La Impúdica Huelga Sexual de Ellas


Hágame un favor, mi extasiada amiga, ponga su mano en el corazón y dígame la verdad: ¿Quién nunca escuchó decir a una mujer que, para resolver ciertos problemas oblicuos que tenía con su compañero, terminó por inventar una huelga de sexo y, su mimoso, más que rapidito, terminó por pedirle disculpas por algo que él había hecho mal?

En todo caso, se sabe que las mujeres, por años, acreditaron que el milagroso poder de solución de las dificultades conyugales era ese mismo, pero yo juzgo oportuno preguntar al más animoso de los leyentes, si en verdad,… ¿será que ellas están haciendo lo correcto?

Empero, sin otro motivo por el cual debo aguardar por la lujuriante respuesta del lector, aprovecho para esclarecerle en tiempo, que hay que considerar que para que un relacionamiento de cierto, se hace necesario el diálogo. Y para que el diálogo haga sentido, es necesario que las dos partes estén interesadas en él. Siendo así, de nada sirve apenas uno de los dos pensar sobre una determinada situación conflictiva. Los dos necesitan parar, pensar y observar su relacionamiento como un todo, para advertir, conscientemente, cual son los problemas que existen entre los dos.

Eso de inventar hacer una huelga de sexo, mi amiga, deja la impresión de que el problema principal acabó y pasó a ser sustituido por la falta de sexo. Cualquier persona que gusta de hacer sexo, hombre o mujer, va a sentir su falta si se queda sin él… Al punto de que ni la solución manual se lo resuelve. Así pues, el problema que generó aquella maldita huelga, deja de ser tan importante y da lugar a la falta de esa des-elucubrada relación sexual que tomó cuenta de los dos.

Por tanto, cuando la gente quiere alguna cosa que le gusta mucho, pide hasta disculpas por algo que no siente mucho, o que ni paró para pensar derecho. Ahí, en su cabeza, usted acredita que ganó la parada, que él le pidió disculpas porque realmente siente mucho lo que hizo mal y que la huelga de sexo lo hizo pensar en el asunto. Me disculpen mujeres, pero eso no suele ser bien así.

Si usted quiere que él piense en un asunto que no es sexo, entonces debe hablarle claramente sobre el asunto, y pronto. Pero si en realidad usted quiere que él piense en sexo, entonces háblele sobre sexo… O haga su huelga justificada.

Así pues, en realidad lo que usted hace en el momento de la huelga de sexo, es incentivarlo a pensar sobre sexo –un asunto que gana de cualquier otro en el mundo.

Por otro lado, buscar resolver los problemas de ustedes así que ellos aparecen, evita que se crie un monstro imposible de ser combatido. Lo ideal es siempre conversar, dejar claro su punto de vista y, caso sea necesario, decirle con todas las letras lo que usted esperaría que hiciese.

Tenga siempre en cuenta que al ser humano común y corriente le es imposible leer mentes, así como usted o él, no son ningún Matt Parkman, aquél personaje de ficción de la serie dramática de la NBC “Héroes”.

Obvio, mi amiga, que la única cosa que se resuelve con una huelga de sexo, es el propio sexo, pero sólo si usted antes le dejó bien claro cuál es el motivo de la huelga. Sino, será apenas usted perdiendo las ganas de hacerlo, ver la autoestima decayendo, y los dos consiguiendo crear un problema desnecesario para el relacionamiento.

Sin embargo, llegada la hora de torear ideas, obstinado y pensando en este caso, sé que debo intentar mantener la inteligencia aguda después de regarla con la respectiva quintaesencia filosófica del bien vivir, para tan solo atenerme a las agonías de la noche, dejando que mi sangre fenicio fluya por mis venas, recordando la grandeza existencial que me permita mantener la verdad erecta sobre la negra patria… ¡Claro!

(*) Si quiere continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. website directory
    Jul 22, 2013 @ 01:41:25

    Hi there to all, how is the whole thing, I think every one is getting more from this site, and your views are
    fastidious for new viewers.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: