La Mujer de 50 es más Sentimental


Sé que muchos leyentes no concuerdan con los resultados que ciertas investigaciones científicas apuntan. Pues entonces no iré en su contra, ya que muchas de sus derivaciones son zonceras puras. En todo caso, revelo que ahora tenemos que un estudio de la Universidad de Michigan, que nos sugiere que las mujeres cincuentonas son las personas más empáticas y compasivas… Aunque mi vecino me diga que eso debe ser antes de la menopausia, claro.

Pues bien, el nuevo estudio, realizado sobre más de 75.000 adultos, concluye que las mujeres en ese grupo de edad son más empáticas que los hombres de la misma edad y que las personas más jóvenes o mayores que ellas… ¡Que piadosas!

“En términos generales, -dijo Sara Konrath-, los adultos maduros tuvieron niveles más altos en los dos aspectos de la empatía que medimos”. Ella es profesora investigadora asistente en el Instituto de Investigación Social (ISR, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Michigan, y coautora de un artículo sobre la edad y la empatía que se publicará dentro de poco en la revista “Journals of Gerontology: Psychological and Social Sciences”.

“Estos adultos informaron que eran más propensos a reaccionar emocionalmente ante las experiencias de otras personas, y que también tenían una mejor disposición a comprender cómo se ven las cosas desde la perspectiva de otros”… Principalmente porque no les pisaron los cayos, sino, me gustaría verlas.

Konrath y sus colegas Ed O’Brien y Linda Hagen, de la UM, y Daniel Grühn, de la Universidad estatal de North Carolina, -toda una pléyade de académicos-, analizaron los datos sobre empatía de tres grandes muestras separadas de adultos estadounidenses, dos de las cuales fueron tomadas de la Encuesta Social General que es representativa de la población nacional… Pero si hubiesen analizado las de mi pueblo, quién sabe se horrorizaban con los resultados.

En todo caso, los cofrades del estudio encontraron allí pruebas coherentes de un patrón de “U” invertida en la empatía a lo largo de la vida adulta, en el cual los más jóvenes y los adultos mayores dan cuenta de menor empatía, mientras que los adultos de edad media informan de más empatía.

Según O’Brien, estudiante de doctorado en psicología social, este patrón puede deberse a que los mayores niveles de “destrezas cognitivas y la experiencia” mejoran el funcionamiento emocional durante la primera parte de la etapa de vida adulta, en tanto que el área cognitiva disminuye el funcionamiento emocional en la segunda etapa… Pero al enterarse, mi vecino es de la opinión que eso se debe a la mísera jubilación que reciben los viejos cuando se retiran.

En todo caso, O’Brien avisó que se necesita más investigación a fin de comprender si este patrón es, realmente, resultado de la edad del individuo, o si es un efecto generacional que refleja la socialización de los adultos que ahora se encuentra al final de la edad mediana… Antes de jubilarse, claro.

“Las personas nacidas en la década de 1950 y 1960 -que son las personas de edad mediana en nuestras muestras- se criaron durante movimientos sociales históricos, desde la lucha por los derechos civiles a las varias contraculturas opuestas a la guerra”, explicaron los autores… “Bien puede ser que los adultos que ahora están en la edad mediana, den cuenta de una empatía mayor que los otros contingentes -los que son más jóvenes y los que son más viejos- porque crecieron durante períodos de importantes cambios sociales que enfatizaron los sentimientos y las perspectivas de otros grupos”… Aunque nosotros sabemos que muchos no consiguieron nada cuando defendieron sus ideologías.

Pues bien, ahora O’Brien y Konrath planifican la conducción de una investigación adicional sobre la empatía, con la intención de explorar si se puede dar instrucción a las personas para que muestren más empatía usando, por ejemplo, los nuevos medios electrónicos… Pero pienso que si la realizasen con los jubilados y analizasen lo que les pagan por mes, ellos se sorprenderían.

“Dado el papel fundamental de la empatía en la vida social cotidiana y su relación con muchas actividades sociales importantes, como el trabajo voluntario y las donaciones a obras de beneficencia, es importante entender tanto como podamos acerca de cuáles son los factores que aumentan y que disminuyen la respuesta empática”, dijo Konrath.

Circunstancialmente, al leer lo aquí dicho, algunos se tomaron el trabajo de avisarme que tal exposición contiene parágrafos confusos en los cuales la realidad y lo apócrifo se confunden con mucha frecuencia. Empero, cauteloso y trémulo de pavor, les prometí que de hoy en adelante buscaré asumir una actitud corajosa para esquivarme mañana de la magia de tergiversar sabidurías egiptológicas.

Aun así, insisto en preguntar: ¿Será verdad lo que ellos apuntan?… En todo caso, la mejor respuesta usted la tiene en su propia casa, mi amigo.

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Anuncios

Vivir en Pareja Reduce Algunos Riesgos


El acto a veces insensato de estar casado, siempre que se conviva con el cónyuge (o vivir en pareja), es un factor que reduce el riesgo de sufrir -entre otras cosas-, infartos de miocardio en hombres y mujeres de todas las edades. Pues según un estudio realizado en Finlandia y que ha sido publicado en la “Revista Europea de Cardiología Preventiva”, el estado civil también influye a la hora de superar un ataque al corazón… Pero no soluciona el desmayo de aquel artilugio.

Pues bien, de acuerdo con este estudio que analizó los datos de ciudadanos mayores de 35 años de cuatro regiones finlandesas entre 1993 y 2002, el hecho de vivir en pareja está asociado con “un pronóstico considerablemente mejor en eventos cardíacos agudos”, sobre todo en matrimonios de mediana edad.

Para realizar tan tumefacta investigación, el equipo dirigido por la doctora Aino Lammintausta, del Hospital Universitario de Turku (Finlandia), cruzó los datos de nada menos que 15.330 personas que sufrieron un síndrome coronario agudo durante ese tiempo en las zonas estudiadas, con la base de datos poblacional.

De todos los infartos registrados, poco más de la mitad (7.703 casos) provocó el fallecimiento de los enfermos en los 28 días posteriores al ataque.

Pero según los resultados de dicho estudio, los hombres solteros, divorciados o viudos, sufrieron entre un 58 y un 66 por ciento más infartos que las personas casadas de todas las edades, mientras que entre las mujeres no casadas la cifra fue entre un 60 y un 65 por ciento más elevada… Sin embargo, mi vecino insiste en decir que tan alto número se debe a otros motivos, y a la falta de aquello… ¡Que insano!

Empero, las diferencias son aún mayores si se compara el porcentaje de defunciones en los 28 días posteriores al infarto entre personas casadas y no casadas, lo cual indica que el estado civil estaría asociado también a las probabilidades de superar un ataque al corazón. Entre tanto, la tasa de mortalidad fue entre un 60 y un 168 por ciento más alta en los hombres solteros que en el grupo de personas casadas de ambos sexos, y aún mayores -entre el 71 y el 175 por ciento- en las mujeres no casadas… Debe ser por la falta de ejercicio en la horizontal.

No obstante, quedó demostrado que la tasa de mortalidad anual por infarto de miocardio entre los hombres casados de entre 65 y 74 años, fue de 866 por cada 100.000 habitantes, mientras que la de varones no casados de la misma edad se duplicó hasta los 1.792 individuos… Lo que demuestra, aunque muchos no lo crean, que los viejitos están en alta… estima, claro.

En la franja de edad anterior -entre los 35 y los 64 años-, los infartos causaron la muerte del 26 por ciento de los hombres casados, del 42 por ciento de los varones divorciados y del 51 por ciento de los solteros. Entre las mujeres, las cifras correspondientes fueron del 20, del 32 y del 43 por ciento, respectivamente.

Los escatológicos autores del estudio apuntan varias posibilidades a la hora de explicar mejor por qué las personas solteras son más susceptibles de sufrir infartos y su tasa de mortalidad es mayor, aunque aclaran que sería necesario investigar las causas en mayor profundidad.

“Las diferencias en el pronóstico no pueden ser explicadas totalmente por las diferencias en el tiempo que se tarda en buscar asistencia médica o en el acceso a la trombólisis o la revascularización”, sostienen estos letrados.

En su opinión, concurren además motivos socio-demográficos, y apuntan a la posibilidad de que las personas casadas tengan mejores hábitos de salud y disfruten de un mayor nivel de apoyo social que los solteros, lo cual influiría positivamente en su estado de salud general.

“Tampoco podemos excluir la posibilidad de que las personas con un mal estado de salud puedan ser más propensas a permanecer solteras o a divorciarse”, afirman los investigadores… ¡Nunca se sabe! Mejor solo que mal acompañado.

Pero a la hora de explicar por qué las personas que viven en pareja tienen más probabilidades de sobrevivir a un ataque cardíaco que quienes viven solos, los autores señalan una razón obvia: en general reciben asistencia médica más temprano porque tienen quien avise a los servicios de emergencias… ¡Fabuloso concepto!

“Se puede suponer que la reanimación o la llamada a una ambulancia se produjo más rápido y con mayor frecuencia entre quienes están casados o conviven con sus parejas”, dicen los autores.

En fin, dentro de esa línea alegórico-escatológica seguida por tan nobles doctos, es de imaginarse que algo más sublime puédenos suceder algún día. Por tanto, no nos importemos con esa vil realidad de valores dudosos, sobre todo en este instante supremo, cuando algunos ilustrados sólo abren la boca para pronunciar atavismos reverbativos. Al final de cuentas, como ya fuera previsto por el estoico filósofo Stertínius: “Fuera del estoicismo no hay sabiduría y todos son chiflados, excepto nosotros”… ¿No es impertérrito?

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Tareas Hogareñas Acaban con el Deseo Sexual


Como si fuese una meticulosa gallina famélica, hoy voy directo al grano, mi estimado leyente, pues resulta que cuanto más tiempo un hombre casado dedica tiempo y se consagra (in)voluntariamente a ayudar en las tareas del hogar, como eso de cocinar, sacar el polvo, lavar los platos, etc., menos relaciones sexuales él tendrá con su esposa… O con quien se le antoje.

Pero mismo que usted lo repute, se lo afirmo en base a lo que señala un estudio que fue divulgado en el número de febrero de la “Revista Estadounidense de Sociología”. En todo caso, vale mencionar que esta investigación concluye de forma totalmente opuesta de lo que fue dicho en un otro trabajo publicado recientemente.

Y ya que nos referimos a él, menciono que el no menos flamante estudio realizado por la universidad de “Riverside”, en California, había concluido que los hombres que comparten las tareas del hogar mejoran la armonía en la pareja y, por ende, estos podrían llegar tener una vida sexual más satisfactoria. Como ve, mi amigo, su conclusión es exactamente todo lo opuesto a lo que anuncia la otra investigación sociológica que se dio a conocer esta semana.

Pues bien, lo que tenemos aquí, es que cuanto más tiempo un hombre casado -y dominado- se dedica a las tareas del hogar, como cocinar, lavar ropa, quitar el polvo de los armarios, planchar, etc., menos relaciones sexuales tendrá con su amadísima esposa, según lo afirma este último trabajo.

Empero, para que ahora usted no se me quiera poner haragán y se le antoje pasar el tiempo tirado encima del sofá al igual que gato de almacenero, le aviso que lo contrario sucede cuando el marido se dedica al jardín, a su automóvil o a limpiar la cucha del perro, que son las conclusiones a las que llegó este informe, donde se busca destacar “la importancia de los papeles tradicionalmente otorgados a cada uno de los sexos” y su influencia en la frecuencia de las relaciones sexuales en un matrimonio heterosexual… Aunque al esclerosado de mi vecino se le antoje decir que eso depende de muchas otras cosas.

“Resulta que existe una suerte de escenario sexual bien definido para cada género, en el cual manejarse según el género es importante para el desarrollo del deseo sexual”, afirma el escenógrafo Sabino Kornrich, investigador del Instituto Juan March, de Madrid, que perdió tiempo y dinero realizando el estudio junto a las sociólogas de la Universidad de Washington Julie Brines y Katrina Leupp… Si bien que a las malas lenguas se les ha antojado afirmar que, el problema de apetencia de este madrileño en lo erótico-sexual, tenga otros motivos no esclarecidos en el estudio.

Pero profundizándonos más analíticamente en las conclusiones escenográficas de dicho estudio, que se basa en las respuestas de nada menos que 7.002 encuestados, su resultado no debe llevar a los hombres a dejarse estar en el hogar, pues uno bien sabe que: “Rechazar nuestra dócil y obediente participación en las tareas hogareñas, -sin necesidad de tener que realizar encuesta alguna- desdichadamente y de antemano sabemos que ello ira provocar tremendos conflictos en la pareja y la insatisfacción de nuestras esposas”… ¿Después, quién las aguanta?

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

El Manuscrito del “Maligno”


El tema en cuestión es más que polémico, pero eso no quiere decir que uno no deba disertar y platicar sobre lo que algunos incautos prelados -al igual que muchos políticos- insisten en no querer ver.

En la semana pasada, el Vaticano ha iniciado una verdadera contraofensiva para rebatir “informaciones falsas”, “boatos” y “calumnias” que han sido publicadas por la prensa “marrón” -un sugestivo color- sobre una trama de corrupción, tráfico de influencias y sexo que vienen ocurriendo en la Curia Romana, lo que según ellos, sería una manobra para “condicionar” el Conclave que elegirá al nuevo Papa.

“Si en un pasado reciente eran las llamadas potencias, o sea los Estados, los que querían condicionar la elección del Papa, hoy se trata de envolver a la opinión pública”, lamenta la Secretaria de Estado pontificio en un comunicado poco común… Lo que parece muy lógico, ya que es esa misma “opinión pública” la que va a misa.

“…A través de los siglos, los cardenales tuvieron que enfrentar múltiples presiones en la hora de elegir un nuevo pontífice por parte de diferentes poderes, enfrentando lógicas de tipo político y mundano”, completa la nota de la institución vaticana presidida por lo cardenal Tarcisio Bertone.

Según ello, actualmente, “se intenta alterar la opinión pública por medio de argumentos y evaluaciones que no perciben el sentimiento espiritual que la Iglesia está viviendo”, completa la nota.

“Es deplorable que al aproximarse el inicio del Conclave (…) se multiplique la divulgación de noticias no verificadas ni verificables, e inclusive falsas, que causan graves daños a personas e instituciones”, resalta el comunicado… Quien sabe, atacados de repente por una conveniente crisis de amnesia y ceguera sobre todo lo que ha salido de la paredes de diversos bautisterios a la luz del sol.

Pocas horas antes, el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, había rebatido “la desinformación e, inclusive, las calumnias”, sobre posibles intrigas en la cúpula de la Santa Sé y la existencia del llamado “lobby gay”, denunciado por el periódico “La Repubblica”, una de las publicaciones de mayor tiraje en Italia.

“Hay quienes intentan aprovecharse del movimiento de sorpresa y desorientación, ocurrida luego después del anuncio de que el Papa Benedicto XVI abandonara su cargo, para sembrar la confusión e desprestigiar la Iglesia”, declaró Federico Lombardi, en un editorial divulgado por la Radio Vaticano.

“Aquellos que apenas piensan en dinero, sexo y poder, y están acostumbrados a ver las diversas realidades utilizando estos criterios, no son capaces de ver otra cosa, ni siquiera en la Iglesia, porque su mirada no sabe dirigirse para cima o descender con profundidad en las motivaciones espirituales de la existencia”, completó el prelado con tono indignado… Que se ha olvidado de los procesos judiciales que algunos curas respondieron y aún están respondiendo.

Las denuncias, publicadas por el diario La Repubblica y por la revista Panorama, dos importantes publicaciones de aquél país, afirman que el Papa decidió abandonar su puesto después de recibir un códice secreto con más de 300 páginas, que habría sido elaborado por tres cardenales veteranos y considerados inatacables.

En el documento son descriptas las luchas internas por el poder y el dinero, así como el sistema de utilización de “chantajes y coacciones” internas por cuenta del homosexualismo. ¡Noooo! ¿Será?

Pues bien, la contraofensiva del Vaticano coincide con la conclusión por parte del Papa Benedicto XVI de la semana de retiro espiritual iniciado en 17 de febrero.

Para un grupo de cardenales, el Papa prometió “la proximidad espiritual” después de la formalización de su renuncia, el día 28 de febrero.

Utilizando términos muy religiosos, el pontífice se manifestó sobre “el maligno” e hizo una advertencia sobre los “males de este mundo, el sufrimiento y la corrupción”.

La salida del Papa ha generado reacciones en todo el mundo, particularmente en Italia, donde ahora comienzan a llegar los cardenales de todos los continentes y que participarán en marzo de la elección del nuevo pontífice.

Según “La Repubblica y Panorama”, el manuscrito fue entregue para el Papa en diciembre y había sido encomendado por el jefe de la Iglesia Católica después de la explosión del famoso escándalo “Vatileaks”, la fuga de cartas y documentos confidenciales del pontífice.

Sé que una pléyade ya debe estar sacando sus propias conclusiones. En todo caso, es bueno recordar lo que el escritor español Manuel Vicen dijo un día: “El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla”… Aunque según un dramaturgo compatriota de Vicen, Jacinto Benavente, haya insistido en decirnos que: “La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande”… Pero qué le vamos hacer, si a los nuncios de Roma no les sobra tiempo para leer epítetos… ¡Una pena!

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Helado con Sexo y Placer


Ya se fue aquel tiempo en que millones de hombres y mujeres se sentaban por la mañana a tomar café con leche, y leer en el diario la lista publicada de los que se habían muerto. Un ritual por si encontraban algún conocido y, quién sabe, poder llegar a tiempo al velatorio.

Eran noticias de la muerte, de un destino marcado y por cumplir, día, hora, el nombre por entero de alguien que tal vez conocían. Luego venían los comentarios: fue de cólico hepático; quizás había ido al médico y dejara de beber; tal vez había dejado de lado lo de la consulta y empezara a beber el doble, para poder morir antes.

Eso era algo así como mirarse en el espejo, superficie dos veces engañadora porque éste reproduce un espacio profundo y a la vez lo niega mostrándolo como una mera proyección donde verdaderamente nada acontece, sólo el fantasma exterior y mudo de las personas y las cosas.

Sin embargo todo ha mudado, y ahora pasamos a darle más atención a los últimos descubrimientos de la ciencia, razón por querer mantener las apariencias y estar más protegidos de ese negocio de estar o del haber estado en este mundo.

Por lo tanto y como eso es lo que realmente interesa a la pléyade de leyentes, les diré que un reciente estudio llevado a cabo en el “Centro Médico de la Universidad de Maryland” (EE.UU) por la coagulada doctora Jane Jakubczak, quedó demostrado que una porción de helado es capaz de mejorar nuestro humor.

Ya sé, usted estará preguntándose: ¿Cómo? Pero le recalco que eso se debe gracias al contenido de triptófano, un aminoácido que puede reducir la agresividad de los bípedes. Además, la cristalizada doctora informa que el heladito aumenta la producción de serotonina -aquella hormona responsable del humor y del placer-, ayudando a combatir el estrés y mejorando -entre otras cosas- la calidad del sueño por la noche.

Por otro lado, ya que el asunto de esta doctora era medio frío, una segunda investigación realizada en Inglaterra por los neurocientíficos del Instituto de “Psiquiatría de Londres” (lugar donde ellos guardan a los chiflados), también reveló que comer helado activa la misma zona de placer en el cerebro, que es donde se encuentra el deseo de ganar dinero o de escuchar nuestra música favorita.

Para conseguir las pruebas comprobatorias, los neurocientíficos juntaron a un grupo de pacientes que disfrutaron de un rico helado de vainilla mientras se le hacían resonancias magnéticas… ¿Resultado? En todos ellos encontraron un efecto inmediato en las partes del cerebro que se activan cuando las personas se divierten, como la corteza orbitofrontal.

En todo caso, todos sabemos qué de nada sirve un helado cuando un disgusto, por pasajero que sea, una jaqueca, incluso de las más soportables, transforman inmediatamente el curso de los astros, perturban la regularidad las mareas, retrasan el nacimiento de la luna, y, sobre todo, desajustan las corrientes del aire, el sube y baja de las nubes…

Empero, hay también quien diga que la naturaleza se muestra indiferente a los dolores y preocupaciones de los hombres, pero a estos incautos les digo que esta no sabe ni de hombres ni de naturaleza, pues cuando nos falta un peso para comprarnos el placentero heladito, el viento se levanta, se abre el cielo en cataratas, y eso no es más que la naturaleza complaciéndose del afligido… ¡Impresionante!

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Perfume de Mujer, no es una Película


Digo tal liturgia, porque conforme lo publicó la revista “Proceedings of the Royal Society B”, científicos alemanes acaban de desarrollar un perfume para ayudar a buscar pareja y cuyo aroma se corresponde al olor corporal individual, Pues según el director del Instituto Max Planck de Inmunología y Epigenética en Friburgo y jefe del estudio, Thomas Boehm, el olor corporal desempeña un papel decisivo en la elección de pareja… ¡Elemental descubrimiento!

En dicho estudio participaron, además de los científicos del Instituto de Inmunología y Epigenética en Friburgo, los expertos del Instituto Max Planck de Evolución Biológica en Plön, la Clínica de Otorrinolaringología de la Universidad de Dresde y la Universidad de Gotemburgo (Suecia).

El lector puede pensar que son muchos a meter la mano en el asunto, y eso le huele mal, pero resulta que la fragancia sintética en la que los científicos han trabajado durante diez años, resalta precisamente el olor corporal de una persona… No sé si antes o después de bañarse.

Empero, uno de estos expertos odoríficos señaló en declaraciones dadas a la prensa alemana, que: “El estudio se mueve en los límites entre la inmunología y el comportamiento”. Aunque según el Dr. Boehm, los animales indican a través de su olor corporal los genes inmunológicos que portan… Pienso que eso también ocurre cuando orinan.

“Del olor de las potenciales parejas se desprende si son el complemento óptimo a los propios genes inmunológicos. Los descendientes son así resistentes a un amplio espectro de gérmenes patógenos”, explicó este aromático científico.

Sin embargo, se sabía que este hecho ha sido demostrado ya hace décadas en animales, pero la constatación de que esto ocurre también en los humanos, ahora se constituye en la más hedienta novedad.

Parece que los genes inmunológicos y el olor ligado a ellos, es diferente en cada individuo y la elección de pareja a través de la fragancia es un acto inconsciente, subrayó el ecuménico doctor en olores ajenos… Salvo que esté resfriado, obvio.

“Aunque en las personas existen, a nivel general, varios cientos de tipos diferentes de los llamados genes inmunológicos HLA (antígenos leucocitarios humanos), cada individuo posee únicamente unas pocas variantes, y éstas son las que determinan el típico olor corporal”, precisó el científico Manfred Milinski, a lo que cabe agregar, principalmente, aquellos que se encuentran en las partes pudientes y abajo de los brazos.

Por lo tanto, los expertos en tufos decodificaron estos olores, lo que les ha permitido ahora crearlos artificialmente… Así como el perfume francés.

Para festejar su descubrimiento, al final del estudio, los científicos ofrecieron a alrededor de 30 estudiantes universitarias diferentes perfumes, de los cuales las participantes eligieron aquel que se corresponde a su propio olor corporal, generalmente percibido como positivo y agradable, según los resultados de la investigación… Otras, no en tanto, no se lo consiguen sacar ni con jabón de olor.

“Estas conclusiones abren la posibilidad de crear nuevos tipo de fragancia que indiquen a las potenciales parejas, al resaltar el olor corporal, la composición de los genes inmunológicos HLA de la persona que lo usa”, indicó Milinski.

En este sentido, subrayó que “los perfumes con una eficacia biológica absoluta pueden ser producidos sintéticamente sin tener que recurrir a productos animales”.

La fragancia para la búsqueda de pareja está, en principio, lista para salir al mercado, aunque por el momento no existen planes concretos para una fabricación en serie, puntualizó el doctor… Claro, hay que ver primero cual es el que se venderá más, si de mico, si de asno, si de mono, que se yo… ¡Si su nariz funciona bien, mi amigo, entonces elíjalo usted!

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Cosa que Dejan a un Hombre Loco


Después de enterarme se aquella lista de “Diez cosas estúpidas que los hombres hacen para impresionar mujeres”, me quedé pensando que las mujeres también hacen cosas que dejan cualquier hombre —y otras mujeres— con ganas de meter la cabeza en un agujero del piso, al mejor estilo avestruz.

Diferente del hombre, que lo que quiere es impresionar, la mujer busca mostrar cómo es tierna, cordial, cariñosa con su pareja, mientras acredita ser importante hacer que la relación se mantenga en un mundo encantado.

Humanitario y carismático que soy de nacimiento, mi magnánimo leyente, resolví entonces enumerar las diez cosas que ellas hacen y que terminan por dejar a cualquiera con la impresión de que está viviendo un pesadilla o una maldita comedia sin fin.

Hablar con voz de perro – Es ahí que usted se pregunta, que rayos es “voz de perro”. Y le explico: ¿sabe aquella voz que las mujeres —y algunos hombres— insisten en hacer para jugar con perros y niños? ¿Haciendo parecer que volvieron a tener tres años de edad? Pues es eso. Alguna persona resolvió salir por ahí diciendo que eso era tierno y dio en lo que dio… “¿Amozin, ti ti qué pá comê agola di noiti? ¿Qué una piticiña, mi bebeziño fofiño?” No me diga que eso es algo que deja a cualquier hombre feliz.

Asistir solamente filmes agua con azúcar – No se pasan dos minutos de la película y todo el mundo ya está llorando. Es aquel número sin fin de suspiros, gemidos y sollozos en el cine. Y él sin saber lo que hacer. Hombres no saben tratar con lloro —puede ser mentira de que hombres no lloran-, pero el hecho es que nadie les enseñó que cuando una mujer llora viendo un filme, él debe quedarse… quieto.

Lo duro es cuando ellas quieren asistir apenas a filmes de ese tipo y las explosiones y tiros nunca entran en el guion. Entonces, ¿quiere que su pareja se quede traumatizada y no quiera nunca más pisar en un cine? ¿No? Entonces ya está en la hora de variar un poco.

Surtar hablando con las amigas al teléfono – “¿Miiiiiiiiiiiiii Diosssssssss, vistes lo que aquella maldita dijo?”, y después de decirlo, siguen minutos sin fin de carcajada estridente. ¿Quién aguanta? No importa el asunto sobre el cual usted esté conversando con su amiga y lo cuan divertido pueda ser, pero respete a quien está a su alrededor. Ya sea su novio, un pretendiente, su tía, o el cobrador del ómnibus… Nadie quiere saber de tantos detalles. Ni que hablar de: “él dijo”, “ y ahí yo dije”, “de ahí él me dijo”… Parece que nunca irá tener fin.

Cobrar – ¿Existe cosa más pelma que alguien diciéndole el tiempo entero como usted debe hacer, se comportar, hablar, comer, dirigir y todo lo demás? Pues es algo horrible y recuerda a las épocas en que su madre resolvía todo de esa manera. A veces las mujeres ni se dan cuenta, pero hacen exactamente la misma cosa. Y ahí surgen las cobranzas: de que llame, que de un regalo sorpresa, que diga lo que siente, que sea romántico en público, etc. ¿Qué tal curtir al hombre que usted ya tiene en vez de crear otro?

Contar intimidades por ahí – Dicen que el hombre adora contar ventajas, pero quien cuenta cada detalle de lo que roló con el novio para las amigas, son ellas. Ellas piensan que la intimidad que tienen con sus amigas les permite todo eso, pero ¿ya imaginó como su novio se siente al mirar a la cara da su amiga que sabe que a él le gusta que usted haga aquellas cosas?

Vivir de dieta – No existe nada más impertinente en el mundo de que convivir con alguien que no come nada. O que mira todas las calorías en las etiquetas de los alimentos. Comer hace parte de tener una vida social. Usted sale para cenar con los amigos, tomar unos drinks y comer unas bobadas, tomar un helado…

Claro que usted no necesita comer hasta explotar, pero eso de vivir de dieta torna todo menos divertido. Y otra, los hombres no gustan de mujer flaca demás, quien realmente curte eso, son los estilistas.

Pensar que es él quien tiene que pagar sus cuentas – Vamos dejar las cosas bien claras: se él paga una cena, es porque quiso ser gentil. Eso no quiere decir que él tenga obligación de pagar por todo de ahí en delante. Nadie, además de usted misma, tiene que pagar nada para usted. Si mismo así usted piensa que él tiene esa obligación, no reclame cuando sea llamada de interesada… y algo más.

Crear problemas que sólo existen en su cabeza – Cuando las mujeres fueron creadas, una dosis extra de imaginación fue dada de regalo. Basta con él decir que no puede encontrarse con usted esa noche, que millares de enredos dignos de novela de TV son inventados: él tiene otra; él tiene dos otras; está cansado de usted, él ya se cansó de enamorar; él no quiere más nada con usted. ¿Pero sabe cuál es la verdad? Está cansado y quiere dormir temprano. ¿Hay como no enloquecer con todas esas bobadas?

Ser dependiente – Una de las cosas que hizo que se apasionara por usted, fue su independencia. Usted nunca precisó de nadie para hacer sus cosas, ir al cine, a la balada o a cenar en aquel restaurante nuevo. El problema es que después de comenzar a enamorar usted no consigue más dar ni un paso sola. Pide para que él la busque en el trabajo, en la estación del subte, que la acompañe hasta el salón de belleza, etc.

Espacio es importante para la relación y sentir añoranza hace bien. Como un sujeto puede tener ganas de estar a su lado si eso se tornó una obligación?

Esperar que él tome la iniciativa para todo – Nada deja un hombre más interesado de que una mujer que sabe lo que quiere. Usted tiene que seducir, que dejar claro lo que quiere. Una manito discreta pasada por la nuca de él no dice eso, usted tiene que pegar lo que desea. Es simple así.

No espere que él la bese, béselo. No espere que él tire su ropa, tíresela usted a él. No espere que él diga que quiere verla, hágalo antes. Nada de todo eso va hacer parecer que usted es fácil, desde que ustedes estén en sintonía. Hombres gustan de mujeres que saben lo que quieren y quien quiere no espera que nada le caiga del cielo… ¿Qué tal probar?

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: