Cuando la Ficción nos Levanta el Ímpetu


Elemental decir que ahora más que nunca el mundo de hoy necesita superhéroes. En todo caso, igualmente cabe preguntar: ¿Era necesario el retorno en filme del Llanero Solitario y Tonto, su ayudante indio, ahora encarnado por Johnny Depp?

Pienso que muchos opinarán que la respuesta es enfáticamente afirmativa, sino como harán éstos mismos para vivir sin esas figuras que le permitan soñar maneras de deslizarse fuera de su circunstancia, fuera de la crisis, fuera de los conflictos, fuera de la inseguridad, fuera tanto agobio.

En realidad se trata de un fenómeno recurrente que se viene arrastrando desde la antigüedad, cuando se relataban las aventuras mitológicas de Ulises, Teseo, Aquiles y tantos más. Un fenómeno que demuestra desde siempre que lo humano necesita soñar con lo sobrenatural. O sea, fantasear nuestra mente con esos personajes que nos brindan las soluciones simples que tanto anhelamos y que son tan esquivas.

Hay etapas del devenir de la civilización en que parece acentuarse ese tipo de necesidad. Por ejemplo, en Estados Unidos en los años treinta, los personajes de ficción de este tipo ayudaron a levantar el ánimo y salir de la crisis. Personajes como “El Fantasma” que nació en 1936 y “Superman”, surgido dos años después.

Un facundo analista de este tema ha dicho que “no es casual que el período que va desde el crash de 1929 pasando por los años sangrientos de la Revolución Española, hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, coincidan con la aparición de Superman, Batman, Capitán Marvel y otros.”

Tal vez ningún período haya sido más productivo en este orden que el ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial, cuando prácticamente ningún diario dejaba de contar con su superhombre en versión seriada. Hay hasta quienes recuerden con alegría de esos tiempos en que los abuelos coleccionaban y encuadernaba las tiras del periódico para beneficio futuro de sus nietos que allí leyeron y releyeron aventuras como las de Juan Hazard, As Solar y su artillero Pepe Dinamita y las del detective Dick Tracy.

Lecturas que se prolongaron mucho más allá del final de la guerra cuando el psiquiatra Fredric Wertham afirmaba que los superhéroes creaban una distorsión de la realidad, generando falsas esperanzas como la de que Superman pudiera volar o que la Mujer Maravilla pudiera estar en un plano de igualdad con los hombres de la Liga de la Justicia.

Hay quienes clasifican este asunto por etapas: edad de oro (1938–1945), edad atómica u oscura (1945-1956), edad de plata (1956-1970), edad de bronce (1970-1985) y edad moderna (1986 al presente). Pero esto parece ser más a los efectos prácticos y no obedeciendo una realidad que seduce con sus ficciones a los terráqueos de todas las edades. Esos que leen cómo el periodista miope Clark Kent se convierte en Superman, quien si bien derrota a Lex Luthor, no logra concretar una relación amorosa con Luisa Lane. Es decir, que sufren como los héroes griegos, logrando grandes éxitos pero padeciendo como todo mortal.

En los últimos tiempos, el cine conjuntamente con sus modernos efectos especiales, ha sido un excelente vehículo para rescatar los superhéroes, -aunque legalmente solo los personajes pertenecientes a Marvel Comics o DC Comics pueden hacerse llamar superhéroes-, o seres con poderes especiales.

Cabe felicitarse de esto y que nos traigan versiones renovadas como la del Llanero Solitario, mientras quedamos aguardando más de lo mismo. ¿Qué tal una versión siglo XXI de “La Sombra”, o tal vez una del vendedor de diarios inválido que, explosión mediante se convertía en “Capitán Marvel”, listo para luchar contra Sivanita?

Estamos en camino: se anuncia que en 2015 Batman y Superman formarán el dúo dinámico de una película… Muchos la esperamos anhelantes.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Textos Para Calentar el Ánimo


Creatividad no es algo que todo el mundo asienta. Eso de ponerse sexualmente animado, con ideas que a uno le permita mudar la rutina parece fácil, pero no lo es. Mucha gente hasta deja de hacer el básico “papá y mamá” por pereza de comenzar, imagine entonces algo más elaborado. No que uno precise de malabarismos sexuales para sentir placer, pero entrenar nuestras sensaciones para que ellas sean más aguzadas, estimular la mente y abrir la cabeza son sucesos siempre interesantes, y en cualquier área de la vida es siempre bienvenido. Y aunque uno lo crea, no hay mejor manera para hacerlo, de que consumiendo arte.

El arte puede estar en millares de soportes, en cualquier lugar y sacudir con uno de diversas formas. Uno puede buscar obras clásicas o abrir la mente para las más innovadoras y transgresoras. Puede emocionarse, tener chuchos de placer o de asco, pero uno no quedará inmune. Y es eso mismo que debemos entrenar.

Evidente que uno siempre puede optar por Marqués de Sade, Anaïs Nin, Hilda Hist, Henry Miller o Bukowski. Son clásicos de literatura. Pero otros son citados en ruedas de personas que acreditan ser intelectuales, de aquellos que creen necesario hablar de la nueva onda erótica en la literatura, y tienen una cualidad increíble. Ni todos son de fácil lectura, pero todos tienen pitadas de sexo y fetiche permeando las historias.

Siendo un democrático-anarquista del amor, le recomiendo algunos títulos de libros para que usted entienda mejor el mundo del sexo, que conozca fetiches que ni imaginaba que existían y experimente sensaciones colocándose en el lugar de los personajes. Algunos libros son la nueva onda de la literatura sexual, otros no. Hágame caso, pegue el suyo, sumerja en la historia y salga de ella transformado.

Trilogía Cincuenta Tonos de Gris – E.L. James – La serie, basada en la trilogía Crepúsculo, hizo recordar al mundo que la literatura erótica existía y que ella también podía ser leída por mujeres casadas y sin pretensiones sexuales extremas. El amor permea toda la historia, lo que la torna más leve y no choca tanto. Hay pitadas de machismo, dominación psicológica y una relación bastante enfermiza, no en tanto consensual entre la pareja, pero es básicamente un cuento de hadas. La historia dice más sobre relacionamientos, aunque mencionar el sexo entre una cosa y otra puede ser divertido. Para hacer sentido, es necesario leer los tres libros, en la orden: Cincuenta Tonos de Gris, Cincuenta Tonos más Oscuros y Cincuenta Tonos de Libertad.

Por favor, mi amo – Allen Ginsberg – Es un poema lindo. Por lindo no espere un escenario alegre, feliz y con pajaritos cantando. La palabra amo, en el título, deja claro el tema: sumisión. Es lindo de una manera seca y sincera, verdadera. Es un poema gay que habla sobre la necesidad extrema que el sumiso tiene de su dominador. La necesidad del sexo, del toque y de la atención. Es crudo y la belleza está en eso.

Serie Crossfire – Sylvia Day – La serie todavía está en andamiento, los libros 4 y 5 todavía no fueron publicados, pero ya deja a los fanáticos en la expectativa. La autora habla de sexo como lo hago yo o usted, como cuando uno conversa con los amigos, lo que aproxima su realidad a aquella propuesta en el libro.

Aquí usted ya va encontrar temas más pesados como violencia sexual infantil, estupro, homofobia, pero nada expuesto de una manera chocante. Es una serie en que los personajes muestran como el relacionamiento puede ayudar en la superación de traumas y suavizar las marcas que cada uno carga. Los ya publicados son: Toda Suya, Profundamente Suya y Para Siempre Suya.

Zonas húmedas – Charlotte Roche  – Es una lectura leve por su texto, pero que trata de fetiches que pueden incomodar a los más castos. Una adolescente está en el hospital después de una cirugía de hemorroide y pasa a recordar todas sus aventuras sexuales y fetiches. Sexo con desconocidos, masturbación con objetos extraños y la necesidad de sentirse segura tornan el libro interesante, atrayente y mantiene su atención hasta el último minuto.

Trilogía Lujuria – Eve Berlin – La autora crea hombres increíbles que hacen sexo lleno de novedades y describe las cenas detalladamente para que usted cree imágenes en su cabeza que quedarán por mucho tiempo en sus sueños. Dicho esto, no sería necesario hablar más nada. Pero ella todavía tiene el amor romántico permeando la historia y torna todo más plausible para quien no lidia bien con el sexo apenas por el sexo. Los libros son Lujuria, En el Límite del Deseo y Tentación.

Soneto del ojo del culo – Paul Verlaine y Rimbaud – Paul Verlaine y Rimbaud fueron dos grandes escritores. Cuando digo grandes, quiero decir famosos y talentosos, de aquellos que no hay como ignorar. Los dos también fueron una pareja. Se creía que ellos nunca habían escrito juntos, pero un texto poco divulgado, presente en apenas una de las colecciones de sus obras, prueba lo contrario. Es una declaración de amor sexual y puede chocar a primera vista: ellos están, mismo, sin duda alguna, hablando de una relación anal y su belleza. No es para los flacos, y no cualquiera puede leerlo.

The Sullivans – Bella Andre – Un bombero, un jugador de fútbol, un mecánico y un actor de Hollywood. Esas son las profesiones de los hermanos Sullivans en los libros ya lanzados. Está en la cara que la autora resolvió zarandear con los fetiches femeninos ligados a uniformes y fama… ¿o serían los fetiches masculinos que las hacen acreditar ser de ellas? La cuestión es que ella hace eso bien y todavía mistura con un romance de aquellos bien agua con azúcar, que si fuese filme haría usted llorar por horas. La serie, por en cuanto, tiene los libros: Una Mirada de Amor, Por un Momento Apenas, No Puedo Apasionarme y Sólo Tengo Ojos para Ti. Todavía faltan cuatro obras y la autora ya prometió más historia de la familia con libros sobre cinco primos y los padres de los hermanos que mencionamos.

Prosopopeya – Reinaldo Moraes – Es un libro querido por descolados de todas las edades –tal vez por ser tan próximo de la realidad de personas que ya pasaron por sus vidas. Él cuenta la historia de un ex-cineasta, actual videomaker, que no consigue parar de hacer sexo, usar drogas y vivir una existencia sin ninguna regla en cuanto precisaría entregar un filme. Tiene cosas bastante escatológicas, pero es verdadero y con un humor que lo hará relajar mismo en las partes en que usted podría desistir de la obra.

Esposas de Seda – La Historia de Jake y Mimi – Frank Baldwin – Llegamos al suspense erótico. Una moza que no deja sospechas, novia de un joven que sigue un patrón, comienza a tener experiencias sexuales de sumisión y desaparece. ¿Y que aconteció con ella? Sólo esto ya daría un buen enredo, pero cuando usted coloca sexo en medio de eso todo queda más interesante,

La historia del Ojo – George Bataille  – Es un libro que la capa ya lo deja constreñido. Y la narrativa sigue una línea de fetiche que puede hacer con que uno quiera esconder el libro para que nadie lo toque más. La cuestión es que no da para pasar ileso a esa obra.

Tal vez por ser filósofo y tener a Freud como su terapeuta, el autor nos hace pensar en cómo nacen los fetiches al contar la historia de una dupla de amigos que resuelve quebrar paradigmas sexuales e ir atrás de lo que da placer, mismo que eso choque quien está a su alrededor o explote las relaciones impuestas por la sociedad. Es pesado, mueve con todas las creencias que uno puede tener, pero abre su sensibilidad para sí mismo de una manera rara de ser vista.

Falsa Sumisión – Laura Reese – En este libro la autora resolvió separar BDSM (la sigla para bondage –amarración-, dominación, sadismo y masoquismo) del amor que la envolvió en los últimos libros de éxito. Es también un suspenso que va dejarlo tenso, pero toda la experiencia de sexo con la única intención de obtener placer ya es suficiente para tornar la cosa toda aún más interesante.

Perdidos Entre lo Pornográfico y lo Real


No es la primera vez que la gente habla del mismo asunto. Incluso, hay quienes gritan de puro nerviosismo, y el alboroto aumenta cuando desde la otra banda del río comienza a oírse a voz profunda la volubilidad de los hombres, tan cuidadosos del poco tiempo que tienen para vivir, siempre quejándose que la vida es corta, que dejan sólo en la memoria el blanco sonido de la espuma.

De igual modo, otros inconstantes rezan a Dios para que éste no quiera que se extinga nunca la caridad para que no se acabe la pobreza, esa gente de mantón y pana, de pantalones remendados, de camisas de algodón con los fondillos de otro paño, de alpargatas, tantos descalzos, y, siendo los colores tan diversos, todos juntos formando una masa parda, negra, igual al lodo mal oliente como el del limo del muelle del puerto.

También no es la primera vez que a la gente se le da por hablar sobre la estética de las vaginas, sobre el patrón perfecto de los cuerpos que aparecen en los filmes o en como los actores disfrutan de orgasmos barullentos en esas mismas películas.

La variedad de lo que se habla es grande, mi parlanchín amigo, pero desde hace tiempo que los eruditos en el tema vienen intentando explicar al viviente que las cosas son bien diferentes en la vida real.

Evidentemente que mucha gente ya lo entendió; empero, muchos apenas dicen que entendieron, aunque se sabe que otras aún están presas, sin querer, a todas aquellas imágenes seductoras que asistieron en los filmes durante años -o que todavía asisten bobaliconas al espectáculo… Que es para conseguir imitarlo.

Pues bien, resulta que un estudio productor de videos americano resolvió crear un proyecto autoral para divulgar su nombre, y escogió ese mismo tema para abordar. Claro que el asunto está en boga, ya que mueve mucho dinero anualmente y es un mercado que sólo tiende a crecer… El sexo es la mina de oro de la publicidad.

Lo cierto es que, por ser tan creativos y entusiastas, estos sujetos consiguieron hacer un trabajo genial ilustrando los datos genitales con alimentos. No en tanto, se intuye que algunas personas van pensar que es asqueroso colocarlo así, pero otras -muchas- lo hallarán divertido. En todo caso, lo más importante de la cuestión, dicen, es la gente del pueblo ir mudando las cosas que tiene gravadas en la cabeza, con la sabia intención de poder ser más feliz entre cuatro paredes.

Por tanto, lo que ellos defienden con su video, es el viviente poder entender la diferencia entre el tamaño del pene en la vida real y el que se ve en los filmes, de cómo es la depilación de la nena, la estética real de una vagina peluda, y de cómo el orgasmo ocurre -y cuando ocurre-; que, bajo sus auspiciosos conceptos, es lo que puede transformar la vida de quien está iniciando la experiencia sexual –y también de quien ya se considera experimentado, pero todavía no aprovechó todo por causa de amarras inconscientes.

De cualquier manera, estos afianzados productores defienden que no se puede ser egoísta, y hay que recordar que la mayor parte de las mujeres no llega al orgasmo en la penetración, y que la mayor parte de las desdichadas mujeres no eyacula, y no entiende que el sexo anal todavía es un tabú que puede dejar la relación mucho más placentera.

Al ver el video, juzgo que el referido material, desde el punto de vista didáctico de la cuestión, viene directamente en auxilio de muchos caminantes sin dos dedos de frente y que allí están a la espera de que les llegue la vez, horas y horas en pie, algunos hasta por la madrugada, sosteniendo las cosas en alto, hablando unos con otros, acalambrados que ya están de tanto esperar.

Por otra parte, mi irrestricto leyente, cambiando tiempos y políticas, pienso que esto también le acabará sirviendo, ya que usted entendió cuáles son las limitaciones que existen entre ustedes dos en la hora fatídica del vamos ver… ¡Realístico!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Sexo Rejuvenece… A veces


Hay memorias que nos siguen llamando, mismo que el mundo no guarde memoria de uno. Hasta puede parecer una idea absurda aseverar tal refrán, pues ya sabemos que el mundo olvida, y olvida tanto, mi amigo, que ni siquiera se él da cuenta de lo que se ha olvidado. Gran vanidad la suya, -digo del mundo y no del lector- pues más vanidoso que un poeta, sólo lo es un trovador menor.

Razono que la memoria es algo así como los olores, ya que hay aromas que son por demás elocuentes, y cada uno de ellos puede valer por cien discursos de los buenos y de los malos; clásicos olores que son como retratos de cuerpo entero, hábiles para dibujar e iluminar facciones, sean estas neutrales, objetivas o violentas.

Empero, más filosóficamente profundo que la memoria o los olores, son los actos que el viviente practica para mantenerse activo. No me refiero al desarrollo del lado intelectual del individuo, sino más bien a los libidinosos ejercicios regulares a que éste se entrega al perseguir el sueño de alcanzar su juventud eterna… Otro pensamiento paradójico y absurdo, dirán los bardos.

No en tanto, buscando aclarar la cuestión, advierto al desatento leyente que la lista de beneficios que proporciona el sexo seguro, crece a zancadas largas cada vez que un dedicado científico resuelve sumergirse en el asunto.

La novedad actual determina que una vida sexual activa es lo que dejaría a los caminantes con una apariencia hasta siete años más joven. Y tal asunto, en una sociedad en que la juventud pasó a ser una característica que llega a ser incansablemente perseguida por la mayor parte de las personas, esta es más que una óptima noticia… Aunque no tan buena cuando se es un setentón o un quinceañero.

Pues ahora se sabe que, sumado a la función aparente que proporciona la fuente de la juventud, la consuetudinaria práctica del sexo a dos a la que usted se entrega, le reduce el perdulario stress, quema calorías ignominiosas de su cuerpo y le aumenta la resistencia cardíaca… ¿Y sabe qué más? Su maestría en esa maña lo puede dejar con una apariencia entre cinco y siete años menor, y las chances de que usted tenga una muerte prematura son bastante menores… ¡Pero ojo, mi amigo, que no es cualquier sexo!

Me refiero a que el sexo tiene que ser placentero. Y eso no quiere decir que uno necesita llegar al orgasmo -primo-hermano del gozo-, pero requiere curtir todo el momento en la horizontal, lo que permitiría que su cuerpo liberte las endorfinas, que en realidad, son las verdaderas responsables por la juventud. Son estas las que le dan una sensación de bienestar, logran aliviar su ansiedad y mejoran el sueño… Después de aquello, obvio.

En todo caso, no queriendo ser injusto, pues ellas también aumentan la circulación sanguínea, le dejan la piel más saludable y colabora en la liberación de la hormona del crecimiento, que ayuda a evitar arrugas, ya que mantienen la piel elástica… Aunque ya ha sido comprobado que hay casos que ya no tienen más solución.

Para llegar a estas tan esperanzadas conclusiones, el ex-jefe de psicología del “Hospital Royal Edinburgh”, de Escocia, Dr. David Weeks, contó con la participación de nada menos que una centena de hombres y mujeres de diferentes edades, por un periodo de diez años. Así pues, los que aparentaban ser más jóvenes de lo que eran, se debió a que tenían una frecuencia sexual, en media, 50% mayor que los demás investigados.

Evidentemente que todo eso puede ser substituido por otro tipo de ejercicios regulares, ya que no a todo el mundo le gusta practicar sexo… Y es por ello que de ingenuos el cementerio está lleno. Pero como también sabemos que no a todo el mundo le gusta participar en una academia, esta no deja de ser una buena alternativa… ¿Y está esperando el qué?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Ahora, el Maniático Espía por el Celular


Supongamos que una amiga le encamina un link para que usted pueda bajar un aplicativo que promete rastrear los pasos de su novio. No es nada del otro mundo. Funciona así: uno baja el “app” en el celular de la persona que uno pretende espiar, catastra su número de teléfono como “receptor” de las informaciones y define los códigos que le permitirán tener acceso a la localización física y a los mensajes que el referido aparato recibirá en el futuro. El programa también le permite la elección de una seña que hará con que el telefonito te ligue, así usted podrá oír lo que está aconteciendo al redor del aparato.

Pues resulta que pesquisando en internet, descubrí que existen varios de estos programas que ofrecen ese tipo de “servicio escatológico”, y que un montón de gente excrementiciamente desvariada ya lo ha bajado y recomienda el aplicativo… Es como para quedar asustado… ¿O no?

Pero vamos despacio, que es para ver si usted me entendió derecho. Por alguna razón misteriosa e indescifrable, cierta persona con escasos sesos se halla dueña de la vida de un otro ser caminante, de tal forma que llega al disparate de pretender instalar un programa en el celular que le informará la localización del sujeto y le re-direccionará los mensajes que él recibe… Eso todo sin su consentimiento… ¿Comprendió?

Vea bien, mi huero amigo, no se trata de un programa que ha sido compartido en secreto entre amigos. Este lance es comercializado por internet y está al alcance de cualquier uno sin dos dedos de frente que tenga un Smartphone, una tarjeta de crédito y ninguna ética… Simple como sumar dos más dos.

Además, el sitio del programa tiene una lista de personas sin cerebro que curtieron el aplicativo y han postado un montón de comentarios hablando bien del “app”. O sea, hay gente que asume con la cara más larga y deslavada que tiene, que no se importa en faltar con el respeto de su pareja en busca de informaciones… En todo caso, se auto responda: ¿Cuándo fue que invadir la privacidad del otro viró práctica una normal entre las parejas?

Por otro lado, no sé hasta qué punto la legislación de un país protege nuestra vida privada contra ese tipo de ataque y, por tanto, si el uso del aplicativo se configura un crimen o no. Como sea, eso no torna el acto menos absurdo… Es algo muy serio, mi investigador amigo, pues actitudes como estas van más allá de los celos.

En realidad, actitudes como estas son actos enfermizos de controle de dominación, e independiente de las justificativas que uno de a sí mismo, si es que hace uso de alguna “herramienta” como esta. Si éste es su caso, mi amigo, lo que en realidad usted precisa de manera urgente, es de tratamiento psiquiátrico a la vez que su pareja necesita mantener distancia de usted.

Empero, si usted desconfía tanto así de la persona con quien escogió dividir la vida y las sábanas al punto de querer espiarlo on line, entonces responda si es capaz: ¿por qué cargas de agua usted todavía está estacionado en ese relacionamiento?…

Si esa persona efectivamente le da motivos para dejarlo con una pulga de ese tamaño atrás de la oreja, ¿no sería mejor que ustedes se separen? Así, además de librarse de la preocupación que le quita el sueño, usted todavía estará disponible para encontrar a alguien en que pueda confiar. Ahora, si por otro lado los caracoles están sólo en su cabeza, ¿qué tal parar de actuar como un loco y procurar ayuda? Tal vez así todavía tenga tiempo de salvar su relacionamiento.

Por su vez, independiente de las pulgas colocadas atrás de la oreja ser verdaderas o falsas, nada justifica pretender espiar a su pareja e invadir la privacidad de él.  Difícilmente usted va conseguir construir un relacionamiento saludable sin grandes dosis de confianza; por consiguiente, usar aplicativos de rastreo como este, es como querer correr en dirección contraria en la carretera que lleva a una convivencia feliz.

No estoy diciendo que nunca habrá dudas en un relacionamiento. Por veces, usted va sentir aquella voluntad insoportable de querer entrar en la cabeza del otro para saber lo que él piensa y todas las cosas que acontecen con él cuando ustedes no están juntos. Ese es uno de los efectos colaterales de haberse apasionado.

Pero eso no tiene por qué ser un motivo para querer ultrapasar todas las barreras del buen censo y algunas barreras legales. Si hacer la cosa correcta no es lo suficiente para ayudarlo a tomar la decisión, entonces piense en lo que le puede acontecer mañana caso el otro descubra lo que usted hizo con su telefonito. Quien ya tuvo su correo invadido por un ex, puede afirmar con certeza que la sensación es pésima y el episodio es bien difícil de superar. Algunos, por ejemplo, no consiguen jamás olvidarlo… No sea un esquizofrénico… Los celulares sirven para asuntos más nobles.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Guie su Sexo por los Astros


No es una obligación ser científico para afirmar que todos somos distintos y tenemos nuestras propias cualidades y defectos. Por otro lado, la astrología también puede ayudar al viviente a desvendar esas particularidades y diferencias que existen en cada signo, y entender mejor como ese universo funciona… “Podemos decir que entre los diferentes signos hay variadas maneras de amar o vivir una pasión”, llega a relatar la astróloga Nidia Alves, miembro del Equipo de la Bruja Evani… “No en tanto, debemos recordar que no hay una receta pronta para ese o aquel signo. Uno debe conocer el estilo de su pareja, observar como él o ella interpretan esas energías y como las trae para su convivio diario”, complementa la bruja mor.

“Conviene resaltar que hombres y mujeres regidos por un mismo signo, vivencian las mismas fuerzas. Consiguiendo una dirección semejante dentro de sus vidas, como el estilo de manejar problemas en la hora de flirtear, y hasta mismo en el sexo. Pero la experiencia individual es la determinante de las especificidades que nos constituyen en cuanto persona”, relata Nidia. De acuerdo con sus estudios, dicha astróloga nos explica cómo cada signo se comporta en la cama:

Aries – Son óptimos en las relaciones amorosas rápidas, ya que los arianos son amantes audaces que gustan de innovación. Impulsivo, tiene un calor extremado, que nos hace comprender lo que es deseo. Osado, busca maneras originales de demonstrar sus sentimientos, queriendo siempre ser el vencedor. Su sexo es vigoroso, pero no gusta de sentimentalismo. Óptima pareja para descubiertas sexuales, regadas de entusiasmos y novedades.

Toro – Romántico, discreto, sensual, estable: ese es el taurino. Ese es el signo de la formación de todos los sentidos (tacto, olfato, paladar, visión y audición), alimentar eso puede realmente ser muy placentero. El placer es el elemento fundamental de su existencia, placer que viene de los sentidos: por ejemplo, una linda cena antes del sexo, llena de vino y seducción, es el plato que él más aprecia. Un amante sólido y constante.

Géminis – Innovadores, a los geminianos les gusta cosas modernas, diferenciadas y variadas. Nunca caen en la monotonía, y experimentar es el carro jefe de su vida. Desde una buena conversación hasta un sabor inusitado, la novedad siempre les trae una excitación. Deje que el geminiano descubra cuales son las áreas de su cuerpo que más dan placer, cuales son las posiciones que más le agradan. Nunca sea explícita, ofrezca apenas una pista.

Cáncer – Siempre cariñoso y amable, el canceriano busca estabilidad en todo lo que toca. Familia es el lema de su busca. Debido a ello, la estabilidad es importante dentro del romance. Precisa sentirse seguro para expresar sus emociones y dejar que la otra persona comparta ese sentimiento. Amante de lo tradicional, busca colocar en el sexo sus emociones. La relación es basada en cariño, acostumbra ser tierna sin dejar de ser estimulante durante el acto sexual. Se fuer diferente de ello, él se cierra en una redoma, no esbozando ninguna reacción.

León – Todo leonino adora ser tratado como un rey, su exuberancia demuestra la majestad que le es propia. No en tanto, jamás sirva a un leonino. Su instinto felino pide para que él cace y arrebate lo que desea. Símbolo de las paciones del corazón, permita que el descubra y se apodere de los misterios de su amor. Caliente, poderoso, siempre impulsado por el deseo. El sexo con él trae siempre un diferencial, satisfacción completa. No se olvide: es él quien gusta de conducir la cosa.

Virgen – Hay necesidad de una identificación por veces de alma, para que él revele su deseo más íntimo. Acreditando que el mundo es puro y que las personas también lo son, los virginianos no gustan de mentiras o extravagancias. Perfeccionistas, todo detalle es importante en su juego. Su creatividad es muy aguzada. Se usted se entregar no habrá arrepentimiento. El sexo puede ser excelente, sólo no vale tener tabús. Él se entrega porque le gusta variar. Refinado, romántico, adora cuidados, mismo los pequeños, tales como: perfume, depilación, ropa íntima, todo siempre en día.

Libra – Comprensivo y ponderado, busca harmonía y belleza en todo que lo cerca. Los de libra adoran sentirse deseados y el juego de la pasión es su deporte favorito. Sagaz, su mente es al mismo tiempo brillante y adorable. Gusta de romances tórridos, pero prefiere que el otro tome la iniciativa. Salga siempre de la rutina durante el sexo, proponga situaciones diferentes e inusitadas como lugares y ropas diferentes. Detalles que harán la cabeza de él, que además de concordar, se va a apasionar.

Escorpión – Profundo, intenso, el sexo no posee límites y todo es posible. Para los escorpianos el placer es la repuesta de su enorme sensualidad. Gusta de diferenciarse por las pasiones, nunca cayendo en la monotonía. Procura superarse a cada día, dando y recibiendo placer. Maestro de los deseos sabe seducir y apreciar su premio, tornando la vida sexual fuerte y buscando un miramiento desnudado del cuerpo del otro. Sin embargo, si está demorando, es necesario tomar la delantera al inicio del romance.

Sagitario – Al mismo tiempo en que se presenta cariñoso y solidario, su instinto fuerte muestra un sexo vigoroso y sin límites. El universo es su punto y todo que en el transciende, incluyendo el placer, revela una busca desenfrenada. Ágil y decidido el sagitariano alimenta su pasión con mucho calor y expresa todas sus necesidades. Lo que lo torna fácil de conducir, pues él dice aquello que lo agrada en el sexo y está siempre buscando nuevos elementos para el acto en sí nunca ser monótono. Muy impulsivo y determinado, libertad es la palabra que lo guía.

Capricornio – Al primero contacto, su autocontrol no permite vislumbrar el volcán que existe dentro de él. Su sexo no tiene frenos, y la busca por el placer máximo nunca termina. Ligado al ansia de la piel, el instinto del capricorniano traduce placeres diversos. La confianza es un buen ingrediente para que él suelte las amarras y se coloque enteramente. Sexo siempre de cualidad muestran los placeres ligados al instinto que pueden no ser rellenados de romance, sin embargo son cubiertos de satisfacción.

Acuario – Los acuarianos adoran sentir la complicidad en el aire. Ese clima de afinidad lo atrae mucho, pues vive por la libre expresión de su mundo y sus sentimientos. Compartir es siempre muy bueno. Posee enorme pasión por todo que es innovador, vanguardista. Él no tiene miedo de utilizar nuevas estrategias dentro del relacionamiento, como su nivel de creatividad es alto, la osadía se hace muy presente en el sexo. La unión sexual es suave, expresada con gestos de delicadeza, recordando una sensualidad que va llegando a los pocos, hasta dominar todo el momento. Lleno de sutilezas, sabe ser un amante muy expresivo, dando y recibiendo placer.

Písis – Delicado y amoroso, vive un clima de eterno romance. Presa mucho la opinión del compañero, dándole la oportunidad de colocar sus cuestiones. Demonstraciones de cariño y afecto dejan el placer en el sexo mucho más especial para los piscianos. Así ellos se tornan los mejores de los amantes. Vivir una gran pasión deja las personas de ese signo más realizadas sexualmente. Muy soñador, las fantasías sexuales están a suelta en ese juego, basta captarlas y colocarlas en práctica. Como es un poco desligado, cabe a su pareja traer todo eso a superficie. Así ambos tendrán el máximo de satisfacción en el sexo.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Rompiendo la Endogamia Consuetudinaria


Leo con avidez que el gobierno ecuatoriano ha estado difundiendo en España una convocatoria inusual, al ofrecer 500 plazas dirigidas a españoles con título universitario -especialmente con diplomas de postgrado- para que estos se incorporen como docentes a la recién creada Universidad Nacional de Educación (UNAE) del país ecuatorial. Para  convencimiento de estos, se llegan a ofrecer sueldos que oscilan entre los 5.000 dólares para profesores titulares y de 2.300 para profesores auxiliares. Además, se pagaría un bono para vivienda (de entre 400 y 700 dólares) y la comida en el lugar de trabajo. También se cubrirían los gastos de transporte.

Al igual que en muchos de sus otros países vecinos, los ecuatorianos están poniendo en marcha una universidad pedagógica de carácter estatal. Con esa sabia decisión ellos esperan mejorar la calidad de los planteles docentes, como una condición más para superar sus modestos resultados educativos. Pero, a diferencia de lo que solemos hacer de manera compulsiva en estas latitudes, los ecuatorianos han decidido romper la endogamia.

Les llevó poco tiempo descubrir que si no abren las puertas para dejar entrar sangre nueva, van a seguir repitiendo los mismos esquemas mentales y los mismos estilos de trabajo que produjeron y aun producen malos resultados. Y como no quieren reproducir los mismos problemas, se propusieron hacer las cosas de manera diferente.

Para eso, nada mejor que una inyección de gente nueva, que aporte experiencias y tradiciones de trabajo diferentes de las que han predominado hasta ahora en su país.

La apuesta a romper la endogamia parece ser un signo de varias políticas públicas impulsadas por el actual gobierno ecuatoriano. También en materia educativa, hace tiempo que se aplica el Plan Retorno Educación, que estimula a profesionales ecuatorianos emigrados a retornar al país e incorporarse a la tarea docente en primaria, secundaria y bachillerato.

En el área sanitaria se está aplicando el Plan Ecuador Saludable, que intenta atraer unos 1.500 profesionales extranjeros, o ecuatorianos residentes en el exterior, como manera de cubrir el déficit de anestesistas, cirujanos y fisioterapeutas.

Esta disposición a incorporar sangre nueva se complementa con un saludable sentido de la oportunidad: España está en crisis económica y nada indica que vaya a haber una recuperación a corto plazo. Eso significa que hay mucha gente bien preparada dispuesta a buscar oportunidades en otros sitios. Por tanto, los ecuatorianos decidieron posicionarse entre los países que buscan captar parte de ese flujo migratorio ibérico.

Ecuador está en el corazón de la América Latina bolivariana. Es uno de los países que integra el ALBA (es decir, el bloque fundado por el ex comandante Chávez) y se ha dado una de las leyes de prensa más liberticidas que existen en el continente. Pero, pese a proclamar el socialismo del siglo XXI, el presidente Correa mantuvo el dólar como moneda nacional e incorporó a Ecuador como país observador de la Alianza del Pacífico.

Tales dosis de pragmatismo y apertura resultan envidiables cuando se los mira desde los otros pedestales políticos de sus vecinos cada día más ideologizados, rígidos y provincianos. Por algunos de ellos también se están discutiendo la creación de institutos universitarios de formación docente, pero parecería que a nadie se le ocurre que haya que traer gente de afuera, o si se desea, un montón protesta y reclama defendiendo su propio ombligo.

Aparentemente, esos mismos iracundos gritones piensan que son tan buenos que no necesitan del auxilio de nadie. Por lo tanto, lo único que lograrán es sentar las bases de un nuevo fracaso… ¿Cuáles? Pues pienso que los mismos de siempre serán los que van a hacer más o menos las mismas cosas de otrora, y los resultados futuros no se van a diferenciar de los actuales… ¿Concuerda?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: