La Arquitectura del Exterminio


No nos iludamos en cuanto a las semejanzas que existen entre nazistas históricos y algunos hombres del presente -sean estos evangélicos o no- que andan por ahí tratando de vaticinar asuntos demasiadamente humanos como si fuesen las trompetas del Apocalipsis.

El nazismo también comenzó queriendo trillar ese mismo camino, mi amigo: eran una media docena de psicóticos queriendo atizar los instintos higienistas del pueblo, dedicándose a repetir hasta quedar exhaustos, de que Alemania estaba moralmente contaminada, degradada… Por eso, mi caro amigo, dio en lo que dio y terminó como terminó.

Luego después de la ascensión de Adolf Hitler al poder, los locos y alienados ya eran incinerados en falsos manicomios secretos. Luego después surgió el Holocausto: gitanos, homosexuales, judíos, negros…. Ninguno de esos grupos agradaba al rencor de los sujetos de la provincia de los “rectos”.

Para quien no acredita, o no sabe, una buena información sobre la escalada gradual del nazismo germánico puede ser encontrada en el filme “Arquitectura de la destrucción” (Undergångens arkitektur), un clásico del cine documentario que ha sido producido con poquísimos recursos materiales, pero que no por ello le llega a quitar su espectacularidad.

La película reúne una impresionante documentación fotográfica y audiovisual sobre el llamado “Tercer Reich”, mostrando, inclusive, que la “manía de limpieza” de Hitler y sus comparsas, era de una coherencia horripilante. De manera monstruosa, esta se basaba en padrones formales de belleza que fueron “inspirados” en los contornos del Clasicismo y de la Antigüedad greco-romana.

Con esa extensa documentación y una locución primorosa (en la voz del consagrado actor Bruno Ganz), el director del filme, Peter Cohen, muestra muy bien a los  espectadores, de cómo Hitler fue una especie de “idiota pop”: confundió la vida real con la fabricación tiránica de un mundo “puro”. Y, como él era un bordelinde, decidió “adecuar” su país a través de aquella fantasía diabólica, eliminando físicamente los “individuos” que, según su juicio delirante, eran por así decir “puntos fuera de la curva” en relación a una supuesta cultura germánica: aberraciones y anormalidades según los principios organizadores de su obsesión… ¿Eso no le hace recordar algo sobre la babosería conservadora actual al redor del tema gay?

A una gran parte de los predicadores que hoy, les encanta largar sobre esa categoría de comportamiento todas sus pezuñas, y patinan en esa misma locura esquizoide. ¡Humanismo cero! Por tanto, su desvío de oración consiste en negar a los hermanos cualquier derecho a la deserción, al vacío, a la ausencia y a la falla de conducta, como si ellos mismos fuesen máquinas rectilíneas prontas para obedecer todos los preceptos pregonados.

Por tanto, quien tiene la cabeza y el corazón en el lugar correcto, se asombra y mucho, cuando ve a esos encabritados en catarsis que, en nombre de los principios morales religiosos, también glorifican el asesinato brutal de poetas, compositores y humanistas de todo o tipo.

Tengamos en cuenta, mi ilustrísimo leyente, que el delirio hitleriano también tenía su qué de teocracia: Hitler se hallaba un héroe cuja misión era “limpiar” a Europa (y el Mundo) de una alegada “decadencia”. Y la peor de las decadencias, para él y sus seguidores, era exactamente la “mistura”.

En el contexto de los debates actuales sobre nazismo y derechos humanos, sobre todo en aquellos países recalcitrantes, la película de Peter Cohen merece ser vista y revista. Nos hace pensar en cuestiones importantes que atraviesan nuestra tradición de tolerancia y convivencia interétnica, que un puñado de locos decidió atacar ahora… ¡Esquizofrenia total!

(*) Anímese, mi amigo lector, pues mis libros impresos o en versión e-book, ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante … ¡Ah! ¡Y gracias por adquirirlos!

Métodos Caseros para Librarse de su Mujer


Hay muchas técnicas y maneras de realizar las cosas. Algunos comentan que hasta pasan de mil, mi helminto amigo; pero espero que no sea por causa del tipo de método que se exija, que al fin el servicio termine por desagradarnos en parte o en todo.

Sin embargo, con todos los pelos y señales, le afirmo que los doctores alcanzan a comprender con rancia sabiduría que estas modestas y profesionales palabras llevan en sí el peligro de querer suscitar un equívoco, tan sólo por la acerba ironía que los exagerados fácilmente podríamos hallar en ellas.

Pero no, en este momento sólo quiero expresar la decepción, la pena y el protesto vehemente contra algunas metodologías de calificación doméstica. La conclusión es fácil, pues ya debe saber usted lo que es y proporciona la educación y la familia; y para esto basta con recordar lo que decía Álvaro Campos, que se pasó media vida cortejando damiselas, necesitando de alguna manera someter esos sentimientos trascendentales al aburrimiento cotidiano.

¿Ironías mías? En todo caso, si no se le ha embotado el sentido del oído, notará usted que no hay en mis palabras la menor ironía. La propia ironía es máscara de otras cosas. En este caso, siendo máscara, será de cierta forma de dolor. Quién sabe, dolor y dudas sea el caso exacto, pues siendo yo la más dubitativa criatura del universo, hoy no me atrevo a fingir lo que siento o a sentir lo que finjo.

Pero como siempre existen esas extrañas relaciones inexplicables entre los hombres y los signos, y nos asombra que uno a veces se pierda en esta confusión de sentidos que nos conduce al desconcierto, raciocino que quizás en realidad haya sido eso mismo lo que llevó a un veterinario de nacionalidad argentina a ser el responsable de la muerte de su mujer, tan solo por querer practicarle una liposucción “casera”, pero resulta que al final se le fue la mano, y descuartizó el cuerpo y se deshizo de los trozos.

Tan macabro episodio ocurrió en la localidad de Beníjofar, una pacata ciudad situada en la provincia española de Valencia. Allí, este virulento albéitar argentino de 46 años de edad, halló mejor economizar algunas monedas, ya que la crisis en la península ibérica alcanza la estratósfera, he intentó practicar su propio método de liposucción con su esposa, quien dicen, se encontraba aquejada de obesidad.

Pero resulta que el procedimiento le salió mal, y la mujer terminó muriendo en la clínica donde el profesional marido solía intervenir animales… Y no ballenas.

Apoyándome en lo que informó el periódico madrileño “El Mundo”, le cuento que tan benemérito veterinario procedió a ejecutar con maestría su mirabolante técnica para descuartizar el cuerpo de su infortunada esposa, y luego los despachó a un imperecedero lugar por medio de una compañía que se encarga de retirar e incinerar los restos de animales.

Dicen que la fallida cirugía se produjo el 28 de marzo de este año, y desde entonces el veterinario, que fue identificado como Marcelo G, mantuvo engañados a sus hijos, a quienes contó que su madre había salido de viaje… Tan solo con pasaje de ida. Finalmente, la semana pasada al hombre le pesó la conciencia y se entregó a la policía.

Ahora, las autoridades procuran dilucidar si se trató de un trágico caso de negligencia, o si en realidad fue un homicidio premeditado… ¡Oh, duda cruel!

En todo caso, a mí no me ayuda en nada si usted se olvida de la importancia de las contradicciones, ya que asiento que un vez llegué al punto de admitir que la esclavitud era una ley natural de la vida en las sociedades sanas, y hoy soy capaz de pensar sobre lo que pienso de lo que entonces pensaba, y eso me llevó a escribir estas cosas sin métodos y técnica… ¡Qué horror!

(*) No se apoque, mi amigo lector, pues mis libros impresos o e-book ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante … ¡Ah! ¡Gracias por adquirirlos!

Democracia Exige Justicia y Trasparencia


No juzgo necesario el hecho de tener que apelar, bajo ninguna circunstancia, a explorar los sentimientos del estimado leyente para comprender ciertos asuntos mundanos, pero siento que esta vez tengo que invocar por su altruismo y benevolencia para que consiga referirme puntualmente a dos situaciones totalmente distintas, pero que inconscientemente nos llevan hacia un mismo destino: justicia, transparencia, proporcionalidad y democracia.

La primera de las situaciones guarda relación con las últimas elecciones realizadas en Venezuela, pues allí ha sido posible advertir el choque de dos marcadas tendencias: la primera de ellas está ciertamente orientada a la defensa radical y hasta inconstitucional del sistema oficialista que, conforme a los datos del CNE, confirmaron a Nicolás Maduro como el Presidente de dicho país; y la otra, la segunda tendencia, es la que representa la necesidad ciudadana de una legitimación, en especial, porque ella surge ante la duda razonable sobre la solidez de los resultados obtenidos gracias a la existencia de más de tres mil incidentes y del abuso del poder central para manipular e irrespetar la veda electoral.

En definitiva, se sabe que esta situación ha llevado a parte de la población a solicitar el reconteo de votos para que se haga la verificación respectiva con las actas y cuadernos de votación. Esta petición, más allá de que exista norma o no que lo permita, daría paso a una tregua, pues se demostraría que el estrecho margen existente es real, y que representa fehacientemente la voluntad popular o, por el contrario, podría probar los deslices y violaciones que han terminado por manchar la democracia bolivariana. En resumen, lo que en síntesis resultaría, sería que cualquier ciudadano podría aseverar con todas las letras que, en aquella República, el elemento básico de la democracia es indudablemente la transparencia de las voluntades… Algo correctísimo.

Por otro lado, una sentencia que ha sido dictada recientemente por una irrequieta jueza de un país colindante, me induce a pensar que el principio de la proporcionalidad todavía no está siendo muy bien comprendido en la práctica forense de algunos países; más específicamente, en el caso de un asambleísta y sus dos asesores a los que se le han anulado sus derechos de gozar a pleno los beneficios de la inmunidad parlamentaria que es garantida por ley, algo que expone claramente que el rigor de la sanción otorgada desdice a un Estado que busca proteger los derechos de los ciudadanos frente al poder, y confirma la preocupación de la Relatoría Especial para la libertad de expresión de la CIDH manifestada en su último informe.

En realidad, mi erudito leyente, en dicho fallo se vuelve a constatar la tendencia de una aplicación meramente formal del derecho penal, donde el test de proporcionalidad está totalmente ausente y, lo que es peor, es que no se advierte ningún acercamiento al derecho internacional humanitario.

Puede que muchos no entiendan aun, que la democracia se apoya, principalmente, en justicia y transparencia… En todo caso, sobre tales hechos, que el dilecto lector saque sus propias conclusiones…, y apúrese, antes que lo atropellen las nuevas efemérides jurídicas que han de surgir después de la reciente votación del Congreso argentino…

(*) Anímese, mi amigo lector, pues mis libros impresos o en versión e-book, ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante … ¡Ah! ¡Y gracias por adquirirlos!

Lázaro: Levántate y Anda


Conceptúo que el más humilde terráqueo ya conoce la historia de Lázaro, cuyo nombre pertenece a un tema iconográfico del arte cristiano. En todo caso, buscando aclarar la adormilada mente del leyente, dicho cuyo fue aquel a quien Cristo le ordenó: “Levántate y anda”. Pero lo que aquí se busca contar, es tan solamente una similitud de procedimientos, pues la expresión de Jesús “Levántate y anda”, que en realidad aparece en otro milagro referido en los evangelios sinópticos (Mateo 9:5, Marcos 9:9 y Lucas 5:23), está asociada popularmente con este episodio, y en gran parte por el poema de Gustavo Adolfo Bécquer: “El arpa”.

Pero también se escucha decir que a los cleptómanos cerebrales a veces se les da por imitar la historia. Y todo en esta nueva fábula se debe a que después de haber sido dispensado por su novia, el músico argentino Roberto Lázaro terminó por crear el primero “club de hombres abandonados por una mujer”, el cual en menos de un año ha llegado a reunir más de 1.700 hombres que vivieron una experiencia similar a la suya, y con lo cual procura romper de alguna forma con los estereotipos machistas que andan por ahí, no permitiendo que su asunto quede muerto, enterrado y sepultado.

En todo caso, a este Lázaro se le dio por relatar a la agencia Efe: “Me quedé muy abatido con el abandono de mi mujer después de siete años de noviazgo. Éramos casi una pareja consumada, ella era casi mi esposa. Íbamos a tener hijos y todas esas cosas. Pero uno nunca piensa que esa persona un día lo abandonará sin más ni menos”.

Dicho sujeto, que es vocalista de la banda pop “Sinusoidal”, explica que su relación marital se deterioraba porque habían reiteradas “injurias sin sentido” y “silencios profundos”, y que su fin ocurrió de una forma repentina, cuando, al volver para su casa después de una discusión, vio todas sus cosas apiladas contra una pared.

“Le pedí una explicación, pero por causa de mi orgullo, traté de irme lo más rápido posible. Fui para la casa de mis padres, y el día siguiente fue muy difícil, porque yo estaba acostumbrado a compartir con mi mujer las actividades cotidianas, ese pequeño mundo tan gigante para una pareja”, acrecentó, sin llegar a explicar que tal vez la trataba a ella como si fuese una sirvienta.

Pues bien, resulta que en medio de toda esa angustia, el productor artístico llegó a componer una canción que la subió en “YouTube” para que pudiese ser escuchada por otros hombres (descornados) que también estuviesen pasando por una desilusión amorosa… Y ahora buscaban resolver sus carencias manualmente.

Lázaro cuenta que la música tuvo grande repercusión en las redes sociales, y que comenzó a recibir varios contactos de personas que querían saber “si se trataba de un club de abandonados”, lo que lo encorajó a transformar su dolor en una realidad.

“Al principio tuve que soportar algunas burlas, pero yo tenía certeza de lo que quería concebir. Quería extender un lazo -no para ahorcarse- entre los hombres que estaban pasando por algo similar, para evitar situaciones de violencia contra esa mujer que no lo quería más. Más bien, para que dicho hombre pudiese aceptar el abandono y ayudarlo a reconstruir su vida”.

Pues resulta que el fundador del nuevo “club de Tobi”, -el amigo de Lulú cuyo lema era: No se admiten mujeres-, sustenta que la página de su club en “Facebook” no es un lugar para expresar posturas machistas, y que si algún integrante se manifiesta de forma “violenta”, él intenta convencerlo a no insultar a la mujer; pero si su actitud subsistir, ese sujeto acaba por ser bloqueado.

Empero, también destaca: “Lo que yo pregono, es que la mujer continúe siendo una inspiración para la vida, y no un objeto”… ¡Ah! Menos mal.

A cada dos semanas, esa comunidad promueve reuniones itinerantes en diversos puntos de Argentina, pero Lázaro niega que el club use técnicas iguales a las utilizadas por los grupos de autoayuda, así como destaca que él tampoco es “un terapeuta que dice a los hombres lo que tiene que hacer”… Hasta porque ni las mujeres de ellos lo lograron

“No somos como los Alcohólicos Anónimos, que abren una rueda, cuentan sus experiencias y comienzan a llorar en cuanto los otros integrantes lo escuchan. Evito hacer eso porque es muyo cruel. Nosotros preferimos juntarnos para hacer cosas como asistir a un partido de futbol, tomar unos tragos. Pueden parecer insignificantes, pero son muy importantes para el momento que esa persona está atravesando”, indica.

En todo caso, Lázaro se muestra orgulloso de que el club haya ayudado a muchos hombres a compartir su abandono con otros, lo que, según su opinión, significa el rompimiento de un “estereotipo machista”, ya que habitualmente los hombres tienden a ocultar su desilusión por miedo o vergüenza… O que le hagan: ¡Muuuuu”.

“Admiro a esas parejas que permanecen juntos por 40 años, como mis abuelos o mis padres, pero estamos en una época mucho más individualista, y eso hace con que las parejas duren poco y que no trabajen para superar sus crisis. Pero también acredito que es posible encontrar una socia para toda la vida, y busco eso”, concluye en su discurso para EFE… En todo caso, para el asombro de los lánguidos, pienso que si debemos encarar la verdad un día, mejor que eso ocurra de forma indolora y no inodora.

(*) No se apoque, mi amigo lector, pues mis libros impresos o e-book ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante … ¡Ah! ¡Gracias por adquirirlos!

Llegó su Empleo Ideal


Buscando bajar de alguna forma la temperatura de tantos raciocinios candentes, donde la pléyade insiste en utilizar los “verbos copulativos” para expresarse ignotamente, en tiempo aviso para los individuos de percepción empobrecida, que nada más me refiero a los verbos que cumplen el papel de unir o conectar el sujeto gramatical y el predicado (lo que se dice del sujeto… y no lo que se piensa de él, obvio).

Innegable que existen verbos copulativos que no son del todo reconocidos, pero que se encuentran en uso, algo que no ocurre con quien en realidad copula, pues usar preservativo en la hora de practicar sexo ya dejó de ser una opción desde hace tiempo.

Por tanto, mi gomoso amigo, el acto de cuidar de la salud propia y la de persona con quien los terráqueos dividen animadamente tan placentero momento, no es más que una obligación. Además de ser un profiláctico método de precaución, ya que el más inadvertido de los bípedes no tiene como saber si la persona con quien él está transando tiene alguna enfermedad venérea o no, mismo que ella realice exámenes regularmente.

Vale destacar que las DSTs, desde las más simples hasta el HIV, continúan siendo transmitidas, y los casos entre jóvenes, veteranos y personas casadas continúan a aumentar día tras día. En todo caso, como toda precaución es poca, protegerse no necesita convertirse en una cosa drástica a realizar, ni llegar a cortar el clima a dos en la horizontal.

Si el viviente procurar por ahí, ciertamente ha de encontrar preservativos con sabores, olores, colores y hasta texturas que dejarán el acto sexual mucho más interesante. Sin hablar, claro, de los psicodélicos condones que calientan o enfrían aquella área en la hora del “vamos ver”.

Sin embargo, ahora se sabe que buscando terminar de vez con aquel famoso tabú de tener que “chupar caramelo con papel”, la empresa “Prudence” llega campante a la realización de la 5ª edición del concurso de “Probador de Condones”.

Por tanto, apúrese mi amigo, pues serán escogidas solamente 100 personas que recibirán toda la línea de preservativos fabricados por ellos, además de regalos exclusivos y novedades para probar como, cuando y con quien se le antoje.

¡Ah!…, que apurado, mi amigo. ¿Usted ya quiere saber qué es lo que se necesita para participar, no?

Pues bien, basta con tener más de 18 años y escribir un cuento erótico en el websitio de la campaña hasta fines de abril. Pero no puede ser una narración simple. Usted necesita empeñarse con los detalles, contar sobre el local, las posiciones y los productos utilizados… Qué es una manera que la empresa encontró para apartar a los amateurs de estos asuntos tan importantes.

Si por acaso al final de la selección usted se encuentra entre los elegidos -no por Dios, claro-, tendrá la atribución del cargo de “Probador de Condones”… Algo que será fabuloso. Además, también tendrá un espacio en el sitio de la” Prudence” para contar sin pelos en la lengua como fueron sus experiencias con cada uno de los productos.

Para facilitar la confección de su leyenda y darle una manito -que no sea de cal- a su imaginación, le recomiendo que busque instruirse con “Temas de Placer”. Quién sabe usted no se inculca con Boccaccio, el Marqués de Sade, o se lee la cenicienta trilogía de la británica E. L. James. Sin duda, todos ellos son expertos narradores en esos asuntos que ciertamente irán a inspirarlo en la hora de ponerse a escribir… ¡Ops! ¿No me diga ahora que no le gusta esa vacante?

(*) Anímese, mi amigo lector, pues mis libros impresos o en versión e-book, ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante … ¡Ah! ¡Y gracias por adquirirlos!

Homos Necesitan de Photoshop Peneano


Hoy puede que sea difícil querer responder algo, mi fotogénico lector, pues no sé siquiera si sabría encontrar una respuesta del tamaño que usted se merece. Digamos que estoy así como un insomne que acaba de encontrar el lugar exacto de la almohada y al fin va a poder concentrar su meditación en el sueño. Pero si quiere, usted puede entender esta comparación al revés, o sea, que si se acepta el sueño, es para soñar. Quizás hasta soñar con esa ausencia que está del lado de allá.

Quién sabe, no es por ventura que a los científicos australianos se les ha dado por asegurar que el tamaño del pene es uno de los más importantes rasgos anatómicos que ayudan a los hombres a seducir mujeres.

Pues bien, habiendo quitando ya esa duda que lo carcome, mi amigo, resulta que investigadores de la “Australian National University” de Canberra, nos explican que desde antes que de los homo sapiens retoñasen en el globo terráqueo, las mujeres ya utilizaban el tamaño del pene como uno de los factores para elegir a quién podría ser su mejor compañero sexual con fines reproductivos… Y sicalípticos, ¿por qué no?

“Es trascendental que el tamaño del pene sea uno de los rasgos anatómicos que contribuyen a seducir a las mujeres”, es lo que alcanzan a concluir estos biólogos australianos, que hicieron su aporte peneano-mental-ilusorio a un debate que ya lleva siglos obsesionando a los hombres con sus asuntos disminuidos.

“Este tema excita la imaginación del público desde hace mucho tiempo”, observa Michael Jennions, profesor de biología en la “Australian National University” en Canberra, y uno de los principales autores de la investigación que ha sido publicada en las Actas de la Academia estadounidense de las Ciencias, la “Proceedings of the National Academy of Sciences”… Inmenso nombre para tratar asuntos tan delicados.

“Si usted es uno de esos curiosos que mira las revistas en los quioscos, verá a menudo artículos titulados: “¿Es importante el tamaño del pene?” (…) Por tanto, nosotros hemos buscado responder a la pregunta ancestral desde un acercamiento científico válido”, agrega Jennions.

“Todos los biólogos piensan que antes de que los hombres modernos, -los homo sapiens-, vistieran ropa, las mujeres utilizaban el tamaño del pene como uno de los factores para elegir al mejor compañero sexual con fines reproductivos, pero muy pocos datos lograron hasta el día de hoy respaldar esta hipótesis”, alcanza a explicar el experto en eso que todo hombre lleva guardado dentro del calzoncillo.

Estos biólogos australianos, nos recuerdan que, en todo caso, estudios anteriores ya habían afirmado que las mujeres de hoy prefieren a los hombres más altos, con espaldas anchas y cadera angosta,… Tal vez, por dar rienda suelta a su imaginación imaginando lo que ellos tienen un poco más abajo.

Pero este último estudio suma a todos estos criterios anteriorse, el del tamaño del pene. Sin embargo, el tamaño del miembro masculino no es una cualidad suficiente: “Si usted es bajo y tiene un cuerpo con forma de pera, un pene grande no aumentará su atractivo sexual”,… y sólo le servirá para entretenerse manualmente en solitario, llega a observar Brian Mautz, de la misma universidad, y un otro autor del estudio.

Para llegar a su conclusión, los investigadores mostraron en una gran pantalla a 105 mujeres heterosexuales de un promedio de 26 años, más de medio centenar de imágenes digitales de siluetas de hombres con diferentes alturas y anatomía, pero con el pene en reposo… Que era para no asustarlas.

Como si ellas fueran vírgenes prudentes postradas de pie ante estas psicodélicas imágenes, las participantes tenían que valorar, en forma anónima, el atractivo sexual que tenía cada imagen para ellas apretando teclas… Y no otras partes, obvio.

“El tiempo de respuesta de las -incontenidas- mujeres para cada imagen, fue muy rápido, de menos de tres segundos”, contó Bob Wong, biólogo de la universidad australiana “Monash” en entrevista telefónica con la agencia “AFP”: este detalle revela, -según él-, que la reacción es mucho más producto de un reflejo que de una reflexión… Pero yo creo que fue mucho más apoyada en sueños incontenidos.

En todo caso, otro estudio similar anterior no había arrojado conclusiones tan convincentes como esta, porque él se apoyaba en una cantidad de imágenes reducidas… Y el nene casi no florecía. Además, las respuestas de las mujeres interrogadas no eran anónimas… ¡Oh, chismosas!

Otro dato que agrego para quitar el sueño de todo iluso lector, es que según la “Academia Nacional de Cirugía francesa”, el tamaño del pene en reposo, es de entre 9 y 9,5 centímetros y de 12,8 a 14,5 cm en erección… Sin llevar en cuenta a los asnos, que son como las brujas…, sabemos que, aunque no las vemos, las hay. ¿No es verdad?

(*) No se apoque, mi amigo lector, pues mis libros impresos o e-book ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante … ¡Ah! ¡Gracias por adquirirlos!

Cartas de Darwin no son Teóricas


Con las neuronas funcionando a todo vapor, cosa que no ocurre seguidamente, llego a conjeturar que en las cartas hayan quedado registradas frases como: “Sos un egocéntrico, un egoísta, poco confiable, imprevisible y cobarde, y todo esto te lo digo desde el afecto…”. Si es así como lo supongo, más de mil se quedarán helados ante semejante demostración de “cariño”.

En todo caso, mi epistolar amigo, esas chulas expresiones que he registrado, no son más que signos de “modas” actuales con las que busqué remplazar algunos términos antiguos por otros más modernos, pero que de alguna manera nos asombran todos los días en un mundo cada vez más acostumbrado a la contradicción.

Por consiguiente, todo se debe a las intrínsecas deducciones que he elaborado después de enterarme que la “BBC” de Londres acaba de divulgar para todos los vulgos, que el famoso naturalista británico Charles Darwin sentía que, al escribir su teoría de la evolución, -base de la biología como ciencia-, era como si estuviese “confesando un asesinato”, según se lo reveló por escrito a su mejor amigo en una serie de cartas.

Ahora se sabe que Darwin llegó a mantener durante años una correspondencia regular con el botánico inglés Joseph Hooker, tipo con el que compartió algunos de sus sentimientos más privados, como la tristeza por la muerte de su nuera o sus reticencias acerca del trabajo que realizaba… Y creo que hasta le detalló a toda tinta, sobre el afligido día en que descubrió que “su nene” se le había desmayado para siempre.

Pues bien, juzgo que si no lo hizo, fue porque no quiso. Pero resulta que una junta de investigativos inquisidores británicos ha descubierto actualmente la existencia de esta “especial relación” entre las más de 1.400 cartas inéditas que el científico escribió y recibió a lo largo de toda su vida, las que luego serán publicadas online por la conspicua “Universidad de Cambridge”.

Fue con ese tal de Hooker, con quien Darwin se atrevió a exponer por primera vez su revolucionaria teoría sobre el origen de las especies, que, como se sabe, contradecía directamente a la entonces sabuesa religión. Sin duda, fue una atrevida afirmación que sólo se animó a compartir con su amigo en prueba de la confianza que éste le profesaba.

“Cuando llegaron los últimos rayos de luz, yo ya estaba casi convencido (contrariamente a la opinión con la que comencé) de que las especies (es como confesar un asesinato) no son inmutables”…, llegó a escribir Darwin con esos paréntesis, desde la reclusión en la que prefirió vivir durante sus años de estudio.

Hooker, por su parte, le respondía con preguntas que dieron inicio a un intenso debate entre ambos, aunque éste buscó apoyar firmemente a su amigo ante las críticas que recibió en el debate religioso posterior a la publicación de la famosa “Origen de las Especies” en 1859.

Todo lleva a creer -mismo después de quemar mis pestañas mirando el mapamundi-, que ambos hombres se conocieron en su juventud, mientras viajaban como investigadores botánicos, Darwin en las islas ecuatorianas de Galápagos y Hooker en la Antártida, y aunque pronto sus carreras se separaron, ellos continuaron viéndose ocasionalmente y manteniendo el contacto por carta… El amor es sublime, mi amigo.

Fue por intermedio de estas misivas que ellos llegaron a revelar su tristeza por las pérdidas familiares; donde Darwin describió a Hooker la muerte de su nuera Amy al dar a luz y la preocupación por su hijo, que tras quedar viudo se marchó a Gales.

“Te diré que nunca he visto a nadie sufrir tanto como el pobre Frank. Se ha ido al norte de Gales a enterrar el cuerpo en una pequeña iglesia entre las montañas… Me gusta escuchar que está decidido a esforzarse y trabajar en todos los aspectos, pero no sé durante cuánto tiempo será capaz de mantener esta voluntad”, le alcanzó a escribir Darwin a su amigo querido.

No ha sido mi deseo con lo aquí expuesto, que el excelso lector se confunda, pero debo advertirle que el corso, a contramano de terminologías pseudopsicoanalíticas, incluye decir no desde el sí, odio desde amor, deseo desde el rechazo y depravación desde la santidad. En realidad, considero que tales cartas han de servir para dorar la píldora de todos los mortales que tienen que aguantar agresiones de los que dicen quererlos, pero que en verdad los odian o los envidian… ¡Aunque ésta sea una teoría Darwinista!

(*) No se apoque, mi amigo lector, pues mis libros impresos o e-book ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante… ¡Ah! ¡Gracias por adquirirlos!

Surgen Novicios en el Bondage Sexual


Lo que más llama la atención a los seres terrenales como yo, es que por causa de la trilogía escrita por la sicalíptica Erika Leonard, más conocida por el seudónimo de E. L. James, “Cincuenta sombras”… -y muchísima oscuridad-, la autora acabó por generar gran curiosidad por la práctica del “bondage” en muchos de los imprudentes lectores y sus (im)prudentes parejas, conforme lo sugiere la revista “Elle”. Y todo ello se debe a que dichos textos están rellenos de diferentes tipos de recreos sexuales que sirven para alimentar la imaginación de cualquier incauto; sobre todo cuando se trata de aquellos menguados sujetos que se sienten inclinados al sadomasoquismo.

En todo caso, si el preciado lector hace parte del grupo de curiosos que siempre busca probar nuevas experiencias, no quiero animarlo, pero buscaré exhortarle que, al hacerlo, tenga en cuenta algunos consejos útiles para resguardar su seguridad y la de su pareja -los entierros están caros-; y para que haga todo de manera divertida y muy placentera. Para ello, me apoyaré en la información del sitio “dtlux.com”, que contiene una serie de sugestiones para los iniciantes en el arte del “bondage”.

Confianza. Nunca se debe dejar la seguridad en manos de un desconocido, pues el bondage es una práctica que debería realizarse con alguien ya conocido, ya que si esta no es peligrosa en sí, conlleva inmovilización y eso puede traer problemas cuando se trata de un desconocido. Así que, lo mejor es acercarse a quien más confianza le tenga.

Estar de acuerdo. Usted tiene que hablar sobre la práctica antes de realizarla con su pareja o la persona elegida, y ésta tiene que estar de acuerdo, pues se trata de que ambos disfruten del momento, y no de que se genere un conflicto; así que, explíquele a la otra persona que esta fantasía le excita y quiere ponerla en práctica con ella… Aunque le deje un ojo morado.

Elegir roles. En el juego del bondage, -así como en el cuartel- una persona manda y la otra obedece. Por tanto, mejor que decidan juntos quién tomará el mando y quien será la persona sumisa. Recuerde que capitán manda en marinero, pero que en este juego, ambos también pueden intercambiar papeles.

Vive tu personaje. Mi amigo, primero tienes que creértelo. Pues para que el juego del bondage haga efecto, uno tiene que creer lo que estás haciendo; por ejemplo, si eres el sumiso, cumple los caprichos de tu amante, no tienes que hacer nada más que obedecer; pero si eres el dominante, tendrás todo el poder en tus manos para hacer lo que quieras… Menos, matar, obvio. Recuerda que la carga psicológica ayudará a que el juego culmine en un gran orgasmo mutuo… Y delicioso.

Palabra clave. Es muy importante que antes de iniciar con el juego, ustedes se pongan de acuerdo para elegir una palabra o frase que será la que se expresará cuando una de las dos personas no esté cómoda en el juego, y una otra para cuando quiera parar por completo. No tiene que ser difícil, puede ser algo muy común como un color… Una sugestión: “colorín colorado, este juego se ha acabado”.

Zonas prohibidas. Hay zonas en la que está completamente prohibido pasar la cuerda, como por ejemplo el cuello… -o de oreja a oreja, por dentro de ellas-, pues puede causar un accidente con final fatal. ¡Ah!, y tampoco se olvide de que no se debe apretar demasiado las cuerdas para que ésta no corte la circulación de la sangre. Tampoco se olvide que la persona sumisa está inmovilizada, por lo que ocupa su completa atención… Salvo que sea su suegra.

¡Tijeras a la mano! Tenga siempre a mano tijeras, cuchillo… cualquier instrumento cortante, pues en caso de que la pareja grite la palabra clave, usted tendrás que desatarla inmediatamente, y lo mejor es estar preparado para cortar la cuerda.

Cuerdas. Aquí equivale a decir que valen muchas cosas, desde corbatas o bufandas, trozos de tela y, por supuesto, cuerda. El mínimo que se ocupará son 7 metros y el máximo de unos 20 para abarcar el cuerpo completo… Salvo que su pareja sea una ballena.

Alternativas. Si ustedes no quieren usar cuerdas o tela, pueden iniciar agregando a los juegos sexuales algunos otros juguetes que de igual manera pueden servir para inmovilizar, como las famosas esposas… No, mi amigo. No es a su cónyuge a quien debe inmovilizar. Me refiero a los grilletes que usan los policías.

¡Use la imaginación! Sé que para muchos bípedes esto parece algo difícil, ya que no tienen un pingo de ella. Pero en este juego no se trata sólo de inmovilizar, sino de usar la imaginación para llevar a cabo una recreación que excite a los dos de la misma manera.

Mi conjurado leyente, siendo este asunto tan delicado y la Historia tan frágil y aparentemente compleja, tenga en cuenta que lo único que he buscado demostrar, es que para nada sirven los sistemas métrico-filosóficos-duodenales de la preñez alucinatoria, pues a pesar de la estrechez de raciocino, la mediocridad de los terráqueos camina a cada día a pasos más largos…En todo caso… ¡Diviértete!

(*) No se apoque, mi amigo lector, pues mis libros impresos o e-book ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante… ¡Ah! ¡Gracias por adquirirlos!

Inopias de la Educación Superior


Las actitudes relativas, como lo son todas las características de las flaquezas humanas, a veces toman una notoriedad e importancia capital en las clases gobernantes y en los círculos de poder, haciendo que el error propio tome dimensiones de catástrofe nacional.

Por ende, cuando escuchamos que los políticos de ciertos países se han puesto a debatir en busca de “soluciones que mejoren la educación superior” en su nación, el vulgo no llega a comprender claramente que ese palabrerío gubernamental tiene muchas connotaciones favorables y antípodas.

Sin duda, la primera connotación, es la valentía de haber metido el dedo en la llaga y combatir una serie de problemáticas en el interior de la academia ya sea pública o privada, una situación que nunca sucedió en muchos países, y por eso hay que reconocerlo como punto favorable.

A su vez, una segunda perspectiva, es la de que, con el debate abierto, ha comenzado a generase una ruptura, aunque ojalá no termine por ser en el marco de una estrategia de suma cero.

Y una tercera configuración, es la necesidad de reflexionar acerca de los “cómos” se pretende llevar adelante toda la transformación que se requiere.

Por tanto, uno de los aspectos que se debería debatir sin tapujos, y sí con respeto, es la conformación del nuevo cuerpo docente en las universidades, sin que ello signifique la minusvaloración de los doctorados como en algún momento ha sucedido con las maestrías. Esto implica que los debatientes deben tener claridad sobre lo que significa diseñar y fortalecer una comunidad científica de la que habló en su momento Thomas Kuhn (1962) en su libro “La revolución de las estructuras científicas”.

Se escucha decir, por ejemplo, de que si las universidades públicas no tienen la posibilidad de llenar las cátedras con PhD del país, se traerá a miles de doctores de otras partes, como si las cosas se resolvieran tan simplemente con un chasquido de dedos, o que el Estado tiene una extensa lista de pueblerinos que se han graduado en las universidades extranjeras, y como si los unos y los otros hubiesen sido ya consultados y, lo peor del caso, como si el país contara con una comunidad científica capaz de seducir a miles de científicos para que vengan y se queden.

Básicamente, poseer una comunidad científica significa que existe un conjunto de condiciones académicas que se legitiman todos los días. O sea que, primero, que ya existe una cultura arraigada en el país que reconoce el trabajo intelectual y se lo valora también económicamente.

Segundo, que hay grupos de científicos que establecen un diálogo permanente con la premisa de construir un conocimiento cada vez más amplio. Y eso implica que hay previamente una cultura de debate, situación que en muchos países de América Latina es inexistente.

Tercero, entender que no hay docencia posible sin investigación, y eso significa decir: fondos ilimitados y no a cuentagotas, como ocurre en la actualidad.

Por lo tanto, estos debatientes se olvidan que lo primero que habría que hacer, es responder si el país cuenta con una comunidad científica prominente, como para que vengan los miles de doctores del mundo a aleccionar aquí.

Por mi parte, creo que primero habría que construir las condicionantes, como para después querer no culpar al mundo por nuestros desaciertos, o pretender encontrar más tarde una justificación conveniente para cada metida de pata… ¿O estoy equivocado?

(*) No se apoque, mi amigo lector, pues mis libros impresos o e-book ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante… ¡Ah! ¡Gracias por adquirirlos!

Una Pléyade ya Piensa con Cabeza Propia


Considerando los obliteros resultados que fueron mencionados por los medios en la madrugada posterior del domingo 14 de abril, nos enteramos -algunos risueños y otro no-, de que Nicolás Maduro fue el ganador de las últimas elecciones presidenciales realizadas en Venezuela y, en el caso de éste sujeto pasar por la prueba del recuento de votos que muy justamente habrá de emprender el Consejo Nacional Electoral de dicho país, sucederá definitivamente al difunto y polémico comandante Chávez.

Sin embargo, dicho corolario deja claro que su aparente victoria brinda un mal sabor entre sus adláteres más connotados dentro y fuera de su país: el estrecho margen de votos que lo separa del líder opositor Henrique Capriles, lo que sin ninguna duda refleja una escisión social muy seria en Venezuela…O, “República Bolivariana”

En efecto, ese estrecho porcentual existente entre el 50.6% de los votos que obtuvo, cuando lo comparamos contra el 49,07% conquistados por su adversario, nos devela la fragilidad de la herencia populista dejada por su antecesor, y nada más significa que una severa advertencia a todos aquellos que buscan utilizar la imagen del ex-líder incontestable, que ahora está siendo sacralizado como ícono, como si éste fuese un fetiche capaz de garantizar una muy prolongada permanencia en el poder. Desde luego, mientras persistan en querer emplear para ello el idéntico sistema democrático hasta ahora aceptado en aquel país.

De igual modo, tampoco gozan de credibilidad todas las quejas que fueron mencionadas por Maduro antes de la elección, cuando se le dio por aludir la existencia de un tipo etéreo de conspiración en su contra, como por ejemplo: ¿Apagones planificados en su contra, luego de transcurridos 14 años de un riguroso poder chavista y del control de toda la industria eléctrica?… ¿Un desabastecimiento a propósito, pese a los mercados paralelos impulsados desde el Gobierno?

Juzgo que no es necesario que yo mencione más nada. El propio sápido lector será competente para concluir que la socorrida tesis del complot desestabilizador con participación foránea, ya no tiene algún poder de convencimiento capaz de arrastrar a las multitudes, como si estas fuesen ovejas rumbo al matadero.

Por consiguiente, gusten o no, podemos sacar a limpio que las recientes elecciones venezolanas dejan una contundente lección para todos quienes detentan el poder en América Latina, y son habitués en querer utilizar todos los recursos del Estado en contra de sus adversarios. Puede que se olviden de que, poco a poco, muchos de los votantes que les beneficiaron antaño, de igual forma se saturan con la propaganda apologética y pasan a refugiarse en el viejo recurso de pensar con cabeza propia.

En todo caso, amigo leyente, hay que tener en cuenta que el voto es el arma más efectiva que el pueblo tiene para expresar su voluntad, premiar aciertos, castigar errores y corregir equivocaciones. Hasta los más cándidos han de recapacitar un día, que los sistemas democráticos están construidos sobre las bases fundamentales de la perpetua prueba y error que las sociedades ejercitan con sus elecciones, opciones o “resignaciones” de acuerdo al panorama de la oferta que cada sector del espectro político presente en sus plataformas… ¿No es verdad?

(*) No se apoque, mi amigo lector, pues mis libros impresos o e-book ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante … ¡Ah! ¡Gracias por adquirirlos!

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: