Iniciativas que la Mujer Debe Tomar


La verdad, es que no me canso de observar como a una multitud encendida le gusta hablar por demás sobre sexo; pero resulta que ellos se olvidan de qué, para existir sexo, es necesaria la inclusión de más una persona, salvo qué lo que se pretenda, sea un soliloquio manual, claro. Y al pensar sobre esta ecuación, no haría el mínimo sentido para una mujer libre sexualmente, quedarse sentada esperando a que un día sea convidada para salir.

¡Tomar la iniciativa no es solamente cosa de hombres!, mi estimada lectora. Cada vez más, las mujeres dan el primero paso y llaman a la persona escogida para salir. Claro que la lectora estará pensando ¿como puedo hacer, para que de cierto? En todo caso, siempre es bueno tomar los propios ejemplos de la vida, y para ello, se aconseja no repetir lo mismo que los hombres hacen, como por ejemplo: pasarse del límite, inventar demás, o forzar la barra. Entonces, nada de repetir los mismos errores, y seguir paso a paso lo que algunos estudiosos del asunto recomiendan:

Prepare el terreno – Nada de querer investir en una pasión sin fundamentos, mi amiga. Conozca primero a la persona que usted cree que le gusta, conozca el terreno en que va tener que pisar y no se permita dar ningún paso en falso. Vale recordar que para apasionarse por alguien, primero se necesita saber quién es esa persona, o lo que induce a usted a querer comenzar un diálogo. Evite lloro y rabia, haga esto lo cuanto antes.

Busque puntos en común – Ahora que ya está conversando con la persona que la hace sentir mariposas en el estómago, es hora de encontrar lo que ambos tienen en común. ¿Qué es lo que más les gusta? ¿A qué lugares irían juntos? ¿Qué asuntos los dejan conversando por horas? ¿Cine, música, jugar de doctor y paciente?… que sé yo.

Pero recuerde que no vale pretender agradar a la otra persona pesquisando algo sobre lo qué a ella le interesa. ¡Sea usted misma y sólo invista su tiempo si realmente vale la pena!

Lenguaje corporal de verdad – De nada sirve que usted, a metros de distancia, quiera dar una miradita sensual para su albo. Lo máximo que al otro le va parecer, es que usted necesita procurar un oftalmólogo con urgencia.

Apueste en el toque, mi querida. Apoye la mano en el hombro. Resbale, bien de leve brazo con brazo, o hasta origine momentos para un encuentro casual, pero sin que ello parezca muy descarado, claro.

Piense en las posibilidades -Probablemente usted usa Facebook, o cualquier otra plataforma social, así como la mayor parte de las personas con las cuales convivimos. Entonces, use eso a su favor. De una vichadita en las cosas que la otra persona curte, descubra lo que ustedes pueden hacer juntos… ¿Es mejor tomar una cerveza? ¿Andar de bicicleta? ¿Ir juntos a un show imperdible? ¿Una exposición novedosa?

Una vez que ha barajado todas las posibilidades, elija un programa perfecto y aguarde por el mejor momento -normalmente son los jueves o los viernes— para realizar el convite.

Dígalo con todas las palabras – En la hora de hacer la invitación, usted no puede tener miedo de nada. Tenga convicción de lo que quiere, háblelo con todas las palabras y deje claro que esa invitación no se extiende a los amigos.

Como sugestión, puede ser: ¿Estaba pensando en salir a tomar una cerveza luego después del trabajo, tú no quieres hacerme compañía? Claro que usted puede trocar la cerveza por aquello que más combina con la ocasión, pero antes, sepa correctamente lo que quiere hacer, a donde quiere ir y cuales son los pasos siguientes… Por las dudas, pase antes en la farmacia y lleve un paquetito de condones de reserva.

Esté preparada para cualquier respuesta – Estar siempre preparada para lo que puede suceder al realizar el convite, es lo que permite que usted esté un paso al frente del resto de las personas. En este caso, por ejemplo, usted sólo tiene dos opciones de respuesta: si y no.

Pero si su galán, después de todo, le dice “no”, la única cosa que puede hacer es sonreír, y largarle en la cara un clásico: “mejor lo dejamos para otra hora” y seguir —siempre linda— su camino.

Implorar, hacer el mismo convite al día siguiente, o dejar que las lágrimas brotaren en sus ojos, no son muy buenas ideas, muchachita infeliz.

En ese caso, entiendo que lo mejor es que usted se vaya a su casa, piense en la respuesta que él le dio, y trace a seguir un nuevo plan, con los mismos pasos anteriores, y sólo así intente nuevamente. Pero si la respuesta le deja claro que él no quiere saber de nada con usted, entonces, ¡siga su camino sola!

Ahora, si le dice “si”, aproveche. Diviértase en el encuentro, muestre como usted es interesante, hable de las cosas que conoce y gusta, e no finja ser alguien que no es.

Al final, mi amiga, el plan no es comenzar con una mentira, ¿no?

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Amedar Consulting
    Nov 17, 2012 @ 08:59:36

    Definitely, what a splendid site and instructive posts, I definitely will bookmark your website.All the Best!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: