Un Equívoco Paranormal


Muchas veces, mi apológico leyente, ocurre que ciertos individuos se creen que poseen el sacrosanto derecho de deambular por nuestro planeta pronunciando o produciendo asnerías en franca apología, pero no entienden que eso sólo existe en el interior de sus miserables y desvencijados cráneos. En todo caso, habría que avisarles que, en realidad, tales porquerías sin importancia no pasan de dogmatismos proféticos que ya han sido mencionados un día en “Los Protocolos de los Sabios de Sion”

Por tanto, cuando nos enteramos que un hombre australiano que reside en la isla de Tasmania, tomó la proba decisión de que sería interesante realizar un experimento como los de ese tipo que se ven a menudo en los programas de TV haciendo referencia a fenómenos paranormales que a veces ocurren, nos sorprende esa perturbadora necesidad de querer manipular lo lúdico en vez de lo sagrado.

Por ello, colocándose delante de la edificante y olvidada arte de ser diferente, halló que al instalar una cámara de video en su dormitorio, ciertamente podría captar posibles actividades paranormales y tener con ello sus cinco minutos de fama… Pero resulta que al final se encontró con algo un poco más aterrador.

Y de hecho, lo que él al fin encontró en la filmación, podría calificarse como muy poco normal, ya que en las imágenes podía verse a su mujer en situación muy íntima con un joven, que no era otro que el hijo adolescente de este conturbado hombre con una pareja anterior.

Según consigna el sitio “News.com.au”, el hecho salió a luz en octubre pasado, y tras un largo proceso judicial, la mujer, de 28 años de edad, terminó por quedar en las últimas horas en prisión preventiva y recibirá sentencia el próximo lunes.

En una crónica publicada por el periódico tasmanio “The Mercury”, se detalla que el hijo del frustrado caza-fantasmas tiene 16 años, y si bien en las imágenes captadas no se lo veía teniendo sexo con la actual pareja de su padre, por otro lado ambos se abrazaban y besaban apasionadamente.

Finalmente el ornamentado hombre dio parte a la policía, y en aquella ocasión la mujer alegó que entre ella y el menor no había ocurrido más que los arrumacos que su marido había filmado, y situación íntima a la que habrían llegado durante una charla era “acerca de del permiso de conducir” que el chico tramitaba… Pues parece que ella sólo quería mostrarle como agarrar firmemente la palanca de cambio.

Sin embargo, durante el juicio, el muchacho confesó haber tenido sexo con la concubina de su padre en tres ocasiones. Luego se comprobó que ella también había “visitado” al joven en un hotel durante seis días consecutivos.

Por otro lado, la mujer, que vivió en concubinato con el padre del joven durante once años, dijo al tribunal que estaba muy avergonzada de sus actos, y que creía que 16 años era la “edad de consentimiento”, por lo que su conducta no sería delictiva siempre y cuando el chico estuviera de acuerdo con la relación. Sin embargo, ella se equivocó, porque en Australia la edad de consentimiento es 17 años.

En verdad, considero que lo que me lleva a juntar el grueso de este raciocinio exento de revisionismo, es el extraordinario artículo de Sir Peter Brian Medawar, en el cual busca enfrentar el fantasma insepulto de Freud, llegando a afirmar enfáticamente que la psicoanálisis es el fraude más considerable del siglo XX… ¡Interesante patraña a ser examinada!

(*) Si quiere continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: