Cosa que Dejan a un Hombre Loco


Después de enterarme se aquella lista de “Diez cosas estúpidas que los hombres hacen para impresionar mujeres”, me quedé pensando que las mujeres también hacen cosas que dejan cualquier hombre —y otras mujeres— con ganas de meter la cabeza en un agujero del piso, al mejor estilo avestruz.

Diferente del hombre, que lo que quiere es impresionar, la mujer busca mostrar cómo es tierna, cordial, cariñosa con su pareja, mientras acredita ser importante hacer que la relación se mantenga en un mundo encantado.

Humanitario y carismático que soy de nacimiento, mi magnánimo leyente, resolví entonces enumerar las diez cosas que ellas hacen y que terminan por dejar a cualquiera con la impresión de que está viviendo un pesadilla o una maldita comedia sin fin.

Hablar con voz de perro – Es ahí que usted se pregunta, que rayos es “voz de perro”. Y le explico: ¿sabe aquella voz que las mujeres —y algunos hombres— insisten en hacer para jugar con perros y niños? ¿Haciendo parecer que volvieron a tener tres años de edad? Pues es eso. Alguna persona resolvió salir por ahí diciendo que eso era tierno y dio en lo que dio… “¿Amozin, ti ti qué pá comê agola di noiti? ¿Qué una piticiña, mi bebeziño fofiño?” No me diga que eso es algo que deja a cualquier hombre feliz.

Asistir solamente filmes agua con azúcar – No se pasan dos minutos de la película y todo el mundo ya está llorando. Es aquel número sin fin de suspiros, gemidos y sollozos en el cine. Y él sin saber lo que hacer. Hombres no saben tratar con lloro —puede ser mentira de que hombres no lloran-, pero el hecho es que nadie les enseñó que cuando una mujer llora viendo un filme, él debe quedarse… quieto.

Lo duro es cuando ellas quieren asistir apenas a filmes de ese tipo y las explosiones y tiros nunca entran en el guion. Entonces, ¿quiere que su pareja se quede traumatizada y no quiera nunca más pisar en un cine? ¿No? Entonces ya está en la hora de variar un poco.

Surtar hablando con las amigas al teléfono – “¿Miiiiiiiiiiiiii Diosssssssss, vistes lo que aquella maldita dijo?”, y después de decirlo, siguen minutos sin fin de carcajada estridente. ¿Quién aguanta? No importa el asunto sobre el cual usted esté conversando con su amiga y lo cuan divertido pueda ser, pero respete a quien está a su alrededor. Ya sea su novio, un pretendiente, su tía, o el cobrador del ómnibus… Nadie quiere saber de tantos detalles. Ni que hablar de: “él dijo”, “ y ahí yo dije”, “de ahí él me dijo”… Parece que nunca irá tener fin.

Cobrar – ¿Existe cosa más pelma que alguien diciéndole el tiempo entero como usted debe hacer, se comportar, hablar, comer, dirigir y todo lo demás? Pues es algo horrible y recuerda a las épocas en que su madre resolvía todo de esa manera. A veces las mujeres ni se dan cuenta, pero hacen exactamente la misma cosa. Y ahí surgen las cobranzas: de que llame, que de un regalo sorpresa, que diga lo que siente, que sea romántico en público, etc. ¿Qué tal curtir al hombre que usted ya tiene en vez de crear otro?

Contar intimidades por ahí – Dicen que el hombre adora contar ventajas, pero quien cuenta cada detalle de lo que roló con el novio para las amigas, son ellas. Ellas piensan que la intimidad que tienen con sus amigas les permite todo eso, pero ¿ya imaginó como su novio se siente al mirar a la cara da su amiga que sabe que a él le gusta que usted haga aquellas cosas?

Vivir de dieta – No existe nada más impertinente en el mundo de que convivir con alguien que no come nada. O que mira todas las calorías en las etiquetas de los alimentos. Comer hace parte de tener una vida social. Usted sale para cenar con los amigos, tomar unos drinks y comer unas bobadas, tomar un helado…

Claro que usted no necesita comer hasta explotar, pero eso de vivir de dieta torna todo menos divertido. Y otra, los hombres no gustan de mujer flaca demás, quien realmente curte eso, son los estilistas.

Pensar que es él quien tiene que pagar sus cuentas – Vamos dejar las cosas bien claras: se él paga una cena, es porque quiso ser gentil. Eso no quiere decir que él tenga obligación de pagar por todo de ahí en delante. Nadie, además de usted misma, tiene que pagar nada para usted. Si mismo así usted piensa que él tiene esa obligación, no reclame cuando sea llamada de interesada… y algo más.

Crear problemas que sólo existen en su cabeza – Cuando las mujeres fueron creadas, una dosis extra de imaginación fue dada de regalo. Basta con él decir que no puede encontrarse con usted esa noche, que millares de enredos dignos de novela de TV son inventados: él tiene otra; él tiene dos otras; está cansado de usted, él ya se cansó de enamorar; él no quiere más nada con usted. ¿Pero sabe cuál es la verdad? Está cansado y quiere dormir temprano. ¿Hay como no enloquecer con todas esas bobadas?

Ser dependiente – Una de las cosas que hizo que se apasionara por usted, fue su independencia. Usted nunca precisó de nadie para hacer sus cosas, ir al cine, a la balada o a cenar en aquel restaurante nuevo. El problema es que después de comenzar a enamorar usted no consigue más dar ni un paso sola. Pide para que él la busque en el trabajo, en la estación del subte, que la acompañe hasta el salón de belleza, etc.

Espacio es importante para la relación y sentir añoranza hace bien. Como un sujeto puede tener ganas de estar a su lado si eso se tornó una obligación?

Esperar que él tome la iniciativa para todo – Nada deja un hombre más interesado de que una mujer que sabe lo que quiere. Usted tiene que seducir, que dejar claro lo que quiere. Una manito discreta pasada por la nuca de él no dice eso, usted tiene que pegar lo que desea. Es simple así.

No espere que él la bese, béselo. No espere que él tire su ropa, tíresela usted a él. No espere que él diga que quiere verla, hágalo antes. Nada de todo eso va hacer parecer que usted es fácil, desde que ustedes estén en sintonía. Hombres gustan de mujeres que saben lo que quieren y quien quiere no espera que nada le caiga del cielo… ¿Qué tal probar?

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: