El Prohibitivo Sexo Político


En realidad, mi amigo, lo que hay de fantástico entre lo divino y lo sagrado de la música, es precisamente el hecho de ayudarnos a reflexionar abstracciones, o mejor dicho, generarlas; aunque según los cálculos de algunos, el mal gusto musical ha llegado para persistir. Otros, no en tanto, pierden su primitivo referencial y el sentido de la magia sonora, entregándose a decrepitudes menos armoniosas.

Por ejemplo, Ken Cuccinelli que tiene un cargo equivalente a Ministro de Justicia en el Estado de Virginia, en los Estados Unidos, percibiendo ser imposible santificar mediocridades con el uso de la lógica surreal, lanzó a poco una polémica propuesta que visa prohibir “modalidades de sexo que no sean las vaginales”.

Así pues, en campaña para convertirse en senador por el Partido Republicano, Cuccinelli defiende que, la “prohibición de sexo oral y anal por ley”, aumentaría el combate a los crímenes ligados al abuso de menores.

En todo caso, el proyecto apenas retomaría una ley, la de Crimen Contra la Naturaleza, que ya existió en algunos Estados americanos hasta 2003, cuando una decisión judicial tornó inconstitucionales todas las legislaciones que criminalizaban formas de practicar sexo… ¡Sancta Simplicitas!

Entre tanto, al contrario de lo que pretende el Sr. Ken en medio a una jornada híperpopulacional de úteros que parecerían abrigar todo un suburbio de Pequín, y mismo que Freud, que siempre arreglara las cosas con pitadas de sexo sin nexo, lo que tenemos, es que el Tribunal Popular Intermediario de la ciudad de Chongqing, en China, condenó hace un par de semanas a cumplir 13 años de prisión al ex-alto funcionario regional Lei Zhengfu por crimen de corrupción, cuyo caso quedó conocido después del mismo haber protagonizado un vídeo de contenido sexual.

Lei, de 55 años y secretario del Partido Comunista de China (PCCh) en el distrito de Beibei, también tendrá que pagar una multa de 300 mil yuanes (US$ 48 mil), según informó la agencia oficial Xinhua.

La destitución del cargo y prisión de Lei, ocurrió en noviembre de 2012, luego después de la divulgación de un vídeo en el cual aparecía manteniendo relaciones sexuales con una supuesta amante, y el que terminó por ser ampliamente divulgado en las redes sociales. El condenado todavía no decidió si va recurrir de la sentencia, informó la misma agencia mencionada.

Durante el juzgamiento, Lei garantió que no recibió soborno y que, con relación al polémico vídeo, en realidad él “mantenía una relación genuinamente amorosa” con la chica, Zhao Hongxia, que tenía por entonces 18 años.

No en tanto, los abogados de acusación defendieron que Lei aceptó sobornos por aproximadamente US$ 500 mil de los constructores locales, quienes contrataron Zhao para mantener relaciones sexuales con el alto funcionario y gravaron las imágenes para chantajearlo.

En todo caso, el PCCh ha endurecido el código disciplinar para sus altos cargos en los últimos años, después del surgimiento de varios escándalos, y ordenó serias puniciones para todos aquellos que practicasen “conductas impropias” como el caso de tener amantes, algo aparentemente frecuente entre los altos funcionarios.

También en 2012, la ciudad de Chongqing fue escenario de uno de los mayores escándalos políticos de las últimas décadas en China, después que la esposa del líder máximo del municipio, Bo Xilai, terminó siendo condenada por el asesinato de un empresario británico… El propio Bo Xilai también enfrenta acusaciones de haber mantenido relaciones sexuales con varias amantes.

Para el leyente desmemoriado, aviso que Chongqing es una de las mayores ciudades de aquel país y vive un gran desenvolvimiento en las últimas décadas, pero se ha transformado también en una fuente inagotable de escándalos y polémicas.

Por consiguiente, mi adicto coadjutor, lo que tenemos aquí, es que diversas y paulatinas veces notase la dura y prosaica verdad de tantos raciocinios de fenomenología singular conviviendo entre tantos absurdos plurales, y donde ciertos caminantes utilizan con asiduidad las desnecesarias justificativas aparentemente prolijas para empujar las cosas con la barriga y no con el cerebro… ¿Todo esto no le deja esa sensación de ya haber sido visto antes?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: