Piedra Lumen para Chichulas Gastadas


No pretendo ser insistente, pero como existe casi que una obsesión mundana que envuelve todo y cualquier asunto sobre sexo, principalmente cuando se trata de “vaginas apretadas”, bajo la óptica de una análisis no freudiana, tengo la obligación de advertir al noble leyente sobre la electrizante postura que deja al terráqueo confuso y perplejo.

Cuanto a lo principal de este asunto dicotómico, eso se debe a que las mujeres se sienten impelidas, desde el comienzo de los tiempos, a inventar algo que pueda mantener de alguna manera la resistencia de la vagina cuando la entrada del pene… Hablando así hasta parece un absurdo, y lo es, mi amigo, pero resulta que esto viene aconteciendo sucesivamente hasta los días actuales.

En realidad, ello se debe a la idea de que la mujer es virgen, y por ello existe esa resistencia empírica que todavía circula entre las habladurías mantenidas por todas las clases sociales, etnias y religiones. Del mismo modo que parece ignorarse que el cuerpo de la mujer se auto-lubrifica para que la vagina no cause resistencia, para que no duela y que no se machuque. En todo caso, por lo que se ve, parecería que muchas personas buscan lo contrario.

Así pues, le cuento que la piedra de alumbre no es más que un sulfato doble de aluminio y potasio, un elemento químico completamente natural que se emplea desde tiempos inmemorables en diversas disciplinas. Su uso se extiende a muchas cuestiones, pero lo cierto es que sus propiedades antisépticas son las más conocidas. Si bien que, hoy por hoy su uso está bastante ligado al de los remedios caseros y naturales, aunque esta piedra ya se empleaba en Oriente Medio en rituales relacionados con la belleza y otras cositas más… ¡Imagine!

Algunas de sus propiedades y beneficios, por ejemplo, indican que la piedra de alumbre es, principalmente, una gran antiséptica y astringente. De hecho, se la emplea como uno de los desodorantes naturales más efectivos que existen. Tiene la capacidad de cerrar poros y regular la sudoración, eliminando, a su vez, a las bacterias que podrían llegar a provocar olor. Incluso, se dice que la piedra de alumbre es cicatrizante, y puede emplearse, por ejemplo, después del rasurado, tanto en hombres como mujeres, o para calmar los ardores y desinfectar el cutis… O además, para engañar incautos en la noche de nupcias.

Desde hace muchos años, muchos mismo, tantos, que ni yo mismo había nacido, que las mujeres ya intentaban quedar “más apretadas” porque de alguna manera eso era valorizar la experiencia en la horizontal. Para tal, ellas usaban polvo de piedra lumen o se pasaban directamente la propia piedra en la vagina. Entonces, abracadabra, la vagina quedaba reseca, tan resecada que algunas veces presentaba quemaduras… Y la pobre mujer hacía sexo mismo así.

Claro que el leyente, abrumado, de manera aligera ya se estará preguntando: ¿y ella sentía placer? No, mi amigo, apenas dolor. Y en realidad, esto es lo que viene aconteciendo hasta el presente. Pues hasta el día de hoy existen mujeres que usan la piedra lumen y sienten esos efectos normalmente indeseados (cuando no son buscados).

Sin embargo, eso de tener la vagina seca es una reclamación constante de las mujeres que no consiguen tener placer durante el sexo… ¿No llega a ser hilarante esa inversión?

Para empeorar, esa “técnica” dudosa que algunas emplean muda el PH, y deja a la mujer machucada además de abrir una puerta para las infecciones. La ginecóloga Albertina Duarte cuenta: Ya atendí mujeres que tenían corrimiento, escaras y heridas. Después de mucho tiempo de tratamiento ellas acababan contándome: “acostumbro usar piedra lumen porque mi marido dice que quedo con la chichula más apretadita”.

¡Oh, mujer! Hoy ya existen productos a la venta en sex-shops que prometen el mismo efecto, pero sin la parte negativa. Por tanto, si su idea va más allá de dar más placer al otro, es necesario que usted abra mano del dolor propio y sienta placer, como para que ambos puedan pasar unos buenos momentos juntos.

Por otro lado, técnicas como el pompoarismo están cada vez más difundidas, con vastos tutoriales en internet y varias explicaciones sobre las maneras de ejercitar la musculatura vaginal y aumentar su control sobre ella.

Ahí sí que usted estaría pensando en su propio placer y no abriendo mano de él. “Buscar el placer es súper importante, pero es preciso que la mujer no se violente para ese tipo de situación”, finaliza Albertina, la médica.

En todo caso, si usted es una fémina insistente y anticuada, o sadomasoquista, aquí va una fórmula: como la piedra no puede ser colocada directamente dentro de la vagina, diluya un pedacito de piedra en 100 ml de agua caliente. Espere a que el agua se enfríe e inyecte el líquido con una jeringa sin aguja en el canal vaginal… También puede tomar baño de asiento… ¿El resultado?…

Quien probó, dice que le queda que ni nueva… ¡Experimente y verá!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Momentos de Plenilunio con el Vibrador Líquido


Bien que avisé… Pero esa cosa de “comenzar el día” siempre merece reflexiones especiales, mismo que para ciertos individuos tal momento principie exactamente cuando el asunto comienza a agonizar. Claro que la indiscutible confusión a la que estos se someten, sólo podrá generarles momentos de violencia ventral e innúmeras cefaleas económicas; cuando tendrán que pasar a convivir con aves nocturnas anunciantes de jornadas de plenilunio, para tan sólo entonces, en compañía de las lechuzas insomnes y toda una fauna interior ululando en busca de la Nada, lograr descubrir dónde es que están los momentos abracadabrantes en su vida.

Siendo el asunto en cuestión tan paranoico y delicado, entonces pido que imagine usted tan sólo poder unir las maniáticas sensaciones de un vibrador con un ejercicio de sexo bien acompañado y que a usted tanto le gusta… ¿Parece perfecto, no?

Pues bien, no siendo el amigo leyente un famoso deportista, parece ser esta una ecuación no matemática totalmente posible hoy día. Que es cuando nadie precisa sentirse constreñido por tener un pene extra suelto en la cama.

Y así, sin necesidad de tener que repetir las comunes acrobacias demostradas en la corte, el tal vibrador líquido puede ser encontrado en solución o gel y debe ser pasado en la vagina antes del sexo. En todo caso, bajo aplausos burgueses, aviso que se anuncia que la novedosa solución le calienta la piel, le activa la circulación y llega soltar ondas frenéticas que se van convirtiendo en pequeños choques que le darán la sensación da vibración. Tales acrobacias son una mezcla de estremecimiento con vibración, que quien ya probó, garante que llega a ser visionariamente espasmódico.

En todo caso, para dejar ese juego todavía más interesante, bajo el aurea dramática de Grotowski que tan bien utilizaba en su “Teatro Laboratorio”, parece que cuando hay penetración, el hombre consigue sentir una leve vibración, dejando las cosas divertidas para los dos lados… Y no para los dos hoyos.

Diferente de lo que una pléyade se imagina, esta solución no existe sólo para las virtuosas vaginas. Entonces tenemos que, sin necesidad de tener que deglutir un George Sand con mayonesa, hay una otra versión para los labios –sólo de la boca– que se los dejará vibrando levemente, por lo que puede ser usada durante el sexo oral porque no existe ningún peligro colateral caso éste sea tragado o entre en contacto con la mucosa de la boca… Información esta que llevó al galopante de mi vecino a comentar que parejas de lésbicas ahora podrán tener una relación mucho más erótica con esta ayuda extra.

No en tanto, ahora viene la parte mala. Todo indica que el efecto sólo dura 20 minutos… Lo que sin duda es perjudicial para todos aquellos que gozan de una diplomacia tortuga en la hora del vamos ver. Pero no se asuste, pues uno siempre puede repasar el producto para que la sensación vuelva y el divertimiento continúe enfático y miradero.

¡Ya sé! Muchos se preguntarán, ¿por qué esto es una novedad interesante e importante? Pues le diré que es simple como sumar dos más dos, mi amigo, Porque se sabe que un número inmenso de mujeres practica sexo sin llegar al orgasmo, y ni se imagina que puede haber mucho placer en la relación y que puede ser divertido transar con alguien que se importa con lo que ella está sintiendo. Así pues, según quienes lo inventaron, con este tipo de producto ella abre un abanico de nuevas posibilidades que bien pueden llegar a transformar su vida sexual, o la de su pareja.

¡Ah! Disculpe… No le entendí. ¿Está interesado en adquirirlo? Pues en la marca “Hot Flowers”, el producto se llama “Hot Shock”; y en la marca “Intt”, su nombre es “Vibration”… Ahora, eso sí, después no me venga con querer besar mis manos con ímpetu, pues debido a mi taimada y estremecida personalidad benemérita, sus ósculos acrobático-fecundantes seguramente afectarán mi genio y me prohibirán de continuar intentando mantenerme atento a la Realidad de las abstracciones que la vida nos ofrece… ¡Paupérrimo!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Cuando Existen Dos “Penes” y Dos Medidas


Ciertas veces pienso cuando a finales de los ochenta, incrédulos, vimos caer el Muro de Berlín, colapsar de vez el gigante soviético y hablar del fin de la historia mientras se implantaba una especie de nueva religión, que sería basada en la economía de mercado, única alternativa sana y correcta para desarrollar estrategias nacionales e internacionales para que la humanidad occidental se inclinase sumisa ante la globalización y el avance tecnológico que, como siempre lo ha hecho a lo largo de la historia, junto con su aporte indudable trae siempre consigo la desocupación y el reemplazo traumático de máquina por hombre, nos parecía por entonces que todo estaba resuelto y que alegremente el mundo al fin marcharía por el sendero de la prosperidad… ¡Qué plácida ilusión!

En paralelo a tanto jolgorio se empezó a notar, de a poco al inicio, aceleradamente ahora, que la cosa no era bien así y que muchos aprovecharon la brecha para soliviantar sus deseos sin saber que las cosas -buenas o malas- pasan como consecuencia y no como sucesos aislados… ¿Por qué lo digo?

Fácil, mi amigo. Es sólo leer las efemérides, como es el caso de lo ocurrido con el personal del Cuerpo de Bomberos de Ibiza, en España, que se tuvo que envolver en una situación nada usual de rescate hace unos días, cuando un altruista turista alemán de 51 años quedó con el pene preso en un juguetito sexual y necesitó de la ayuda prestadiza de los bomberos y de una sierra para librarse de su espasmódica diversión.

Según las informaciones que fueron divulgadas por el periódico “Diario de Mallorca”, el juguete era una especie de “armadura peneana” que quedó presa en los genitales del teutón y no pudo ser removida por los médicos, los que prontamente necesitaron accionar al cuerpo de bomberos. Así pues, los diestros oficiales del fuego, no en tanto, no sólo tomaron la manguera, sino que sólo consiguieron realizar la remoción del artilugio con o auxilio de una sierra circular.

Preservando una norma de conducta digna, dicho alemán no tuvo su nombre revelado, pero se dijo que después de haber sido retirado el longitudinal trasto, tuvo que permanecer en observación en el hospital. Como vemos, últimamente, Ibiza, que es súper conocida en el mundo por cuenta de sus inúmeras baladas y playas de nudismo, ahora ha pasado a destacarse por otros hechos insanos y desequilibrados para la salud de algunos… ¡Dramático!

Sin embargo, no se puede discutir que la falta de sentido común a veces es la verdadera causa de la decadencia y el fracaso -mental- de los bípedes. Y no se necesita ir muy lejos para advertirlo, cuando sólo basta enterarnos que dos entusiastas hermanos de una joven drusa, contrarios a su casamiento con un hombre libanés de origen sunita, terminaron por cortarle el pene y le arrancaron los dientes al casamentero, según lo informó esta semana la prensa local.

Así pues, Rabih, de 39 años, y Rudeina, de 19, que se habían conocido en la red social Facebook, terminaron por casarse en inicio de julio último, a pesar de la oposición de los parientes de la joven, conforme lo divulgó el periódico An-Nahar.

Como Rabih es un sunita de la región de Akkar, en el norte de Líbano, y Rudeina es una drusa de Baysur, una localidad de la región de Aley, en las montañas libanesas; furiosos, los dos iracundos hermanos de Rudeina, uno de los cuales es soldado, le prepararon una armadilla a Rabih, haciendo con que él fuese hasta Baysur ofreciendo como pretexto una reconciliación familiar. En realidad, cuando el sujeto apareció, los hermanos lo golpearon, le arrancaron sus dientes e le cortaron el pene… Aunque no ha quedado claro, para qué los dientes.

El referido periódico, citando fuentes de los servicios de seguridad, informó: “Podrían haberlo matado si otros moradores locales no tuviesen llegado a tiempo”… Agregando que los castradores hermanos escaparon y Rabih terminó siendo llevado al hospital. Su familia denunció el hecho como “un crimen imperdonable y odioso”… Mientras que Rudeina, sumisa y resignada, ahora ve el futuro de su casamiento como una dieta que no quiere seguir.

Puede que los efluvios del amor cibernético les haya llevado a olvidar a Rabih y Rudeina, que los casamientos entre drusos y no drusos son muy raros y prohibidos por esta comunidad, establecida en su mayoría en Líbano, Siria y en Israel… Pues mismo cayendo el Muro, parece que continúa siendo inútil para muchos querer colocar en día todo aquello que se creó por la noche… ¡Impresionante!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Mito de la Rana Sudamericana


Casi todos hemos dado oídos algún día, de que uno de los grandes mitos urbanos es el de la rana en la olla de agua caliente. En realidad, por si el amigo leyente no lo sabe, la historia es que si se introduce una rana en una olla con agua hirviendo, el avispado animalito inmediatamente reaccionará ante el peligro y saltará afuera del recipiente. En cambio, si se pone el incauto anfibio en una olla con agua fría y luego se la calienta gradualmente, la rana no se dará cuenta del peligro y se dejara cocer tranquilamente.

Pero si en vez de ponernos a cocinar a una pobre ranita aplicamos esta leyenda en la astucia de algunos gobiernos latinoamericanos, notaremos que la temperatura en la olla política, económica y social regional va en aumento cada vez más.

Por ejemplo, en Venezuela, el gobierno continua inmerso en una crisis económica creada por su propia ideología. El presidente del “Instituto Nacional de Estadística” de ese país, explicó que “Venezuela está pasando por una situación coyuntural en cuanto al suministro de algunos alimentos, y que es una situación que puede durar entre dos y tres meses, producto de diferentes problemas: el acceso a las divisas, boicot, acaparamiento, compras nerviosas y toda esa serie de elementos que inciden en eso”. Pero, esa misma “situación coyuntural” que se indica, parecería ser un estado de cosas permanente… ¿A nadie le sorprende que uno de los principales países exportadores de petróleo tenga dificultades para acceder a divisas y que sus ciudadanos enfrenten problemas para conseguir papel higiénico?

Por si el preciado lector es uno de los sorprendidos, en tiempo le explico que el colmo fue la decisión del gobernador del Estado Zulia, de establecer un sistema electrónico de racionamiento para veinte productos de primera necesidad. Incluyendo arroz, aceite, carne, lentejas y harina de maíz. Por su vez, el presidente Maduro describió la iniciativa como “una locura” y ordenó dejarla sin efecto, pero el episodio nos revela el estado mental de algunas autoridades chavistas.

Otro ejemplo ocurre en Argentina, donde la presidenta Fernández de Kirchner y su partido, que tiene la mayoría en el Congreso, invocan la noble idea de democratizar para legitimar propuestas dirigidas a destruir, uno a uno, los pilares de la democracia. En realidad, esto es un espléndido ejemplo de lo que Orwell llamó un día de  “newspeak”. Afortunadamente, la sociedad civil de dicha república, a través de sus impresionantes demostraciones, y la Corte Suprema de Justicia, hasta ahora, han conseguido establecer algunas barreras ante los desbordes del gobierno. Pero ciertamente el horizonte anuncia tormentas… Y estas no vienen de la Patagonia.

Y ahora, lo que también tenemos, son los inesperados acontecimientos callejeros que se siguen sucediendo en el Brasil. El movimiento de protesta fue activado por el aumento del precio del transporte público en ciudades como Porto Alegre y São Paulo, pero luego se extendió a todo el país y expandió su agenda. Se han producido manifestaciones de “indignados”, generalmente pacíficas, desde Manaos (norte) hasta Porto Alegre (sur), que protestaron contra la corrupción, los impuestos, la brutalidad de la policía y el costo de las obras faraónicas para el mundial de fútbol (2014) y las Olimpiadas (2016). Por su vez, oportunista y alígera, como para no querer perder el ómnibus, la presidenta Rousseff, diciéndose perpleja, declaró que esas voces debían ser escuchadas… ¡Bueno! Una cosa es escuchar y otra encontrar la respuesta.

Lo que presiento, mi salsero amigo lector, es que algo está sucediendo en el jardín de estos tres principales socios del Mercosur, y eso puede llevar a que otros gobiernos piensen que harían muy bien en disminuir, en la medida de lo posible, su dependencia de ellos… Entonces, cuando se den cuenta, esos pueblos serán la ranita de la vez… ¿Concuerda?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Al Maestro no le Tienen Cariño


El dubitativo leyente no debería sorprenderse cuando ve a los manifestantes en Brasil llevando pancartas que digan “más educación, menos fútbol”, ni que haya huelgas docentes casi a diario en ese mismo país o en Argentina, Chile, Venezuela y México, porque en realidad, los maestros latinoamericanos están entre los que cobran los sueldos más miserables del mundo.

Semanas atrás, mientras los manifestantes de Brasil protestaban contra los exagerados gastos para la realización del mundial de fútbol del 2014 y portaban carteles con eslóganes tales como “Japón: quédate con nuestro fútbol, danos tu educación”, la “Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE)” dio a conocer un estudio con cifras muy reveladoras sobre los sueldos docentes en todo el mundo.

El estudio, que se intituló “La Educación 2013”, nos muestra que los maestros de Latinoamérica ganan menos, trabajan más horas y disponen de menos tiempo para preparar sus lecciones o corregir tareas que sus contrapartes de otras regiones. Las cifras de la OCDE son escalofriantes cuando se comparan los salarios de los docentes de Finlandia y Corea del Sur, dos países que obtienen los mejores resultados del mundo en los tests académicos PISA de jóvenes de 15 años, con los míseros sueldos de los maestros latinoamericanos.

Considerando algunas de las cifras del estudio, tenemos que: mientras el salario anual de un maestro de primaria ubicado en el menor rango, es de $64,000 en Luxemburgo, $38,000 en Estados Unidos, $36,000 en España, $30,000 en Finlandia y $28,000 en Corea del Sur; en Latinoamérica los salarios son de $17,400 en Chile, $16,600 en Argentina y $15,000 en México. Aunque Brasil no figura en el estudio, funcionarios de la OCDE dicen que los sueldos de los maestros brasileños están al fondo de la lista -estos no ganan más de $6,500 en inicio de carrera.

En todo caso, los maestros de escuela primaria de escalafón superior, son mejor pagados y ganan un promedio de $113,000 en Luxemburgo, $77,000 en Corea del Sur, $58,000 en Japón, $53,000 en Estados Unidos, $51,000 en España, $32,000 en México, $31,000 en Chile y $25,000 en Argentina.

En lo que refiere a las horas que pasan los maestros dando clases, -una medida que suele usarse para mostrar cuánto tiempo les queda a los maestros para prepararlas, corregir tareas o reunirse con los padres-, Argentina tiene el récord mundial, con 1,450 horas anuales, seguida por Chile con 1,100 horas, Estados Unidos con 1,100 y México con 1,050. Comparativamente, los maestros de Corea del Sur y Finlandia pasan apenas 600 horas anuales al frente de su clase.

Andreas Schleicher, el experto en educación de la OECD que coordinó el informe, dijo en una entrevista que Corea del Sur y China gastan menos en educación como porcentaje de sus economías que varios de los países latinoamericanos y, sin embargo, obtienen resultados mucho mejores. Así pues, explicó que la diferencia es que Corea del Sur y China hacen de la docencia una carrera muy selectiva y prestigiosa: sólo los más calificados son aceptados para ser maestros, y se les paga según su desempeño.

“Uno de los mayores problemas en Latinoamérica es que casi cualquiera puede ser maestro: no hay un proceso de selección riguroso”, reveló Schleicher… “Y la calidad de un sistema educativo nunca puede exceder la calidad de los maestros”.

“Una manera de conseguir fondos para contratar maestros más calificados es ampliar el número de estudiantes por clase”, expuso Schleicher. Corea del Sur y China tienen clases más grandes que México, y sin embargo logran mejores resultados en los tests estudiantiles, añadió.

“Si hay que elegir entre un maestro mejor y una clase más pequeña, hay que preferir un maestro mejor”, indicó Schleicher. En cuanto eso, los sindicatos docentes en Latinoamérica, exigen salarios más altos, pero se oponen a exámenes de ingreso, evaluaciones o pagos por mérito; pero el mismo Schleicher apuntó que muchos maestros aceptarían estos cambios si se les da un estatus profesional más elevado.

Creo que por aquí está en la hora de empezar a glorificar la profesión de maestro, tal como ocurre en Corea del Sur o en Finlandia, en donde sólo el 10 por ciento de los estudiantes con mejor promedio pueden postularse para estudiar la carrera docente en la universidad. Por consiguiente, en esos dos países, si uno tiene una vecina que es maestra, uno luego piensa: “debe ser inteligente, porque de otra manera no podría ser maestra”. Pero en muchos países latinoamericanos, si uno tiene un vecino que es maestro, uno enseguida piensa: “el pobre, no pudo ser abogado”.

Soy de la opinión que ya es hora de que los maestros latinoamericanos sean tratados como profesionales. Para eso hay que pagarles mejor, a cambio de que los nuevos maestros rindan exámenes de admisión y que todos sean evaluados y ganen según sus méritos… Por tanto, las pancartas de Brasil que piden más dinero para la educación y menos para el fútbol, podrían ser un gran paso inicial en esa dirección… ¿Usted no está de acuerdo?… Porque en realidad, yo tengo la impresión de que los políticos no piensan así.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Al Moro le Gusta el Chocolate


En realidad, parece que lo que interesa mismo en ciertos momentos angustiantes, son mentes y corazones… buenas relaciones comerciales en las transacciones y el desdoblamiento positivo de esos festivos encuentros. Si no me cree, pregúntele a Nelson Rockefeller, que sustituyendo aceite de oliva por petróleo de Texas, vendía los productos de la Standard Oil hasta para Haile Selassié colocarlo en la ensalada.

Puede que actuando bajo esa misma catarsis temperamental, hace muy pocos días, un grupo de millonarios saudíes llegó a vaciar un establecimiento de chocolates belgas en la localidad española de Ibiza, para poder cumplir con un fetiche gastronómico que -según dicen- proviene de Japón, y terminó siendo adaptado por ellos para la hora de los postres.

En todo caso, todo lleva a creer que hoy día en la agitada vida nocturna de este balneario de la isla Mediterránea, la moda reinante es comer chocolates sobre el cuerpo de una modelo desnuda… Mismo siendo diabético.

Así pues, dos árabes terminaron por comprar la totalidad de los productos de la chocolatería belga “Deslkalidés”, ubicada en el centro comercial de Ibiza, exceptuando todos aquellos que contenían licor… Porque, devotos que son, esos con caldo dentro iban en contra de su religión.

La razón de aquella venta resultó ser más que curiosa, pero pronto se desvendó el misterio, cuando ambos hombres esclarecieron que un grupo de millonarios árabes culminaría una comida con un postre muy especial, consistente en la degustación de chocolate belga sobre el cuerpo desnudo de una modelo.

En realidad, esta novedad se trata de una adaptación rifeña del fetiche gastronómico derivado del japonés “nyotaimori”, en el que una mujer sirve de bandeja para las piezas de sushi… Porque según afirman los nipones, entre olores, el del pescado se sobrepone.

Conforme fue reportado por el periódico “El Mundo”, a casi un centenar de acaudalados caballeros procedentes de Arabia Saudí, Qatar y Bahréin, se les antojó degustar cientos de chocolates, pasando a instar para que estos fuesen colocados sobre el cuerpo de una mujer desnuda… Pero sin el envoltorio, porque, dígame, de sana conciencia, ¿a esas horas quien se iba a fijar en el celofán?

La noticia menciona que la encargada de la tienda “Deslkalidés” les vendió más de 200 chocolates, todos los que tenía disponibles sin alcohol, dada la condición de musulmanes piadosos de la mayoría de los comensales.

Así que, para poder completar la “cobertura” del cuerpo de la mujer -al no poder recurrir al uso de los chocolates con licor- estos debieron complementar el encargo con varias bolsas de caramelos… Principalmente los de leche, que, aunque se peguen en los dientes, saben mejor.

“Yo les dije que la próxima vez nos avisaran con antecedencia y que se lo tendríamos todo preparado o se lo subíamos al chalet, que no nos podían dejar así”, se disculpó la sorprendida encargada de la tienda ante otros clientes.

En todo caso, enterado de tan sugestivo encuentro y sintiendo ya la sangre fenicia a hervirme en las venas, pienso que después de tan golosino encuentro repleto de gratitud, los moros se habrán puesto a leer alguno de los quince libros de “Las Metamorfosis”, de Ovidio, como para lograr acaramelar mejor la digestión.

No en tanto, aunque para algunos la esperanza parezca estar irremediablemente perdida, se sabe que el comercio aproxima a los hombres, y eso sólo viene a confirmar mi fe en São Longuinho, el funcionario número uno del Departamento Celestial de Hallados y Perdidos, atenuando así aquella masturbadora sensación de estar a contemplar paisajes… ¿No es fantástico?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

La Vieja Muñequita de Playboy


Ese asunto de querer ser fiel a uno mismo es una gran cualidad, mi ferviente amigo; aunque muchos afirmen que la cuestión de saber cambiar y lograr adaptarse a las nuevas circunstancias de su entorno también lo es. Empero, eso de pretender justificar reacciones coléricas y arbitrarias, o el querer insistir en conductas erróneas que perjudican a terceros y nos hacen daño a nosotros mismos, no es más que un signo de inseguridad y conflicto, y no una “reafirmación de principios” como algunos bípedes insalubres entienden.

Asimismo, quien nunca duda ante nada, se convierte en sospechoso de cometer dos viejos pecados de la humanidad: la estupidez y la autosuficiencia. Así que, siguiendo de alguna manera esta intrínseca línea de raciocinio, una empresa japonesa terminó por ser condenada judicialmente por haber obligado a una de sus empleadas a llevar un inusual adorno en su cabeza… Diferente de aquel de dos puntas que le ya le regalara su amante pareja.

En todo caso, vale aclarar que el tal aderezo servía como castigo por sus malos resultados comerciales, lo que circunstancialmente llevó a la mujer a la depresión… No por las malas ventas, sino el escarmiento.

No contentos con esa esdrújula actitud, cuatro individuos responsables por la empresa también tomaban fotos de ella con el adorno y luego las enseñaban durante otras sesiones de formación interna.

Así pues, conforme indicó el periódico “Mainichi Shimbun”, el fabricante de cosméticos japonés “Kanebo” terminó siendo condenado por haber obligado a esta proterva vendedora a llevar un par de orejas de conejo como castigo por sus malos resultados laborales.

La referida mujer, de 61 años, trabajaba en la región de la prefectura de Oita (suroeste de Japón) y, cansada de las continuas chacotas, terminó por denunciar a la empresa después de haberla dejado.

De acuerdo con su relato, seguidamente sus jefes le habían obligado a llevar varios disfraces, entre ellos unas orejas de conejo, para castigarla por ella no haber cumplido a contento con sus objetivos de venta. Además, no satisfechos con las guasas que practicaban, cuatro responsables de la empresa le tomaban fotos y luego las enseñaban a otros empleados durante sesiones de formación interna.

La exempleada, frustrada no por eso de no saber vender, y si porque le faltaba cuerpo y atributos para imaginarse una miss de la Playboy, terminó por ser conducida a  un estado de depresión, por lo que el consciente tribunal de justicia de dicho país condenó a Kanebo a pagarle una compensación de 220.000 yenes (1.700 euros), aunque según informó la prensa, la empresa pagó finalmente una indemnización mayor.

Por otro lado, teniendo en cuenta la burda actitud de estos cuatro dirigentes empresariales, pienso que yendo de la mano de sus convicciones, al igual que ellos, muchos también harán lo posible por no faltar con desmedro a sus conveniencias pues, comprometidos que están de antemano con su familia y sus amigos, harán siempre lo imposible por no faltar a sus obligaciones, ya que se ven empeñados en cumplir con la palabra dada.

Como punto final, juzgo conveniente dejar una pregunta en abierto pairando en la estratósfera, como para que el bienquisto leyente se auto responda: ¿Cómo se puede condenar al que roba para comer si uno sintió hambre sólo cuando hizo dieta para mostrar la panza en la playa?… ¿No es idílico?

(*) Si quiere continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: