Extractos del Discurso de Evo Morales


Juzgo interesante reproducir aquí extractos del discurso del presidente boliviano Evo Morales ante la reunión de jefes de Estado de la Unión Europea:

El que hubieran impedido a Evo Morales volar sobre países europeos echó una cortina de humo sobre el discurso que pronunció al asistir a la reunión de jefes de Estado, que fue el objeto de su viaje. Para perplejidad de sus anfitriones, el documento sitúa en sus verdaderos términos las relaciones entre Europa e Indoamérica. Exposición del presidente boliviano ante la reunión de jefes de Estado de la Comunidad Europea (30-VI-13). Con lenguaje simple, que era trasmitido en traducción simultánea a más de un centenar de jefes de Estado y dignatarios, el presidente Evo Morales logró inquietar a su audiencia cuando dijo:

“Aquí pues yo, Evo Morales, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro.

“Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace 40 mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace sólo 500 años.

“Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante.

“Nunca tendremos otra cosa.

“El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron. El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.

“El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.

“Yo los voy descubriendo. También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América.

“¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su séptimo mandamiento. ¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano!

“¿Genocidio? Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califican al encuentro como de destrucción de las Indias, o a ultrosos como Arturo Uslar Pietri, que afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se deben a la inundación de metales preciosos.

“¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir la devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.

“Yo, Evo Morales, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis.

“Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan Marshalltesuma, para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.

“Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos: ¿Han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional? Deploramos decir que no.

“En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal.

“En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el tercer mundo.

“Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente hemos demorado todos estos siglos en cobrar.

“Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarles a nuestros hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30 por ciento de interés, que los hermanos europeos le cobran a los pueblos del tercer mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10 por ciento, acumulado sólo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia.

“Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto, informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300.

“Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta Tierra.

“Muy pesadas son esas moles de oro y plata. ¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?

“Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo.

“Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos.

“Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de vuestra deuda histórica”.

Si este discurso ha sido pronunciado o no, en los términos que aquí constan, habría que confirmarlo junto a fuentes oficiales, no en tanto, su contenido es pura verdad… ¡Créalo o no!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Cuanto Más Sexo, Mejor Salario


A innúmeros menguados de espíritu se les ha dado por afirmar que la agitación de los hombres es siempre vana. No en tanto, y aunque la pléyade respete el régimen de orden, tenemos que consentir que los dioses son sabios e indiferentes, y que estos viven y se extinguen dentro del mismo orden que ellos crearon, cuando todo lo demás es paño de la misma pieza.

Por otro lado, por encima de los dioses está el destino, y el destino es el orden supremo, orden éste que los mismos dioses aspiran. Sin embargo, si uno se pregunta cuál es el papel de los hombres, tengo certeza que muchos afirmarán que es perturbar el orden, corregir el destino para mejorarlo o para empeorarlo, lo que da igual, pues lo que ellos quieren hacer, es impedir que el destino sea destino.

Parece ser imposible comprender tan filosóficas aseveraciones lingüísticas, principalmente cuando se pretende llevar al pie de la letra las estulticias de la Lógica contemporánea, algo que termina por llevar a millones de bípedes a claudicar, ebrios, intentando sustentarse sobre sus propias deyecciones existenciales.

Juzgo que eso es lo mismo que ocurre cuando vemos surgir más uno de esos estudios divertidos que ciertamente nos ayudará a encarar con alegría una nueva semana seria por la frente. Pues resulta que a un investigador griego se le ocurrió afirmar que cuanto más sexo las personas practican, mejores serán sus salarios. Y nada de usted ponerse a pensar en calidad, ya que el referido profesor habla de cantidad mismo.

El asunto aquí no es pretender que las virtudes de la noche se fuguen para los horrores del día, como tampoco es necesario avisar al asalariado leyente, que la base científica de la mencionada pesquisa es casi nula.

Pero resulta que este docto heleno conversó con nada menos que 7,5 mil personas con edades que oscilaban entre los 26 y los 50 años. Claro que tan amplio número no deja de ser una buena base, pero sin saber cómo esas personas respondieron a la pesquisa, no nos permite concederle tanta credibilidad.

En todo caso, este erudito profesor de la “Arglia Ruskin University” acredita que quien practica sexo por lo menos cuatro veces por semana -que ya es todo un éxito si se logra-, recibe un salario mayor de quien no es tan activo en la horizontal. Además, el erudito apunta que la diferencia de salario entre quien no practica sexo, es de 5% con quien sigue la regla de las cuatro veces semanales, y de 3% con quien hace de vez en cuando… De por sí, una espasmódica revelación.

La teoría que dicho menguado sustenta, es que al no tener vida sexual, las personas quedan más solitarias, ansiosas y depresivas. Aunque el hombre todavía habla sobre amor, lo que muestra que él se basó, teóricamente, en relacionamientos estables. Lo que comprueba que la pesquisa es una gran lio.

Sexo, mi insigne amigo, no es sinónimo de éxito y optar por no tener una vida sexual, no quiere decir que usted se quedará subsistiendo solo y triste -aunque con esa elección uno se pierda lo mejor de la vida. Por su vez, tenga en cuenta que existen millares de maneras de llevar la vida, y que sólo usted sabe cuál es la que mejor le cabe.

Sobre el salario, soy de la opinión de que basta con que usted sea competente, enfocado y saber aprovechar las oportunidades que se presentan… Ahora, eso sí, con mejor salario seguramente verá la vida con otros ojos… Que no necesariamente tiene que ser el tercero, si es que me comprende… ¡Delirante!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

No Deje que sus Genitales Envejezcan


¿Usted cree que de aquí a 10 años va continuar a gustar de practicar sexo de vez en cuando? ¿Y de aquí a 20 años, 30 tal vez? Pues el menguado de mi vecino afirma que quién gusta de practicar sexo hoy, tiene la certeza de que continuará a gustar de esa maña no importa cuando tiempo pase… A lo que le tuve que responder, que, conforme la edad, algunos sólo lo practiquen mirando las figuritas.

¿Pensar así hace sentido, cierto? ¡Cierto, mi amigo! Pero cuando uno escucha, por ejemplo, a la actriz Susana Vieira, con 70 años, decir que tiene “vitalidad sexual fuera de lo normal” y que encuentra “una delicia transar”, algunos moralistas de pacotilla ya se sienten ofendidos, apuntando que ella debía tener vergüenza en la cara, darse más respeto y no andar hablando de sexo por ahí… Yo, por el contrario, pienso que ella puede continuar a ejercitarlo hasta los 90, aunque ya para mí, ni con media docena de pastillitas azules lo resuelvo.

¿Le parece que existe algo errado en toda esta ecuación, no? Pues ese mismo preconcepto se extiende a otros momentos en la vida de quien envejece. Cuando uno luego piensa en alguien que ya se encuentra en la tercera edad, imagina de inmediato a un señor o señora quietito, con algún problema reumático y achacoso, y sin la vivacidad que se espera de un joven. No en tanto, ese es un estereotipo que nos colocaron en la cabeza en algún momento de nuestra vida, ¿no es verdad?

Y esos estereotipos -o carteles mentales- terminan por colocar amarras en las personas. No en tanto, luego surgen los que apuntan que quien no vive de acuerdo con él, siente que está haciendo algo equivocado o que no está cumpliendo bien su papel en la sociedad… Empero, ese mismo papel a veces no es tan “higiénico” como parece.

La verdad, es que nadie puede decir lo que uno debe hacer. Eso corresponde a la decisión que uno mismo tome. Y quienes se comportan de esta manera, es una prueba cabal de que esas amarras sociales sólo atraen cosas ruines para sus vidas.

El científico David Weeks, de la “Sociedad Británica de Psicología”, lideró recientemente una pesquisa que afirma que mantener la vida sexual en la vejez, tiene un impacto en la diminución de riesgos cardíacos en hasta 50%. Y eso acontece porque las personas se sienten más jóvenes, lo que termina por generarle mejorías en su cuadro general de salud y le proporciona más longevidad.

Cualquier relacionamiento conyugal no necesita tornarse ruin conforme el tiempo va pasando entre los dos individuos. El hecho de dos entes envejecer juntos puede ser una manera más de continuar descubriendo al otro que se tiene al lado, evolucionado los dos juntos y transformando sus visiones del mundo. Los papeles de género y lo que se espera de las parejas en la vejez no precisa existir para entorpecer… Mucho menos en la horizontal y en la hora del “vamos ver”.

En dicha pesquisa, los datos comenzaron a ser colectados en 1997 y dividieron los hombres en dos grupos: los con alta frecuencia de orgasmo (dos veces por semana o más) y los con baja frecuencia. Como resultado, surgió que el primer grupo tuvo 50% de mejora en la salud en comparación con los del otro grupo.

Eso aconteció, porque al hacer sexo, uno termina por estimular la circulación sanguínea, y mueve más el cuerpo. Y la explicación biológica de todo esto es más simple aun, y cualquier niño que ya tuvo aulas de biología conseguirá interpretarlo.

En todo caso, le diré que esa maravillosa práctica sirve tanto para hombres y mujeres, ya que cuanto más la sangre pasea por el cuerpo, más el cuerpo absorbe nutrientes, es oxigenado y liberta hormonas que apartan la depresión.

Así pues, mi encabruñado amigo, ya dio para entender que ignorar la salud sexual no es una buena idea. No basta con que usted tenga una vida larga, pues lo ideal es tener una vida que sea  larga, saludable y feliz. Y para eso, es necesario uno cuide del cuerpo, de la mente, de los deseos y del alma… Además de muñirse de un buen estoque de pastillitas azules… ¡Elemental!, diría yo.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Atrás de los Santos Orines de Cada Día


Cuando se nos da por abrir un vespertino, con suspensión notamos que algunas de sus informaciones vienen impresas con falsificación de cabo a rabo, o que estos contienen solamente noticias agradables y artículos optimistas. Imagino que sea para que el pobre lector no tenga que sufrir con los terrores del mundo y sus promesas de empeorar, y por ello buscan explicar y demostrar con letras grandes que la crisis económica va menguando y que los bolcheviques tuvieron que rendirse a la evidencia de las virtudes americanas.

Afortunadamente el mundo puede satisfacer todos los gustos, por lo menos esto es lo que pienso, aunque comprendo que muchos no sepan apreciar de igual modo lo que leen, pues no obstante tengan sus preferencias, no pueden elegir las noticias y se sujetan a lo que le dan.

Pero muy distintas pueden llegar a ser esas noticias dependiendo del ojo del que las lee, cuando sólo lo aprovechable encanta con parágrafos serenos, pues al fin todo es armonía en la tierra después de garantizados los dividendos y los intereses… Si el amigo leyente no piensa así, respeto su determinación, aunque si supiese que en una de las cafeterías de Starbucks de Hong Kong, situada en el lujoso araña-cielos del Bank of China, usaba agua de un baño para preparar el café de sus clientes, tal vez mude de opinión.

Así pues, conforme muestra una materia del sitio norteamericano “Huffington Post”, una vez que fue abierta en 2011, los funcionarios de la tienda iban hasta un garaje vecino con un carrito lleno de recipientes vacíos. Al volver a la tienda, ellos filtraban y hervían el agua. Pero para dar cuenta de la demanda de la tienda, los funcionarios tenían que buscar agua en el edificio vecino cerca de 70 veces por día, según el reportaje del periódico “Hong Kong Daily”.

No en tanto, no piense el lector que era una fuente cualquiera, pues el estabelecimiento, para preparar las bebidas, usaba el agua de una canilla que estaba tan sólo a dos metros del sanitario,

Por su vez, Wendy Pang, portavoz de Starbucks, garante la cualidad del agua, explicando lo inexplicable cuando apunta: “a pesar de retirada de la canilla de un baño, esta cumplía las exigencias de la vigilancia sanitaria de Hong Kong después del filtraje y hervor. Eso se debe a que como la tienda no tenía una fuente directa de agua, se utilizaba de la fuente más próxima.

La situación causó indignación entre los clientes de la empresa, al punto que uno de sus clientes posto en el perfil de Starbucks en Facebook el siguiente comentario: “Starbucks gana ríos de dinero y mismo así optó por hacer los cafés con el agua de una canilla de un baño, en vez de comprar agua mineral. Pagamos algunos dólares por un café y a cambio recibimos falta de respeto para con nuestra salud”.

Por otro lado, como precaviéndose de futuros problemas en esas latitudes, se ha decretado que los hombres que no tengan buena puntería urinaria al utilizar los baños públicos en la metrópolis china de Shenzhen (sur del país), pasarán a ser multados a partir del mes que viene, conforme informó esta semana un funcionario de la municipalidad de dicha ciudad.

De acuerdo con lo indicado a la agencia AFP por este acólito funcionario público, a partir del mes que viene “una utilización inconveniente de los baños públicos será punida con una multa de 100 iuanes (12 euros) por las autoridades”.

El proyecto de ley municipal consultado por la AFP no informa a partir de que cantidad de orina lanzada para fuera del urinario, el tolo usuario quedaría expuesto a la multa ni como la infracción será constatada.

Ante tales hechos, los internautas chinos no tardaron en criticar el anuncio de la ley en el sitio de micro-blogs “Weibo” y pasaron a ironizar la posibilidad de un ejército de inspectores de baños… Como por ejemplo: “Serán creados muchos puestos nuevos en la función pública”… “Habrá un vigía atrás de cada persona que orinar para verificar si ella está mirando bien”.

Sólo me falta afirmar con total convicción, que para algunos puede llegar a ser extraño tener que ponderar las realidades de la vida sin utilizar masivas y balsámicas dosis de elixir surreal, y sin utilizar como orientador la aparente causa formal de reflexiones cotidianas ahumadas por el censo crítico… ¿No es maravilloso?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¡Ojo! Que no le den Gato por Liebre


Ya perdí la cuenta de cuantas veces me mintieron en la vida, y de cuantas veces ante el mismo problema, escuché la misma respuesta de ocasión, llena de formulismos y frases hechas… En todo caso, también me sucedió estar frente al avance de la canícula estival y ver cortarse la luz de mi casa y a veces como consecuencia el agua corriente, obligándome a mendigar duchas de parientes y amigos solidarios, teniendo que escuchar defender lo indefensable a cuanto presidente, ministro, funcionario haya pasado por las sucesivas administraciones, algunas elegidas, otras impuestas.

Pero se me ocurre preguntar al adjunto leyente si, por acaso, ¿cuántas veces oyó que negaban lo evidente?… ¡No! No se dé el trabajo de responderme, pues bien sé que todo es una realidad palpable originada de una componenda político-demagógica. Así pues, se hace difícil sobrevivir y no enloquecer ante tanta repetición -con caretas diferentes- de problemas elementales jamás resueltos.

Tal vez la vejez me ahorre el susto, pero que decir cuando uno se entera que un zoológico llegó a causar una gran polémica en China luego después de ser albo de muchas denuncias de “falsificación”, al intentar presentar perros “disfrazados” como supuestos leones y de ratas como si estas fuesen reptiles exóticos.

Pues según lo informó días atrás la prensa local, en dicho parque, además de hacer alarde de los peregrinos animalitos, el complejo cobraba US$ 2,45 por persona, para que ellas pudiesen ver de cerca los tales bichos.

Dicho zoo, que está situado en la ciudad de Luohe, en la provincia central de Henan, hacía gala de tener como principal atracción a los leones africanos, aunque en verdad, estos eran mastines tibetanos.

“El zoológico nos está engañando… Está pretendiendo mostrar a perros como si fuesen leones”, llegó a denunciar una acalorada visitante que, al llevar a su hijo de 6 años, quedó extremamente irritada después de comprobar que los supuestos leones “latían”.

Por su vez, un dedicado empleado del zoo pretendió explicar lo inexplicable, al mencionar que los leones habían sido enviados para otro zoológico para que procreasen -al fin de cuentas, bicho también merece-, en cuanto otro de ellos, más concienzudo, buscó disculparse por la presencia de los pérfidos caninos enjaulados, cuando se le ocurrió resaltar que aquellos peros habían sido criados junto a los felinos.

En todo caso, la “Comisión de Desenvolvimiento y Reforma” de Luohe, llegó a informar que el tal infausto zoo, situado en el Parque del Pueblo, nunca tuvo licencia para funcionar, y mucho menos, fue autorizado a cobrar por la entrada.

Incisivo en sus disimulos, el administrador del parque, Yu Hua, exteriorizó que el zoológico está siendo administrado por una empresa privada que sólo ganaba lo suficiente para cubrir los sueldos de sus empleados, pero, para el delirio de la muchedumbre, prometió “corregir” los letreros de las jaulas.

Sin embargo, se sabe que en 2010, el “Ministerio de Habitación y Desenvolvimiento Rural y Urbano” ya había emitido un documento prohibiendo la operación privada de zoológicos, no obstante no tenga especificado las penas para todos aquellos que llegasen a infringir la norma.

Pienso que la reiteración de contrariedades que van de lo cotidiano a lo institucional, de lo individual a lo colectivo, y desde lo nimio a lo fundamental, es como mínimo, insoportable; y eso de ver personas desafiando nuestro conocimiento, nuestra memoria y paciencia al proponer soluciones para problemas que ellos mismos crearon, es lo que nos ata al carro de los perdedores, mientras estos, de papelón en papelón, piensan que… “Piano, piano, se va lontano”… Imbécil, sería una palabra demasiado suave.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Los Web Casos Extraconyugales


Tengo implícito en la mente, de que muchos de los caminantes probablemente ya conocen este tema, o por lo menos ya escuchó hablar algo sobre los diversos web sitios de relacionamiento dedicados al noble propósito de ofrecer un espacio virtual a través del cual las personas se puedan conocer, intercambiar ideas, gustos, y crear un tipo de relacionamiento que podría hasta (o no) salir directo de la tela fría del computador para las sábanas calientes del cuarto.

Juzgo también que quizás el más preclaro leyente ya tenga oído algunas historias sobre personas casadas que pasaron a usar este tipo de recurso como una solución para aliviar el cuotidiano estrés de su relación matrimonial, y, quizás, hasta oyó hablar de uniones que también terminaron a las patadas por causa de ello… Por tanto, le diré que como éramos pocos, ahora mi abuela parió, pues por casualidad ¿ya imaginó la existencia de un portal dedicado exclusivamente a ese tipo de interacción entre desconocidos?

Si su respuesta es “sí”, entonces ya no es necesario que usted imagine más nada. En todo caso, si su respuesta es “no”, sorpréndase, mi acalorado amigo. Así pues, lo que tenemos, es que a un abogado canadiense se le ocurrió crear el primero sitio de relacionamientos extraconyugales del mundo. Noel Biderman, de 39 años, resolvió introducir en la nube el sitio “AshleyMadison.com” después de constatar que el 30% de los usuarios de ese tipo de dirección online ya viven en una relación estable… Aunque ni se imagine en qué nivel estos la llevan.

Últimamente, diversas encuestas de campo han entrado en esta socrática discusión con un argumento que nos deja con la impresión de ser bien polémico: “tal vez los casos extraconyugales sean la solución para una unión feliz y sin estrés”. Por consiguiente, apoyados en tan magnánima fraseología, muchos sociólogos ya defienden con uñas y dientes la traición y los casamientos abiertos como siendo la llave maestra para la felicidad.

El propio Noel, después de alcanzar el éxito con su portal, se le dio por escribir un libro sobre el tema: “Cheaters prosper: How wnfidelity will save your marriage” (“La prosperidad de los traidores: como la infidelidad irá salvar su casamiento”). Evidente que el lector puede estar pensando que la bienandanza del tema no sería capaz de encontrar público dispuesto a comprarlo, sin embargo, dicha publicación ya tuvo más de 1 millón de copias vendidas en todo el mundo.

Por otro lado, el éxito del portal alcanzó niveles tan sorprendentes, que llegó al Brasil bajo la dirección del oportunista paulista Eduardo Borges. Desde que inició su funcionamiento en São Paulo, el portal “AshleyMadison.com” ha causado mucha polémica con sus acciones de marketing, principalmente con las propuestas de patrocinios millonarios a clubes de fútbol (Corinthians, São Paulo, Palmeiras y Flamengo) y a propuestas irrecusables a actores y actrices (como Cauã Reymond e Luana Piovani).

De hecho, parece que este sitio llegó para permanecer, pues actuando en ese país hace un año, ya cuenta con más de 800 mil desequilibrados usuarios, quedando atrás solamente de Estados Unidos en número de interesados.

En todo caso, ante enorme cifra, me pregunto: ¿Lo qué será que esos números quieren decir sobre el modo como los brasileños enfrentan las relaciones?

Así pues, con tanta polémica cercando esta materia tan delicada, la cuestión de un sujeto “traicionar o no”, en verdad, todavía depende mucho de la dinámica y de la opinión personal de cada pareja… Mismo que la mayoría de las veces cada uno actúe por su lado ejecutando su monólogo cibernético.

Por su vez, aunque el leyente lo crea o no, el santo señor Biderman reside en Toronto, Canadá, donde vive un casamiento feliz y tiene dos hijos… Reconocidos, obvio.

Más que justo, vale aquel viejo dictado de la época de Matusalén: “Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”… ¡Paradójico, no!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Una Trascendental Muerte Ascendente


Hace tres semanas marcó fecha en que se cumplieron 69 años de la muerte del autor de “El principito”, el libro más difundido del mundo después de la Biblia y el Corán, y al que todos hemos visitado con entusiasmo en los días de nuestra infancia, juventud o adolescencia.

Ciertas efemérides nos llenan de pesar, y obviamente existen tragedias tanto en el aire como en el mar, que son por demás conmovedoras. Una de ellas fue la de Antoine de Saint Exupéry quien murió cuando derribaron su avión el 31 de julio de 1944, poco después del mediodía.

De ese trágico hecho, en 1998 fue encontrado en el fondo del mar una pulsera de plata con el nombre de Saint-Exupéry y de su esposa, así como un fragmento de su traje. Hace trece años hallaron los restos de su avión frente a Marsella, los que fueron recuperados en octubre del 2003. El Departamento de Arqueología Subacuática confirmó que se trataba ciertamente del avión del autor de “El principito”.

Ya se cumplieron 113 años del nacimiento de Saint Exupéry; pero al dar un largo salto en el tiempo, sucedió que su avión, un Lightning P38, adaptado para tomar fotografías aéreas (eran preparatorias del desembarco de los aliados) despegó de Córcega. Y fue esa misma mañana cuando su célebre piloto voló a leyenda. Porque como bien dice en un memorable artículo necrológico Henry Bordeaux, aquella fue: “una muerte ascendente, un verdadero despegue”.

En el número 8 de la calle Alphonse Fochier, en Lyon, hay una placa oval que informa: “Aquí nació Antoine de Saint-Exupéry, el 29 de junio de 1900”. Sus padres fueron el conde Jean de Saint-Exupéry y Marie Boyer de Fonscolombe. Antoine quedó huérfano de padre a los cuatro años. Cursó estudios en la Escuela Naval, pero no los terminó; hizo el servicio militar en la aviación, obteniendo el título de piloto aviador. Ingresó en la Compañía Latécoère (que más tarde sería “Air France”) y posteriormente fue destinado a Cabo Juby. Designado en Buenos Aires director de la compañía “Aeroporta Argentina”, estableció la comunicación aérea entre Buenos Aires y la Patagonia.

El primer libro de Saint-Exupéry es de 1929 y se titula “Correo del sur”. En 1931 escribió “Vuelo nocturno”, que tenía un prefacio de André Gide, y con él ganó el Premio Femina. Este mismo año el escritor se casó con Consuelo Suncín Sandoval, una mujer viuda, que había estado casada con el periodista Enrique Gómez Carrillo.

Hacia 1939 publicó “Tierra de los hombres”. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, inhabilitado para el servicio militar, Saint- Exupéry consiguió intervenir como piloto de reconocimiento. Al caer Francia, en 1940, se fue Nueva York y allí escribió en 1942 “Piloto de guerra”. Un año más tarde, dio a conocer su hermoso cuento infantil, “El principito”, libro que es el gran clásico de las letras francesas modernas.

No hay quien no lo conozca. Este libro se sucede de generación en generación, y las emociones del inolvidable personaje han traspasado las fronteras y tocado el corazón de los lectores de todos los tiempos. Quien leyó sus andanzas -bien lo sabe el lector- lo recordará siempre. De este libro se han vendido 143 millones de ejemplares, y ha sido traducido a 230 lenguas y dialectos.

En todo caso, si abrimos ante nuestros ojos este libro, sentiremos como una mano niña nos aprieta el corazón; y si seguimos leyendo encontraremos esta frase de “El Principito”, que es tan auténtica sobre el último vuelo de su autor: “Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya”.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Cuando la Ficción nos Levanta el Ímpetu


Elemental decir que ahora más que nunca el mundo de hoy necesita superhéroes. En todo caso, igualmente cabe preguntar: ¿Era necesario el retorno en filme del Llanero Solitario y Tonto, su ayudante indio, ahora encarnado por Johnny Depp?

Pienso que muchos opinarán que la respuesta es enfáticamente afirmativa, sino como harán éstos mismos para vivir sin esas figuras que le permitan soñar maneras de deslizarse fuera de su circunstancia, fuera de la crisis, fuera de los conflictos, fuera de la inseguridad, fuera tanto agobio.

En realidad se trata de un fenómeno recurrente que se viene arrastrando desde la antigüedad, cuando se relataban las aventuras mitológicas de Ulises, Teseo, Aquiles y tantos más. Un fenómeno que demuestra desde siempre que lo humano necesita soñar con lo sobrenatural. O sea, fantasear nuestra mente con esos personajes que nos brindan las soluciones simples que tanto anhelamos y que son tan esquivas.

Hay etapas del devenir de la civilización en que parece acentuarse ese tipo de necesidad. Por ejemplo, en Estados Unidos en los años treinta, los personajes de ficción de este tipo ayudaron a levantar el ánimo y salir de la crisis. Personajes como “El Fantasma” que nació en 1936 y “Superman”, surgido dos años después.

Un facundo analista de este tema ha dicho que “no es casual que el período que va desde el crash de 1929 pasando por los años sangrientos de la Revolución Española, hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, coincidan con la aparición de Superman, Batman, Capitán Marvel y otros.”

Tal vez ningún período haya sido más productivo en este orden que el ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial, cuando prácticamente ningún diario dejaba de contar con su superhombre en versión seriada. Hay hasta quienes recuerden con alegría de esos tiempos en que los abuelos coleccionaban y encuadernaba las tiras del periódico para beneficio futuro de sus nietos que allí leyeron y releyeron aventuras como las de Juan Hazard, As Solar y su artillero Pepe Dinamita y las del detective Dick Tracy.

Lecturas que se prolongaron mucho más allá del final de la guerra cuando el psiquiatra Fredric Wertham afirmaba que los superhéroes creaban una distorsión de la realidad, generando falsas esperanzas como la de que Superman pudiera volar o que la Mujer Maravilla pudiera estar en un plano de igualdad con los hombres de la Liga de la Justicia.

Hay quienes clasifican este asunto por etapas: edad de oro (1938–1945), edad atómica u oscura (1945-1956), edad de plata (1956-1970), edad de bronce (1970-1985) y edad moderna (1986 al presente). Pero esto parece ser más a los efectos prácticos y no obedeciendo una realidad que seduce con sus ficciones a los terráqueos de todas las edades. Esos que leen cómo el periodista miope Clark Kent se convierte en Superman, quien si bien derrota a Lex Luthor, no logra concretar una relación amorosa con Luisa Lane. Es decir, que sufren como los héroes griegos, logrando grandes éxitos pero padeciendo como todo mortal.

En los últimos tiempos, el cine conjuntamente con sus modernos efectos especiales, ha sido un excelente vehículo para rescatar los superhéroes, -aunque legalmente solo los personajes pertenecientes a Marvel Comics o DC Comics pueden hacerse llamar superhéroes-, o seres con poderes especiales.

Cabe felicitarse de esto y que nos traigan versiones renovadas como la del Llanero Solitario, mientras quedamos aguardando más de lo mismo. ¿Qué tal una versión siglo XXI de “La Sombra”, o tal vez una del vendedor de diarios inválido que, explosión mediante se convertía en “Capitán Marvel”, listo para luchar contra Sivanita?

Estamos en camino: se anuncia que en 2015 Batman y Superman formarán el dúo dinámico de una película… Muchos la esperamos anhelantes.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Textos Para Calentar el Ánimo


Creatividad no es algo que todo el mundo asienta. Eso de ponerse sexualmente animado, con ideas que a uno le permita mudar la rutina parece fácil, pero no lo es. Mucha gente hasta deja de hacer el básico “papá y mamá” por pereza de comenzar, imagine entonces algo más elaborado. No que uno precise de malabarismos sexuales para sentir placer, pero entrenar nuestras sensaciones para que ellas sean más aguzadas, estimular la mente y abrir la cabeza son sucesos siempre interesantes, y en cualquier área de la vida es siempre bienvenido. Y aunque uno lo crea, no hay mejor manera para hacerlo, de que consumiendo arte.

El arte puede estar en millares de soportes, en cualquier lugar y sacudir con uno de diversas formas. Uno puede buscar obras clásicas o abrir la mente para las más innovadoras y transgresoras. Puede emocionarse, tener chuchos de placer o de asco, pero uno no quedará inmune. Y es eso mismo que debemos entrenar.

Evidente que uno siempre puede optar por Marqués de Sade, Anaïs Nin, Hilda Hist, Henry Miller o Bukowski. Son clásicos de literatura. Pero otros son citados en ruedas de personas que acreditan ser intelectuales, de aquellos que creen necesario hablar de la nueva onda erótica en la literatura, y tienen una cualidad increíble. Ni todos son de fácil lectura, pero todos tienen pitadas de sexo y fetiche permeando las historias.

Siendo un democrático-anarquista del amor, le recomiendo algunos títulos de libros para que usted entienda mejor el mundo del sexo, que conozca fetiches que ni imaginaba que existían y experimente sensaciones colocándose en el lugar de los personajes. Algunos libros son la nueva onda de la literatura sexual, otros no. Hágame caso, pegue el suyo, sumerja en la historia y salga de ella transformado.

Trilogía Cincuenta Tonos de Gris – E.L. James – La serie, basada en la trilogía Crepúsculo, hizo recordar al mundo que la literatura erótica existía y que ella también podía ser leída por mujeres casadas y sin pretensiones sexuales extremas. El amor permea toda la historia, lo que la torna más leve y no choca tanto. Hay pitadas de machismo, dominación psicológica y una relación bastante enfermiza, no en tanto consensual entre la pareja, pero es básicamente un cuento de hadas. La historia dice más sobre relacionamientos, aunque mencionar el sexo entre una cosa y otra puede ser divertido. Para hacer sentido, es necesario leer los tres libros, en la orden: Cincuenta Tonos de Gris, Cincuenta Tonos más Oscuros y Cincuenta Tonos de Libertad.

Por favor, mi amo – Allen Ginsberg – Es un poema lindo. Por lindo no espere un escenario alegre, feliz y con pajaritos cantando. La palabra amo, en el título, deja claro el tema: sumisión. Es lindo de una manera seca y sincera, verdadera. Es un poema gay que habla sobre la necesidad extrema que el sumiso tiene de su dominador. La necesidad del sexo, del toque y de la atención. Es crudo y la belleza está en eso.

Serie Crossfire – Sylvia Day – La serie todavía está en andamiento, los libros 4 y 5 todavía no fueron publicados, pero ya deja a los fanáticos en la expectativa. La autora habla de sexo como lo hago yo o usted, como cuando uno conversa con los amigos, lo que aproxima su realidad a aquella propuesta en el libro.

Aquí usted ya va encontrar temas más pesados como violencia sexual infantil, estupro, homofobia, pero nada expuesto de una manera chocante. Es una serie en que los personajes muestran como el relacionamiento puede ayudar en la superación de traumas y suavizar las marcas que cada uno carga. Los ya publicados son: Toda Suya, Profundamente Suya y Para Siempre Suya.

Zonas húmedas – Charlotte Roche  – Es una lectura leve por su texto, pero que trata de fetiches que pueden incomodar a los más castos. Una adolescente está en el hospital después de una cirugía de hemorroide y pasa a recordar todas sus aventuras sexuales y fetiches. Sexo con desconocidos, masturbación con objetos extraños y la necesidad de sentirse segura tornan el libro interesante, atrayente y mantiene su atención hasta el último minuto.

Trilogía Lujuria – Eve Berlin – La autora crea hombres increíbles que hacen sexo lleno de novedades y describe las cenas detalladamente para que usted cree imágenes en su cabeza que quedarán por mucho tiempo en sus sueños. Dicho esto, no sería necesario hablar más nada. Pero ella todavía tiene el amor romántico permeando la historia y torna todo más plausible para quien no lidia bien con el sexo apenas por el sexo. Los libros son Lujuria, En el Límite del Deseo y Tentación.

Soneto del ojo del culo – Paul Verlaine y Rimbaud – Paul Verlaine y Rimbaud fueron dos grandes escritores. Cuando digo grandes, quiero decir famosos y talentosos, de aquellos que no hay como ignorar. Los dos también fueron una pareja. Se creía que ellos nunca habían escrito juntos, pero un texto poco divulgado, presente en apenas una de las colecciones de sus obras, prueba lo contrario. Es una declaración de amor sexual y puede chocar a primera vista: ellos están, mismo, sin duda alguna, hablando de una relación anal y su belleza. No es para los flacos, y no cualquiera puede leerlo.

The Sullivans – Bella Andre – Un bombero, un jugador de fútbol, un mecánico y un actor de Hollywood. Esas son las profesiones de los hermanos Sullivans en los libros ya lanzados. Está en la cara que la autora resolvió zarandear con los fetiches femeninos ligados a uniformes y fama… ¿o serían los fetiches masculinos que las hacen acreditar ser de ellas? La cuestión es que ella hace eso bien y todavía mistura con un romance de aquellos bien agua con azúcar, que si fuese filme haría usted llorar por horas. La serie, por en cuanto, tiene los libros: Una Mirada de Amor, Por un Momento Apenas, No Puedo Apasionarme y Sólo Tengo Ojos para Ti. Todavía faltan cuatro obras y la autora ya prometió más historia de la familia con libros sobre cinco primos y los padres de los hermanos que mencionamos.

Prosopopeya – Reinaldo Moraes – Es un libro querido por descolados de todas las edades –tal vez por ser tan próximo de la realidad de personas que ya pasaron por sus vidas. Él cuenta la historia de un ex-cineasta, actual videomaker, que no consigue parar de hacer sexo, usar drogas y vivir una existencia sin ninguna regla en cuanto precisaría entregar un filme. Tiene cosas bastante escatológicas, pero es verdadero y con un humor que lo hará relajar mismo en las partes en que usted podría desistir de la obra.

Esposas de Seda – La Historia de Jake y Mimi – Frank Baldwin – Llegamos al suspense erótico. Una moza que no deja sospechas, novia de un joven que sigue un patrón, comienza a tener experiencias sexuales de sumisión y desaparece. ¿Y que aconteció con ella? Sólo esto ya daría un buen enredo, pero cuando usted coloca sexo en medio de eso todo queda más interesante,

La historia del Ojo – George Bataille  – Es un libro que la capa ya lo deja constreñido. Y la narrativa sigue una línea de fetiche que puede hacer con que uno quiera esconder el libro para que nadie lo toque más. La cuestión es que no da para pasar ileso a esa obra.

Tal vez por ser filósofo y tener a Freud como su terapeuta, el autor nos hace pensar en cómo nacen los fetiches al contar la historia de una dupla de amigos que resuelve quebrar paradigmas sexuales e ir atrás de lo que da placer, mismo que eso choque quien está a su alrededor o explote las relaciones impuestas por la sociedad. Es pesado, mueve con todas las creencias que uno puede tener, pero abre su sensibilidad para sí mismo de una manera rara de ser vista.

Falsa Sumisión – Laura Reese – En este libro la autora resolvió separar BDSM (la sigla para bondage –amarración-, dominación, sadismo y masoquismo) del amor que la envolvió en los últimos libros de éxito. Es también un suspenso que va dejarlo tenso, pero toda la experiencia de sexo con la única intención de obtener placer ya es suficiente para tornar la cosa toda aún más interesante.

Perdidos Entre lo Pornográfico y lo Real


No es la primera vez que la gente habla del mismo asunto. Incluso, hay quienes gritan de puro nerviosismo, y el alboroto aumenta cuando desde la otra banda del río comienza a oírse a voz profunda la volubilidad de los hombres, tan cuidadosos del poco tiempo que tienen para vivir, siempre quejándose que la vida es corta, que dejan sólo en la memoria el blanco sonido de la espuma.

De igual modo, otros inconstantes rezan a Dios para que éste no quiera que se extinga nunca la caridad para que no se acabe la pobreza, esa gente de mantón y pana, de pantalones remendados, de camisas de algodón con los fondillos de otro paño, de alpargatas, tantos descalzos, y, siendo los colores tan diversos, todos juntos formando una masa parda, negra, igual al lodo mal oliente como el del limo del muelle del puerto.

También no es la primera vez que a la gente se le da por hablar sobre la estética de las vaginas, sobre el patrón perfecto de los cuerpos que aparecen en los filmes o en como los actores disfrutan de orgasmos barullentos en esas mismas películas.

La variedad de lo que se habla es grande, mi parlanchín amigo, pero desde hace tiempo que los eruditos en el tema vienen intentando explicar al viviente que las cosas son bien diferentes en la vida real.

Evidentemente que mucha gente ya lo entendió; empero, muchos apenas dicen que entendieron, aunque se sabe que otras aún están presas, sin querer, a todas aquellas imágenes seductoras que asistieron en los filmes durante años -o que todavía asisten bobaliconas al espectáculo… Que es para conseguir imitarlo.

Pues bien, resulta que un estudio productor de videos americano resolvió crear un proyecto autoral para divulgar su nombre, y escogió ese mismo tema para abordar. Claro que el asunto está en boga, ya que mueve mucho dinero anualmente y es un mercado que sólo tiende a crecer… El sexo es la mina de oro de la publicidad.

Lo cierto es que, por ser tan creativos y entusiastas, estos sujetos consiguieron hacer un trabajo genial ilustrando los datos genitales con alimentos. No en tanto, se intuye que algunas personas van pensar que es asqueroso colocarlo así, pero otras -muchas- lo hallarán divertido. En todo caso, lo más importante de la cuestión, dicen, es la gente del pueblo ir mudando las cosas que tiene gravadas en la cabeza, con la sabia intención de poder ser más feliz entre cuatro paredes.

Por tanto, lo que ellos defienden con su video, es el viviente poder entender la diferencia entre el tamaño del pene en la vida real y el que se ve en los filmes, de cómo es la depilación de la nena, la estética real de una vagina peluda, y de cómo el orgasmo ocurre -y cuando ocurre-; que, bajo sus auspiciosos conceptos, es lo que puede transformar la vida de quien está iniciando la experiencia sexual –y también de quien ya se considera experimentado, pero todavía no aprovechó todo por causa de amarras inconscientes.

De cualquier manera, estos afianzados productores defienden que no se puede ser egoísta, y hay que recordar que la mayor parte de las mujeres no llega al orgasmo en la penetración, y que la mayor parte de las desdichadas mujeres no eyacula, y no entiende que el sexo anal todavía es un tabú que puede dejar la relación mucho más placentera.

Al ver el video, juzgo que el referido material, desde el punto de vista didáctico de la cuestión, viene directamente en auxilio de muchos caminantes sin dos dedos de frente y que allí están a la espera de que les llegue la vez, horas y horas en pie, algunos hasta por la madrugada, sosteniendo las cosas en alto, hablando unos con otros, acalambrados que ya están de tanto esperar.

Por otra parte, mi irrestricto leyente, cambiando tiempos y políticas, pienso que esto también le acabará sirviendo, ya que usted entendió cuáles son las limitaciones que existen entre ustedes dos en la hora fatídica del vamos ver… ¡Realístico!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: