Para el Amor no hay Edad que Valga


No hay caso, pues la complicada y muchas veces intrincada trama de la vida, a veces nos lleva por caminos llenos de curvas, desvíos, tramos gozosos y sendas llenas de obstáculos y, aunque nos empeñemos en no registrar el afuera y nos declaremos prescindentes de toda posición a favor o en contra de la influencia del amor, no hay como negar que el poder de la pasión golpeará un día nuestra puerta como si fuese el lobo malo que se quiere comer a los tres chanchitos que se creen seguros porque no saben que la bestia es muy difícil de engañarla con subterfugios y, tarde o temprano, se las ingeniará para entrar en casa.

Del mismo modo, se puede afirmar que el amor no tiene edad para acontecer, y mucho menos todavía para Musali Mohamed al-Mujamaie, un embobado ranchero iraquí de 92 años, que terminó por casarse hace un par de semanas con una mujer tan sólo 70 años más joven que él.

En todo caso, se sabe que la ceremonia de su casamiento fue realizada en gran estilo, ya que este excéntrico señor decidió casarse al mismo tiempo que lo hacían dos de sus nietos, los que tienen edades entre 16 y 17 años.

“Estoy muy feliz por haberme casado al lado de mis nietos”, llegó a declarar Mujamaie a la agencia AFP… “Yo había adiado varias veces el casamiento de mis dos nietos, para poder encontrar una mujer y me casar con ella, en la misma fecha que ellos”, acrecentó el apasionado nonagenario.

Por su vez, su flamante esposa, doña Muna Mujlif al-Kubari, de 22 años, que también es originaria de la aldea de su marido, Guban, cerca de Samarra (centro del país), declaró al reportero que espera “hacer su marido feliz y ser aceptada por sus hijos”… Aunque al leyente le cueste entender como ella logrará cumplir la primera parte de su deseo.

En tiempo, don Mujamaie, viudo desde hace tres años, ya tiene doce hijos y cuatro hijas de su primer casamiento, que duró 58 años… Y desea aumentar todavía más su prole.

La fiesta, que contó con la presencia de varias personalidades importantes de las tribus de la región, duró más de cuatro horas y fue acompañada por mucha música, danzas y disparos de armas en conmemoración… ¿De qué?… No se sabe aún.

Pues bien, pienso que todos deberíamos hacer un esfuerzo como para tratar de entender la acción y el comportamiento de este pudiente hombre, aunque sepamos que comprender no es lo mismo que justificar ni apañar ni fomentar; ya que eso es nada más y nada menos que abrir una puerta de la razón, conocer la historia y enfrentar las soluciones posibles desde esa conciencia y desde el pequeño-gran esfuerzo de pensar qué hubiera sido de nosotros en semejante entorno…

A no ser, que para soliviantar la tristeza del anciano conyugue, su familia contrate a un flautista para que este, con el místico sonido de su música, logre de alguna manera despertar la adormilada cobra de don Mujamaie

(*) Si quiere continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: