Estimule su Sexualidad de Manera Diferente


Se cuenta que a partir de cierto momento en la vida de un individuo bípede del sexo macho, varios lémures diferentes comienzan a florecer, y luego hacen parte de su rutina insidiosa. En el caso más específico, hay que reconocer que la “impotencia” es uno de esos fantasmas que viven a rondar la cabeza masculina. Podría decirse que es hasta peor que el de la calvicie. Y para huir de ese fantasmagórico problema, muchos de ellos eligen utilizar los estimulantes sexuales antes de tiempo. Una idea que parece genial, si no fuera por los riesgos que tal práctica conduce.

Es común muy a menudo escuchar a los hombres preguntar sobre esas pastillitas o remedios llamados de milagrosos. No en tanto, cuando se escuchan esas dudas, habría que responder que el riesgo no vale el resultado que se consigue. ¿Sabe por qué?

Porque la única cosa que el sujeto va a conseguir usando el tal remedio antes de tempo, serán dolores de cabeza y musculares, diarrea, alergias, visión dupla y, si tiene mucha mala suerte, puede hasta quedarse ciego o tener un ataque cardíaco. Y eso, mi amigo, es como querer darse un tiro en el pie… O en susodicho.

Hace unos días toqué en ese mismo punto, pero vale repetir que el “Centro de Referencia en Salud del Hombre”, en São Paulo, Brasil, acaba de divulgar una encuesta realizada con pacientes entre 20 e 35 años, en la cual apuntan que 1 en cada 5 hombres usa la tal pastillita azul —y sus derivaciones— de forma equivocada. ¿Y sabe cuál es el argumento que utilizan para justificarse? Mejorar la performance sexual en la horizontal.

Pero vale destacar de qué, peor que los efectos físicos que suelen ocurrir, serían los emocionales que le suceden… “Claro que los efectos colaterales son peligrosos, pero existe también el riesgo de la dependencia psicológica. El hombre pasa a supervalorar la droga y liga su propio desempeño sexual al uso del remedio. Esta actitud genera un elevado grado de ansiedad, y el paciente se queda con aquel miedo permanente de no alcanzar a tener más relaciones satisfactorias si no cuenta con la ayuda medicamentosa”, llega a explicar el médico jefe del servicio de urología de dicho hospital, Joaquim Claro.

Pero si a usted el balero todavía le funciona bien, es ahí que entra su propia ayuda. Por lo tanto, tenga en cuanta que ninguna fémina va querer tener a su lado a un tipo lleno de dolores y problemas, ¿correcto?

A veces es mejor mantener lo que de alguna manera está funcionando dentro de sus propias precariedades, y entonces procurar por la visita a un médico especialista para que le subsane esa incompetencia viril que usted sufre.

Pero también es aquí que la mujer debe entrar más que rápido en acción, -no en la horizontal-. Me refiero a que si ella percibe que su media naranja anda con ideas estrafalarias de querer utilizar el remedio, entonces debe darle un toque, conversar y mostrarle que existen otras maneras de tornar el sexo más interesante, sin necesidad de colocar a nadie en riesgo.

Una óptima opinión que ella puede dar, es la de convencerlo a que practique ejercicios físicos, lo que convengamos, también pueden realizar juntos. No olvidando que cuando una persona se ejercita, mejora su circulación sanguínea, el condicionamiento físico y, por supuesto, lo dejará todo animado con la endorfina, que después, es sólo aprovechar el resultado.

Además, tenga en cuenta que los estimulantes sexuales no funcionan en un piscar de ojos, entonces sería algo así como si estuviese comiendo un “tic-tac” y pensando que es remedio. El doctor Joaquim Claro explica: “La medicación no es instantánea y mucho menos mágica como acredita la mayoría de los pacientes. Hasta porque si el individuo ya es sano de por sí, su pene no se va a ponerse más rígido después del consumo de la pastillita. Por tanto, no irá a existir mudanza en su desempeño”.

Pero como ya decía mi abuela: “Sobre las circunstancias actuales, darse por hallado, puede poner todo a perder”… ¡Muy interesante!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: