Una Nueva Fábula de La Fontaine


Cuando lo ilógico es la lógica, percibimos que el caos es el orden y el
amor pasa a ser una especie en extinción. Pero con excepciones a la regla, hay
héroes que, desde pequeños y de manera corajuda, han tenido que sortear los
turbulentos cambios históricos, políticos y sociales, sin enloquecer y sin
perder el equilibrio. Otros tantos, desde su tierna infancia tuvieron que
aprender a luchar contra las fuerzas oscuras de los que querían hacerlos
aparecer como simplistas, poco sutiles y esquemáticos.

Despreciado por previsible y “políticamente correcto”, burlado por intelectuales a la violeta y autoritarios inflamados de grandes ideales que necesitan masacres, guerras y ríos de sangre para alcanzarlos, el pobre sentido común ha llorado muchas veces sobre el regazo de su madre, la señora sensatez, sus fracasos y sus exilios en las épocas en que la humanidad se olvida de su esencia, y se convierte en un circo trágico y grotesco donde la vida no vale nada y la muerte es el pan nuestro de cada día.

Claro que nuestro personaje de hoy no tiene nada que ver con Superman,
El Hombre Araña, o Batman. No es un justiciero expeditivo a la John Wayne, no
tiene la musculatura de Conan, el bárbaro, ni la esquizofrenia del Increíble
Hulk. Tampoco les roba a los ricos como Robin Hood, ni a los pobres como lo
hacen tantos gobernantes cuya lista excedería con creces este blog.

No obstante, a modo de contrastar con lo
expuesto, Rob Sloan, un maratonista británico, como en un pase de mágica, pasó rápido
demás de la gloria a la humillación en cuestión de minutos y, por sobrados
motivos, quiso dejar registrada para la posteridad una fábula intitulada “La liebre, la tortuga y el bus”, como si
con su actitud buscase competir con las escritas por La Fontaine.

Claro que éste atleta sajón de 31 años, seguramente no pasará a la
historia del deporte en su país, al menos por sus logros competitivos. El
pasado fin de semana disputó sin gallardía el maratón de Kielder, una prueba de
42 kilómetros en la que terminó en tercer lugar.

Pues bien, resulta que tras obtener la medalla
de bronce en la carrera realizada en Kielder, Inglaterra, luego se descubrió
que, para lograr su puesto, el poco deportivo Rob tomó un ómnibus en mitad de
la prueba, para bajarse pocos metros antes de la meta y cruzarla no sin antes
exteriorizar una cara de esfuerzo.

Tras obtener su medalla, con su cansada cara de roble, declaró a la
prensa presente que la carrera fue demasiado ardua, y se congratuló del tiempo
realizado en la prueba, 2 horas 51 minutos, mejorando su marca anterior… ¿Nada
mal, no?

Sin embargo, los rumores sobre un timo comenzaron a circular
rápidamente, pues el testimonio de varias personas terminó por echar por tierra
la efímera gloria del corredor. Al llegar al kilómetro 32 de la carrera, el
atleta abordó un ómnibus destinado a trasladar al público y curiosos en
general, para poco después bajarse del mismo unos metros antes de la meta y
hacer el tramo final a toda prisa.

Varios testigos dijeron haberlo visto correr por entre los arbustos del
bosque lindero, e incluso, el chofer del vehículo afirmó que el corredor hizo
buena parte de la carrera sobre ruedas.

De más está decir que se le retiró la medalla, y las autoridades del
club “Sunderland Harriers”, cuyos
colores defendía Rob Sloan, se mostraron más que molestos y evalúan qué medidas
tomar…

Es bueno recordar que la reminiscencia es una de las mejores cosas que
tenemos pero, así como la energía atómica, es imprescindible usarla para saber
que las bajezas humanas no tienen épocas mejores ni peores y que la grandeza
del hombre aflora en todos los períodos históricos, por malos que parezcan…
Seguramente, esa grandeza es lo que hace el sueño de un futuro mejor…
¿Correcto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: