El Corazón Para y el Violín se Achica


Aunque ya exista una legión cívica que está dedicada enteramente al servicio de los asuntos alicaídos, nunca está en demasía acompañar esas cuestiones en la proporción de nuestras flacas fuerzas. Un momento más que excelente para citar aquí la parábola de los siete mimbres que, separados, son fácilmente partidos, mientras que juntos forman un haz o manojo de tamaña rigidez.

Por lo tanto, sin nada que ver con tan filosófica enunciación de ejemplaridad urbana, participo al incontinente leyente que, mismo que los problemas de erección sean extremamente preocupantes y traumáticos para el público masculino ya con pelos en la cara, los especialistas en ese asunto longitudinal afirman que -mismo padeciendo- los hombres llevan de tres a cinco años para buscar ayuda… O sea, cuando ya se le reventó la cuerda del violín.

Pero si ello depender de un nuevo estudio que fue publicado en la revista “PLoS Medicine”, entre tanto, esa historia estaría para mudar, pues versados estudiosos australianos descubrieron que la disfunción eréctil del bípede puede tener relación directa con las enfermedades cardiovasculares y la muerte prematura. Esta sería la primera pesquisa a investigar la relación que existe entre los desahuciados problemas en lo erecto-cardiovascular.

Para llegar a tal conclusión, mismo sin haber consultado antes la opinión del magnífico violinista Maksim Vengérov después de éste haber estudiado entusiastamente con Galina Turtschaninova en las verdes praderas de Polonia, fueron examinados registros de 95 mil hombres con edad mínima de 45 años. Todos ellos tuvieron que responder cuestionarios sobre su salud y el estilo de vida que llevaban. Además, los participantes fueron acompañados -no sé adónde- por los especialistas durante tres años. Durante el período, 7.855 hombres fueron internados y 2.304 se murieron… O sea, que pusieron el violín en la bolsa.

En todo caso, ya que una tenaz pregunta oprime ahora que ni garra de Demo la garganta del gentío, contaré lo que más interesa en este crucial momento: saber que los resultados mostraron que todo hombre que sufre de “impotencia” leve, moderada o grave -o en su traducción gutural, como aquella en que “el nene” desmayó de vez-, debe no solamente consultar un especialista para tratar de un problema más que evidente, como también debe insistir para que el médico le haga un check-up cardíaco-peneano. Y todo, porque los casos más preocupantes en lo erecto-horizontal, están directamente ligados a un riesgo aumentado de problemas cardiovasculares y muerte prematura.

De acuerdo con el urólogo Geraldo de Faria, director del Departamento de Sexualidad Humana de la Sociedad Brasileña de Urología, casi la mitad de los sujetos con edades entre 40 y 80 años, sufre sordamente de disfunción eréctil. Pero si ello es diagnosticado en la fase inicial, entre tanto, las opciones de tratamiento y las chances de mejora son grandes… Aunque muchos de los leyentes duden que los octogenarios consigan reverter su suplicio.

A propósito, noto pasmado que a través del encanto panglosiano se consigue imponer asnerías futurológicas para las sociedades letárgicamente vigilantes que, con una visión falso-optimista, parecen haber mudado de forma radical cuando se vieron privadas de las mercedes pronunciadas por el brujo Herman Kahn en su obra “La Prosperidad está próxima” a la vez que quedaron impregnados por su extraordinaria voluntad de articular la más brutales posibilidades… ¡Impresionante!

(*) Libros impresos o en versión e-book del autor, están disponibles en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: