus pensamientos creativos, a diferencia del efecto de la ficción popular o de menor calidad… “Es que este tipo de literatura está específicamente enfocada en la psicología de los personajes y pone al lector en una posición activa frente a la lectura”, asegura el científico David Kidd, agregando: “De esta forma, al estar enfocado en tratar de entender a los personajes, los lectores están especialmente sintonizados con los pensamientos y emociones de otros”.

Al igual que en la vida real, los mundos descritos en la literatura de ficción de calidad están llenos de complejos personajes cuyas vidas interiores rara vez son fácilmente discernibles, lo que requiere un esfuerzo intelectual, escribieron los autores del estudio. Por consiguiente, los investigadores en Science señalaron que los hallazgos podrían ser útiles en la rehabilitación de presos, o para ayudar a las personas con autismo a aprender a comunicarse mejor con los demás.

Además, los autores indicaron que a diario las personas deben realizar el ejercicio de detectar una sonrisa falsa de una verdadera, evaluar si alguien no se siente cómodo o medir las emociones de familiares y amigos. Este es un proceso mental esencial que permite el desarrollo de la compleja red de relaciones en las sociedades humanas, que la ciencia cognitiva define como “teoría de la mente”, señalaron ellos. Por lo que la lectura de ficción ayudaría en este proceso.

Solange Anuch, psicóloga de la Clínica Alemana (Chile), apunta que es real que al leer se produce una traducción de emociones, ya que el lector ejercita la apertura de conocer la emoción de otro. Sin embargo, se muestra dudosa de los resultados del trabajo.

Por su vez, Mauro Basaure, sociólogo de la Universidad Andrés Bello, concuerda con ella sobre lo preliminar del estudio. “Los autores no consideraron diferencias de edad, sexo, condición social o cultura, aspectos clave para poder establecer cómo se lee a los otros”, explica. Aun así, agrega que estos resultados permiten darle una importancia distinta a todas las formas creativas y no solo a la literatura.

“Con esto, el arte se justifica más allá del arte por el arte, y adquiere una función social de abrirnos cotidianamente, aunque sea por un momento”, menciona el sociólogo chileno… “Lo mismo puede pasar con una película donde el estado interno de la persona cambia y puede llevar a tener una percepción del mundo distinta por algunas horas”, ejemplifica desde su pupitre en la Universidad Andrés Bello.

No en tanto, David Kidd dice ser consciente de que sus resultados son preliminares, pero cree que son importantes y alentadores… “El saber reconocer las emociones y pensamientos del otro, está fuertemente relacionado con una serie de resultados positivos en la vida, como el éxito en el trabajo o las buenas relaciones”, recuerda el experto en su publicación de Science.

Por tanto, mi amigo, queda nuevamente comprobado que no se puede hacer una tortilla sin quebrar huevos, ni discernir la verdadera geometría surreal que orienta prosélitos por las sendas de la abstracción descriptiva… Así pues, a leer, que hace bien.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Nunca Haga Sexo sin la Casa Limpia


¿Usted prefiere tener la casa arreglada y limpia o practicar sexo? Así, mencionado en seco, puede que algunas personas extrañen la pregunta. Otras, probablemente, de puro chusmas que son ya tengan la respuesta en la punta de la lengua; mientras que incontables deben de haberse quedado en babia.

En todo caso, por más inusitado que haya sido el cuestionamiento, éste fue realizado en Inglaterra en una encuesta que fuera encomendada por la empresa “Beko”, una conocida marca de electrodomésticos del referido país.

Empero, lo que más sorprendió a los encuestadores, fue el principal resultado de la pesquisa: ¡casa arreglada es mejor que sexo!… Una refutación asombrosa para muchos, claro, pues cuando las entrevistadas debatieron sobre lo que ellas consideraban ser su mayor placer, resultó que la limpieza de la casa fue la preferencia del 36% de las gestionadas. En cuanto apenas el 18% de ellas citaron el sexo… Lo que me induce a pensar que quizás esto se deba a la total falta de conocimiento de los beneficios que genera dicho ejercicio a dos en la horizontal.

Pero lo más extraordinario mismo, es que dentro de esa misma cuestión, el 34% de ellas escogieron tener un día feriado, mientras que el 11% prefirió una buena noche fuera de casa… ¿Con quién?, no se sabe.

No obstante la pesquisa haya sido realizada en Inglaterra y existan inúmeras diferencias primordiales con cualquier otro país, mi pasmoso leyente, igual se puede hacer una breve evaluación del comportamiento de las mujeres. Sí, mi camarada leedor de inusitadas cuestiones bipolares, pues ellas, independiente de donde habiten, lo que quieren en realidad es placer en las más diversas áreas de la vida, y tengo certeza que para la mayoría de las féminas el sexo es apenas un punto importante e insubstituible… ¡Elemental!

Empero, le subrayo a tiempo que cuando se piensa en la cantidad de tiempo que se gasta en el arreglo y organización de una casa y en como hay de retrabajo en ese proceso, el resultado de la encuesta puede no ser tan sorprendente así.

En todo caso, el estudio británico muestra que las mujeres permanecen, en media, 17 horas por semana arreglando su casa. Y me imagino que ese número sea aún mayor en otros países. Por tanto, está claro que da para notar que hay un cierto exagero en esos datos que colocaron la casa arreglada en la frente de otras opciones tales como salir de ferias. Sin embargo, tener la responsabilidad de la limpieza y la coordinación de una casa, no es tan simple cuanto puede parecer para algunos caminantes de dos patas.

De cualquier modo, mismo cuando todos los moradores de la casa entran en la danza de los arreglos y la limpieza, todavía cabe a la mujer el trabajo más duro. La encuesta también mostró que ellas gastan cerca de seis horas a más, por semana, de que los hombres en los quehaceres domésticos… Obviamente, que ello se debe a que los varones no son tan detallistas ni pulcros, o a que ellas son muy lerdas… ¡Hay controversias!

Como resultado de esto que ya fue dicho con mucha pulcritud, las mujeres quedan con menos tiempo libre para realizar las actividades que a ellas más les gustan, además de quedarse más cansadas. Y esto se refleja en todas las otras áreas de la vida… Principalmente por la noche. Empero, el lector nuevamente debe tener en cuenta que el resultado de esta encuesta puede no ser tan sorprendente así.

Así pues, luego de lo aquí leído en un clima profundo y nostálgico, juzgo que lo que les queda a las féminas es la reflexión, ya que ellas no tienen por qué quedarse neuróticas con la limpieza y la organización de la casa. Existen, sí, otras cosas importantes en la vida, como aprovechar el tiempo en familia, curtir los hijos, los amigos, viajar, enamorar y hacer el amor con o sin la luz prendida. Sin lugar a dudas, son actividades como éstas las que dejan las otras, que no son tan placenteras, pareciendo más fáciles.

Por supuesto que si ellas no mudan el ángulo perfurocontuso de su visión, lo que tendremos de aquí por delante por causa de sus congénitas virtudes, serán herederos de lo paranoico, las neurosis persecutorias, las temibles paranoias y una inundación de histerias desoxirribonucléicas… ¡Patético!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Cuide de su Maldito Vicio por Sexo


Durante los últimos años, celebridades tales como el actor Michael Douglas y el golfista Tiger Woods, han atribuido el hecho de haber sido infieles en el casamiento a un supuesto vicio en sexo, y afirmaron haber participado de terapias específicas para superar tan loca condición… En todo caso, algunos se preguntan: ¿será que realmente podemos quedar viciados en sexo, así como acontece con las drogas, tales como la cocaína o la mariguana?… ¡Atención! No confundir con la droga de su casamiento.

Con relación a la respuesta, el narcotizado de mi vecino dice que sí, pero para responder con equidad a esa pregunta que martilla la cabeza de muchos, le diré que investigadores de la UCLA (Universidad de California-Los Ángeles) condujeron un estudio que buscaba determinar si el cerebro de las personas que sufren de hipersexualidad -descripta como una tendencia exagerada en interesarse o envolverse en prácticas sexuales- se reacciona de la misma forma que los viciados en relación a las drogas.

No existe consenso en la comunidad científica mundial sobre si la hipersexualidad puede ser considerada un vicio (divino), o si la cuestión está relacionada a un problema de comportamiento del sujeto y su falta de control sobre sus deseos y herramientas.

Sin embargo, para echar aún más leña en el fuego de los deseos diuturnos, durante la última edición de la llamada “biblia de la psiquiatría”, o “Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disordersou DSM-5” (Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, en su traducción libre), que fue publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría, los vicios sexuales fueron dejados fuera de contexto.

En todo caso, al analizar las respuestas cerebrales de las personas que tienen problemas para poder controlarse delante de imágenes sexuales, los investigadores de la UCLA concluyeron que el psicodélico comportamiento de estos individuos tiene más a ver con trazos de la personalidad -como una tendencia a ser más compulsivos- de que con un vicio en sí.

La Respuesta cerebral – “Es increíble cómo se ha extendido el uso del término “vicio sexual”, sobre todo en los Estados Unidos, sin ninguna base científica”, dijo a la BBC doña Nicole Prause, una de las autoras de la pesquisa… “En nuestro estudio, esperábamos encontrar una relación entre hipersexualidade y la respuesta del cerebro a las imágenes de sexo, pero no la identificamos”.

En la investigación que fue realizada por Nicole y su equipo, fueron analizados 52 voluntarios (39 hombres y 13 mujeres), con edades entre 18 y 39 años, que dijeron tener problemas para controlarse delante de imágenes sexuales.

En un primer momento, los participantes respondieron varios cuestionarios sobre diversos temas relacionados a la sexualidad. Los resultados de los voluntarios eran muy similares a los de aquellos que buscan ayuda médica por un supuesto vicio en sexo…

Posteriormente, la respuesta cerebral de los participantes fue medida en cuanto les mostraban una serie de fotografías escogidas a dedo para evocar tanto las sensaciones agradables cuanto las desagradables, que incluían imágenes de cuerpos desmembrados, personas cocinando o esquiando y, obviamente, escenas de sexo explícito.

La Repuesta P300Los investigadores estaban interesados en la denominada “respuesta P300”, que es la respuesta del cerebro en los 300 milisegundos después que una persona ve una imagen. Esta unidad de medida, que viene siendo utilizada en muchos estudios internacionales sobre vicio e impulsividad, resulta ser mayor cuando una persona ve algo nuevo o de especial interés a ella, como cuando un viciado en cocaína ve imágenes de la droga… Que no es igual a la reacción que uno pueda tener cuando ve a su suegra, evidente.

En todo caso, los científicos imaginaban que cuando los evaluados viesen imágenes sexuales, los participantes que sofrían de hipersexualidade tenderían a tener respuestas P300 más elevadas. Pero no fue lo que sucedió. La conclusión fue que la respuesta del P300 fue semejante al de las personas que simplemente tienen una libido más elevada, lo que es un trazo de personalidad, y no al de personas que tienen un vicio.

“Claramente, notamos que existen personas que tienen problemas para controlar ciertos tipos de comportamientos sexuales y consumen más pornografía de que lo habitual” -concluyó Nicole-, “y como existen muchos con dicho problema, eso se debe al hecho de esas personas ser compulsivas. Lo que lleva a ellas acumular ansiedad hasta el momento en que practican el sexo, pero ciertamente eso no es una busca por el placer sexual, y sí una liberación de esa tensión acumulada”, concluye la especialista.

Así pues, estos comportamentales peritos acreditan que las conclusiones del estudio pueden ahora colocar en jaque las actuales teorías que sustentan la existencia de vicios sexuales; lo que me lleva a pesar en lo interesante que puede ser, que hasta la idea de hacer gimnasia un día pueda llegar a tomar cuerpo… ¡Fabuloso!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Todo Mundo Come Durante el Porno


Mismo que insista y persista en querer analizar algunas veces los aserrines de átomos filosóficos, no siempre me es posible distinguir la diferencia en los acontecimientos extraordinarios que insisten en suceder, a pesar de recurrir a las neuróticas represiones monárquicas producidas por las píldoras del Dr. Ross, que no es el mismo erudito que algunos suponen, ya que el otro Dr. Douglas “Doug” Ross era tan sólo un personaje ficticio de la serie de televisión ER, interpretado por George Clooney.

De una manera u otra, y siempre recordando al teatral leyente que pese a todos los esfuerzos que fueron realizados por Charles Darwin, el “Eslabón Perdido” jamás ha sido encontrado, y de que el insulso juego de virtudes prestidigitadoras en las relaciones humanas se convertiría un día en un asunto prosaico, puede notarse con claridad que la mitología siempre transitó por el camino correcto.

Quiero decir con esto, y con el seguro auxilio de la insensatez xerográfica, mismo que una pléyade no se importe con que la Fénix apagase incendios con agua de bidé, que lo que tenemos, es que una empresa estadounidense encargada del “delivery” de varios establecimientos gastronómicos, acaba de realizar una exitosa campaña publicitaria que costó la décima parte de lo habitual.

Hasta aquí no dije nada, pues es de esperar que los expertos magos que la gobiernan siempre saquen un nuevo conejo del sombrero; no en tanto, para ello y economía en la cuenta publicitaria, estos terminaron por colocar una serie de anuncios en “sitios porno”, apelando a un fácil pero efectivo doble sentido.

Así pues, la módica campaña propagandística que fue llevada a cabo por la empresa “Eat24”, terminó por obtener el triple de visualizaciones que una similar realizada en Facebook, Twitter y Google, según lo afirman los ingeniosos responsables de esta compañía, que trabaja como intermediaria en servicios de reparto de comida

De acuerdo con lo que mencionó Amir Eisenstein, gerente de marketing de la empresa, la iniciativa surgió poco a poco, indicando que: “Cuando un cliente completa un pedido en nuestro sitio web, tiene la opción de enviar un tuit automático. Notamos que aparecieron varios de actrices porno, y comenzamos a pagar sus tuits con canjes de comida… El siguiente paso fueron los anuncios”.

El mismo Einsenstein nos apunta que un tercio del tráfico total de Internet corresponde a sitios de pornografía. Pese a ello, en dichos lugares no aparecen anuncios publicitarios, salvo de otros sitios del género.

En todo caso, el responsable de la novedosa publicidad explica que “las empresas no quieren verse asociadas a ese tema”, y afirma luego que Eat24 no tiene esos escrúpulos… “No discriminamos a nadie, todo el mundo come”, afirmó Einsenstein en declaraciones citadas por un periódico… Lo que llevó al desayunado de mi vecino a comentar que eso es verdad, aunque me afirme que muchos comen crudo.

La polémica ha quedado suspendida en la atmósfera tal cual una partícula de aserrín, pues anteriormente, esta misma empresa ya había realizado otras campañas polémicas. Una de ellas tenía como objetivo los fumadores de marihuana, los cuales buscaron conquistar con piezas publicitarias donde la “Eat24” se autoproclamaba como “patrocinador oficial” del apetito que surge tras fumar dicha hierba.

En cuanto a la última campaña, Eisenstein reconoce que al principio tenía dudas de lograr un buen resultado, ya que “la gente no admite que entra a sitios porno”. Sin embargo, todo lleva a creer que el éxito fue rotundo, y el empresario ya intuye que es muy probable que sus competidores copien la iniciativa.

Tal vez hasta ya hayan comenzado a imitarlos, pero sobre este punto, el hombre encargado del mercadeo declaró irónicamente: “Yo no lo sé, porque en realidad, no entro a sitios porno”… Un proceder muy correcto, que me recuerda mucho a lo que fue afirmado por Bill y Barak en su momento, cuando éstos afirmaron que fumar, fumaron, pero no tragaron… ¿Será?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¡Ya sé Cuando me Moriré!


Ciertas veces se nos hace posible distinguir que algunos asuntos parecen que demandan dramáticos efectos para causas tan pequeñas, pero le es aleatorio a cualquiera comprender que cada persona sabe cuánto le duele y dónde y, por lo tanto, el ridículo es algo así como una quemadura por dentro, un ácido que en cada momento es reavivado por la memoria, una herida infatigable. Empero, también hay quienes digan que la propia naturaleza se muestra indiferente a los dolores y preocupaciones de los hombres, aunque estos no sepan pizca alguna ni de hombres ni de naturaleza.

Del mismo modo, no se puede descartar que el curso de los astros puede perturbar la regularidad de las mareas y llegar a desajustar el equilibrio mental pensante del individuo; aunque luego comentarán los escépticos, esos que hacen profesión de dudar de todo incluso sin pruebas en contra o a favor, que la proposición es indemostrable, ya que una golondrina desorientada no hace primavera.

En todo caso, y quizás por pensar que quienes pagan por algo se creen que el dinero les confiere todos los derechos, fue que el diseñador americano Frederik Colting acabó de desenvolver un excepcional reloj que se encarga de realizar el cronometraje regresivo para marcar el tiempo que falta para la muerte de su usuario.

En efecto, parecería que esa fue la forma, un poco mórbida, que Colting encontró para mostrar a las personas que la vida es corta y que ella debe ser aprovechada al máximo y como se pueda.

Así pues, de acuerdo con lo mencionado en el sitio “The Verge”, el Tikker -nombre del funesto carrillón-, logra realizar entre sus pérfidos tic-tacs el contaje de los años, meses, días, horas y segundos que faltan hasta que le llegue la muerte al dueño del referido artilugio… Y no piense el ominoso amigo leyente que se refiere a la muerte chiquita… Ese es otro tema.

En todo caso, para lograr identificar la data prevista de su muerte en el reloj, el tirulato usuario debe llenar primero un cuestionario relacionado a su salud, e introducir los datos en la memoria del carrillón.

Claro que además de mostrar cuanto tiempo le resta a uno de vida, el gadget también muestra la hora local, lo que es elemental en cualquier reloj. En todo caso, esto ha llevado a su creador a afirmar con sapiencia de alambique que “si usted supiese cuanto tiempo dejó pasar en blanco”, ¿no iría querer usarlo con sabiduría?

Por lo más, para el artilugio comenzar a ser producido, el señor Colting necesita arrecadar unos US$ 25 mil para poder fabricarlo en escala y así llegar a los pulsos de los primeros usuarios. Además, se ha tomado el trabajo de mencionar que la persona que compre una unidad de su funesto dispositivo, ésta llevará para su casa un libro que irá explicar curiosidades sobre el tiempo, y que conjuntamente servirá de manual para el funcionamiento del reloj.

Y así, sintiéndome tal cual un Cristóbal Colón moderno a buscar incesantemente siempre las playas donde brotan, eternamente, los encantos de lo imponderable, y con toda certeza reviendo la afable incombustibilidad de los hechos mencionados, veo con clareza que no existe ninguna relevancia en querer continuar aquí a exhibir mis gónadas filosóficas sin que haya un efectivo retorno existencial de uso común; esto es, sin que el gentil lector participe y se beneficie de esos pequeños éxtasis que seguidamente registro… A pesar de la estrechez de raciocinio, evidente.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: